Navigation

Cooperación solidaria con Brasil

Varias ONG suizas respaldan las campañas de los campesinos sin tierra. Keystone

Hay casi 50 millones de personas que viven con menos de un dólar por día en Brasil, cuya superficie es 210 veces mayor que la de Suiza.

Este contenido fue publicado el 17 julio 2003 - 11:03

Esta realidad ofrece un campo de acción ilimitado a las ONG helvéticas presentes en el país.

Enorme por sus dimensiones, exuberante por sus riquezas y reservas en recursos naturales, Brasil se perfila desde hace unos años como un laboratorio original de nuevas experiencias sociales.

Y esa tendencia se ve fortalecida con la llegada al gobierno, en enero de este año del dirigente obrero Luiz Inácio Lula da Silva y su Partido de los Trabajadores (PT).

Una decena de organizaciones no gubernamentales (ONG) - varias cofinanciadas por el gobierno suizo - y asociaciones de solidaridad helvéticas apoyan proyectos o tienen voluntarios en el más grande país latinoamericano.

Entre ellas figuran Terre des hommes, la Ayuda Protestante Suiza Acción Cuaresma, Brücke-Le Pont; SOLIFONDS y E-CHANGER.

La referencia de un movimiento social activo

Según la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), “el Movimiento de campesinos sin tierra (MST) se convirtió, a partir de 1990, en una fuerza que se opone a la concentración de tierras en manos de una minoría”. El MST “asume la defensa de millones de personas que trabajan en condiciones casi esclavas en las zonas rurales”, subraya.

“Lo apoyamos en su lucha por obtener una mejor distribución de las tierras y también en sus campañas a favor de los derechos humanos y contra la impunidad”, explica a swissinfo Brigitte Anderegg, responsable de SOLIFONDS.

La relación de esta fundación de la Unión Sindical Suiza, el Partido Socialista, la Ayuda Obrera Suiza y varias ONG con el MST se remonta a 1990.

“Estuve presente en enero pasado en Porto Alegre en un encuentro internacional que organizaron con todas las agencias de cooperación que lo sostienen. Una rica experiencia. Nuestra relación va más allá de un simple apoyo económico. Hay un verdadero intercambio político”, enfatiza Brigitte Anderegg.

SOLIFONDS acaba de decidir su último proyecto, de cerca de 10 mil dólares, en apoyo a una campaña organizada en Brasil por diferentes movimientos sociales contra el ALCA (Area de Libre Comercio de las Américas).

Entre los promotores figura el PACS, centro especializado en el comercio solidario en Río de Janeiro, donde trabaja un voluntario suizo de E-CHANGER (E-CH) encargado de informar sobre Brasil en Suiza.

Los voluntarios suizos y un programa original

Cerca de veinte cooperantes suizos de E-CHANGER, con la cofinanciación de COSUDE, trabajan en la actualidad en ese país. La mayoría en el área de reforzamiento institucional y el resto en los ámbitos de la formación, educación y salud.

La COAR, una Coordinación-Articulación binacional (un suizo y un brasilero), en Sao Paolo, asegura el seguimiento de los voluntarios y brinda atención directa a las contrapartes.

“Nos parece muy acertado el programa que E-CHANGER impulsa en Brasil. Centralizando sus relaciones con tres contrapartes principales: el Movimiento de los Campesinos sin Tierra, la Central de Movimientos Populares y la ABONG (Asociación de ONG de Brasil)”, señala a swissinfo Sergio Haddad, presidente de ABONG.

Para el economista brasileño, que acaba de visitar Suiza para un curso de formación de futuros voluntarios, “el intercambio de recursos humanos es exigente, implica comunicar experiencias, formación, lenguas y culturas muy diferentes, pero en la mayoría de los casos implica un aporte único.”

“El balance que hacemos de esa forma particular de cooperación solidaria suiza es altamente positivo. Y no hablo sólo en nombre de nuestras ONG, sino también de las otras dos organizaciones contrapartes con las cuales compartimos un programa único”, subraya.

Haddad está convencido de que la llegada del nuevo gobierno de Lula puede facilitar los trámites de visado de futuros voluntarios “que en la última etapa del presidente Fernando Henrique Cardoso se veían trabados y demorados.”

Un intercambio de enorme riqueza

“Los tres años que trabajé en Brasil (1999-2003) fueron una experiencia muy interesante para mí y también para las contrapartes con quien trabajé”, subraya Nadia Piemontesi, geógrafa con un postgrado en cooperación humana y ex voluntaria de E-CHANGER.

Piemontesi trabajó en el reforzamiento del Foro Sud de las ONG brasileñas de ABONG en los Estados de Río Grande do Sul, Pará y Santa Catarina.

“No había ningún personal permanente de esa red. Estaba por delante el gran desafío del reforzamiento institucional, es decir, de la existencia misma de la red, de asegurar la existencia de una red de información entre todas las organizaciones que integran el Foro Sud”, señala.

Todo esto en una coyuntura política y social muy particular de Brasil, prosigue Piemontesi.

“La profundización del proceso de democratización, del cual nacieron la mayoría de esas ONG, una etapa preelectoral y de nueva participación ciudadana muy intensa. Y, además, como sucedió a partir del 2001, de la realización en Porto Alegre del primer Foro Social Mundial en el cual nuestras ONG participaron activamente para convocarlo y organizarlo”, concluye.

swissinfo, Sergio Ferrari, Berna

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.