Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Contra desertificación en América Central

COSUDE instrumenta acciones para la dotación de agua. (Foto: COSUDE)

Migración, hambre, miseria... saldo de ese empobrecimiento de la tierra que afecta a más de 250 millones de seres humanos.

El 30% del planeta sufre su embate y la desertificación amenaza a mil millones de ciudadanos de los países más pobres. Suiza lucha contra el flagelo en América Latina, África y Asia.

Congregados en torno a la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (UNCCD) 179 Estados signatarios intentan poner coto a ese fenómeno que amenaza los medios de subsistencia de casi una quinta parte de la población mundial.

Suiza ratificó la Convención en 1996 y sus esfuerzos en el rubro se llevan a cabo mediante la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) en el marco del mandato de utilización durable de los recursos naturales, uno de los cinco temas prioritarios de la solidaridad helvética.

La instrumentación de sus programas de apoyo a los países menos favorecidos se sustenta en una premisa fundamental: la voluntad de las poblaciones de mejorar sus condiciones de vida.

A partir de ahí, COSUDE estimula diversas formas de asociación con una serie de países en desarrollo, así como la creación de redes de colaboración.

En materia de lucha contra la desertificación, Berna apoya esfuerzos en varias partes del mundo:

Nicaragua, Honduras y El Salvador

La erosión de los suelos pudo reducirse en Nicaragua, Honduras y El Salvador, gracias a la toma de conciencia de agricultores e instituciones.

COSUDE estimuló el intercambio de conocimientos y de estrategias, aportó un apoyo metodológico y puso a disposición expertos que colaboraron con las partes involucradas para mejorar la conservación de los suelos y lograr una administración más racional del agua.

En América Central, 80% de la superficie está constituida por laderas sobre las cuales es cultivada la mayor parte de los alimentos de base (maíz y frijol).

La presión demográfica, la escasa productividad de los cultivos y la erosión de los suelos han llevado a los pequeños productores a extender las áreas de cultivo a superficies boscosas.

En los años 80, diversas ONG y asociaciones de campesinos decidieron luchar contra el agotamiento de los recursos naturales con un doble objetivo: mejorar la productividad y reducir la erosión del suelo.

Sus esfuerzos condujeron a la creación del Programa para la Agricultura Sostenible en Laderas de América Central (Pasolac) en el que COSUDE participa.

Las presiones demográficas en el Sahel

Sahel, región subsahariana del África del Oeste, es uno de los lugares más afectados por la degradación de los suelos. La presión demográfica, diversas grandes sequías, el talado de árboles para la construcción y las hogueras, la extensión de cultivos a terrenos de mala calidad, han contribuido al empobrecimiento de su suelo.

En la región de Tera, COSUDE instrumentó mecanismos de asociación para remediar ese estado de cosas.

Organizó un foro campesino del que surgieron propuestas de base para la creación de créditos y bancos de cereales y la adopción de medidas para la conservación y restauración de las aguas y los suelos y el desarrollo de los movimientos asociativos.

La penuria de agua en Siria

En las regiones secas del norte de Siria, la penuria de agua es una preocupación constante de los cultivadores cuyas cosechas de algodón o de cereales sufren las consecuencias de largos períodos de sequía.

De ahí que, en asociación con COSUDE, el Centro Internacional de Investigación Agrícola en las Regiones Secas (ICARDA), elaborara un proyecto para rehabilitar los antiguos sistemas de aprovisionamiento de agua con el apoyo de la sapiencia local.

India, un mejor día a día

El acceso a las fuentes de agua representa prácticamente todo el año una nueva esperanza para las poblaciones de la Meseta del Decán en el sur de la India.

La acción conjunta de COSUDE, de otras agencias para el desarrollo y de las autoridades locales, ha permitido mejorar el día a día de esas colectividades, caracterizado tradicionalmente por la pobreza, las enfermedades y la escasa producción agrícola.

