Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Consejo de Derechos Humanos: Suiza ve avances

La creación del Consejo, prioridad de la ONU en 2006.

(Keystone)

Suiza confía en que pronto se llegue a un acuerdo para la creación del Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

Este miércoles se iniciaron en Nueva York las negociaciones sobre la composición de este órgano, que remplazará a la desacreditada Comisión de los Derechos Humanos.

El secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, anunció en diciembre pasado que la creación de "un Consejo de los Derechos Humanos efectivo e imparcial" es una prioridad para el 2006.

Éste reemplazaría a la Comisión de los Derechos Humanos, conformada por 53 miembros y fuertemente criticada por su falta de credibilidad y eficacia.

En los últimos años ha estado constituida por países, como Libia, Zimbabue y Cuba, que poco han destacado en el respeto de los derechos humanos.

Las discusiones sobre la creación de un nuevo órgano se iniciaron a principios del año pasado y la ONU espera alcanzar una resolución final en marzo próximo, cuando la Comisión de los Derechos Humanos celebre su sesión anual de seis semanas en Ginebra.

Los miembros de la ONU aún no han podido ponerse de acuerdo sobre la dimensión del nuevo organismo, ni sobre cómo serán elegidos sus miembros. Tampoco se ha definido con qué regularidad deben reunirse.

"Estamos convencidos de que el proyecto será respaldado por muchos países, lo que permitirá un desempeño eficaz en materia de derechos humanos en el futuro", explica a swissinfo el embajador suizo ante Naciones Unidas en Nueva York, Peter Maurer.

"Aunque aún no tenemos una solución, creo que se está reforzando cada vez más la opinión de que es necesaria una nueva forma de abordar los derechos humanos y una nueva organización en su defensa."

Equilibrio en su constitución

La semana pasada, los estadounidenses sugirieron que los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU - Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, China y Rusia-, deberían ser también los miembros permanentes del futuro Consejo de los Derechos Humanos.

En respuesta a esta propuesta, Suiza dejó claro que la membresía permanente en el Consejo de Seguridad no es un criterio para integrar al Consejo de los Derechos Humanos. En cambio, indicó que sus miembros deben ser elegidos por la Asamblea General de Naciones Unidas para garantizar una mejor repartición de los asientos del Consejo entre las regiones del mundo.

Peter Maurer subraya la importancia de que el nuevo organismo sea lo más representativo posible y que no se reduzca a un club elitista de "chicos buenos". Sin embargo, acentúa que los peores defensores de los derechos humanos serían excluidos.

"Lo más importante es que el Consejo no sólo se limite a hablar de derechos humanos durante seis semanas al año. Éste debe reunirse más regularmente y ser convocado sin retardo en casos urgentes de violación a los derechos humanos."

Análisis regulares

Además de reunirse con regularidad, el Consejo deberá poder realizar investigaciones sobre la situación de sus países miembros, una idea que parece tener apoyo.

Una de las críticas principales a la actual Comisión es que, justamente, no puede establecer sanciones en el momento de constatar algún abuso.

Maurer indica que más que una política de confrontación y condenas, Suiza busca sostener el diálogo y la cooperación con los países que violen los derechos humanos.

"Pero no podemos excluir que en situaciones donde el diálogo no sea suficiente, el Consejo debe tener la posibilidad de actuar y formular recomendaciones al resto del sistema de las Naciones Unidas... incluso sin el acuerdo del país concernido", comenta.

Peggy Hicks, de la organización 'Human Rights Watch', confía en que se creará un organismo más efectivo y sólido que el actual.

"El reto será poder constituirlo antes de marzo", dice a swissinfo. "Las diferencias se han reducido sustancialmente. Pero aún permanecen discrepancias básicas sin resolver."

Una de ellas es si los miembros de la actual Comisión deberán formar parte, casi de forma automática, del Consejo, algo que, a juicio de Hicks, le restaría credibilidad al nuevo órgano.

'Human Rights Watch' también espera que este Consejo se reúna más de las cuatro sesiones previstas en el proyecto inicial de su creación.

"La frecuencia de sus reuniones determinará la eficacia de su desempeño", concluye Hicks.

swissinfo, Adam Beaumont
(Traducido del inglés por Patricia Islas)

Datos clave

La Comisión de los Derechos Humanos se estableció en 1946 y es constituida por 53 países, que representan a grupos regionales.

Se reúne todos los años durante seis semanas en Ginebra para evaluar la situación de los derechos humanos en el mundo.

La propuesta del Consejo de los Derechos Humanos se basa en un modelo elaborado por el reconocido experto suizo Walter Kälin.

Fin del recuadro


Enlaces

×