Las sequías y las hambrunas causaron enormes perjuicios en esa región densamente poblada.

Durante las últimas décadas, los recursos naturales se agotaron considerablemente. La calidad del agua y la vegetación se degradaron como efecto de las escasas precipitaciones pluviales y de un empleo irracional de los recursos (bosques y agua) por una población cada vez más numerosa.

Desde mediados de los años 80, COSUDE se comprometió en programas de desarrollo sostenible en zonas semiáridas del norte del Estado de Karnataka.

Sus prioridades: el mejoramiento de la calidad de los suelos y la retención del agua en las superficies cultivadas, la reforestación, la reconstitución de la cobertura vegetal, el aumento del rendimiento agrícola, así como el uso de técnicas de cultivo que impidan el empobrecimiento y la erosión del suelo.

En África, un maíz resistente

En la mayor parte de los países de África Austral y Oriental, el maíz constituye lo esencial de la alimentación y es cultivado por pequeños productores en suelos arenosos, graníticos y exiguos en elementos nutritivos.

A la pobreza de los terrenos se añaden con frecuencia períodos de sequía, por lo que hay grandes fluctuaciones en las cosechas de un año al otro.

El Centro Internacional para el Mejoramiento del Maíz y el Trigo (CIMMYT) desarrolló en 1996 un programa para mejorar la calidad de los suelos a mediano plazo y hacer frente a condiciones extremas mediante el desarrollo de variedades de maíz resistentes a la sequía y a la escasa fertilidad de los suelos.

El brazo de ayuda del Gobierno de Suiza apoya esa estrategia que busca asimismo restablecer la seguridad alimenticia en Angola, Botswana, Malawi. Mozambique. Zimbabwe, Sudáfrica, Tanzania y Zambia.

Los vetustos sistemas de Asia Central

Las condiciones climáticas extremas hacen muy sensibles los ecosistemas en Asia Central.

Los problemas ambientales en esa región son numerosos: fuerte contaminación atmosférica, contaminación de las aguas, sistemas vetustos de distribución de agua con pérdidas de 30% del líquido para consumo, tierras sobreexplotadas que sufren luego los embates de la erosión eólica, mar de Aral amenazado por el agravamiento de la desertificación, empleo masivo de fertilizantes y pesticidas en la agricultura.

COSUDE participa en el financiamiento de las acciones de la Convención de Naciones Unidas para la Lucha contra Desertificación (UNCCD) en Kazajstán, Kirguizistán, Tayikistán, Turkmenistán, Uzbekistán, Armenia, Azerbaiyán, Georgia y Moldavia.

swissinfo, Marcela Águila

Contexto

Las actividades de COSUDE se desarrollan en las áreas de reforestación, mantenimiento de la productividad de los suelos, conservación del agua, lucha contra la erosión, aumento de la producción agrícola, protección de los vegetales y mejoramiento de las semillas.

Suiza ratificó la Convención de las Naciones Unidas contra la Desertificación en 1996 y sus esfuerzos en el rubro se llevan a cabo mediante la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE).

COSUDE apoya proyectos contra la desertificación en Nicaragua, Honduras, El Salvador, en el Sahel (región subsahariana), Siria, India, Angola, Botswana, Malawi. Mozambique, Zimbabwe, Sudáfrica, Tanzania y Zambia.

Apoya financieramente estrategias de la UNCCD en Kazajstán, Kirguizistán, Tayikistán, Turkmenistán, Uzbekistán, Armenia, Azerbaiyán, Georgia y Moldavia

Fin del recuadro

Datos clave

Desde el 2002 el Fondo Mundial para el Medio Ambiente integró el tema de la desertificación y le ha reservado 250 millones de dólares para los próximos cuatro años.

Suiza aporta 20 millones de francos por año.

A nivel bilateral, entre 1997 y el 2000 Suiza aportó 166 millones de francos al combate contra el empobrecimiento de los suelos.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×