Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Cooperación suiza con sociedad civil colombiana

Niños colombianos juegan en las calles de la población de Tumaco, en el Pacífico colombiano.

(Keystone)

Cerca de 20 cooperantes de diferentes organizaciones suizas trabajan actualmente en Colombia. Presencia con rostro humano que tiende a intensificarse en los próximos meses y que busca, esencialmente, reforzar la sociedad civil de ese país sudamericano.

Dichos voluntarios –también denominados actualmente como "cooperactores"- pertenecen, en su mayoría, a Interteam (IT), E-CHANGER (E-CH) y la Misión Belén de Immensee (MBI).

Las tres organizaciones civiles integran UNITE, una plataforma suiza cofinanciada por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE).

Jürg Schiess es economista y comunicador. Llegó a Colombia hace casi tres años como voluntario de la organización Interteam (IT), con sede en Lucerna, Suiza.

Luego de trabajar en el Instituto Latinoamericano de Servicios Legales Alternativos, a partir de abril del 2008 asumió la coordinación colombiana de su organización, conformada por siete cooperantes.

"Mi tarea consiste en fomentar y fortalecer una red de contrapartes con las que IT quiere colaborar proponiendo el trabajo de voluntarios suizos" explica a swissinfo.

Interteam promueve dos ejes prioritarios: el fortalecimiento de la sociedad civil y la seguridad alimentaria.

"En ese marco, apoyamos a organizaciones que impulsan actividades en derechos humanos, acceso a la justicia, democracia, paz, comercio justo o fortalecimiento de microempresas", explica. Centrando sus actividades en Bogotá, Cali, así como Sincelejo y alrededores.

El plus de los voluntarios suizos

"Las organizaciones contrapartes solicitan cada vez más voluntarios con una formación muy específica. En muchos casos tienen problemas para encontrar una persona con ese perfil en el mercado laboral nacional", indica.

Y de ahí la importancia de ofrecer "expertos con las calificaciones buscadas, incorporando nuevas perspectivas y experiencias innovadoras en su trabajo".

Por otra parte, dada la compleja situación interna que vive ese país sudamericano,
"la presencia de personal extranjero aumenta la seguridad de las contrapartes", subraya.

La experiencia demuestra que los actores armados son más moderados en su "acción intimidatoria en contra de una organización si en ésta trabaja un extranjero".

Concepto con el cual coincide Matthieu Cramer, "cooperactor" desde 2006 de E-CHANGER (E-CH), organización que tiene su sede en Friburgo y que proyecta contar con 6 colaboradores en Colombia hasta finales del 2009.

Matemático y educador de formación, Cramer trabaja en Inzá, acompañando a la Asociación Campesina 'Tierra Adentro' (ACIT) en proyectos pedagógicos y de integración regional en el suroccidente colombiano.

Reforzar las comunidades y organizaciones sociales

"La cooperación debe ubicarse y apoyar a los sectores más empobrecidos de la población. Debe fortalecer el acompañamiento de esos sectores", explica a swissinfo.

"En una reflexión realizada recientemente entre los voluntarios suizos que trabajamos en Colombia y contrapartes nacionales se subrayaba la importancia de acompañar a aquellas comunidades y procesos que intentan construir una propuesta de paz", explica el joven matemático ginebrino.

En medio de la exclusión, de la guerra, de la crisis humanitaria, "muchas comunidades rechazan esa situación bélica y van poniendo en marcha sus planes de vida digna".

Lo que implica, también, "promover su propia forma de entender el desarrollo, en armonía con el territorio, la comunidad organizada y la producción agroalimentaria".

En síntesis, puntualiza Cramer, "es importante que estas comunidades, asociaciones y organizaciones puedan hacer visible sus proyectos, sus propuestas de vida y de paz".

Y en ese sentido "nuestra presencia como "cooperactores" les da fuerza, las valora, las protege y les da cierta garantía en medio de situaciones conflictivas".

Puentes entre sociedades civiles

Para Cramer, un aporte esencial de la presencia de los voluntarios suizos es "el rol activo de puente. Entrelazar y acercar lo que viven las organizaciones sociales colombianas y la sociedad civil en Suiza".

Y su experiencia concreta no deja lugar a dudas. "Entre Inzá y Ginebra se ha construido una estrecha relación entre instituciones municipales, cantonales y asociativas desde hace varios años".

Su presencia, insiste, ha facilitado que muchos ginebrinos hayan viajado y conocido la realidad cotidiana de Inzá. En tanto, "algunos colegas de Inzá han podido conocer Ginebra e intercambiar vivencias con sus habitantes".

La plusvalía de esta cooperación a través del intercambio de personas, "es el encuentro entre comunidades y sociedades, facilitado por los cooperactores. Es también lo que los voluntarios aprendemos cotidianamente con nuestras contrapartes, incluso a soñar en medio de situaciones muy complejas".

swissinfo, Sergio Ferrari, de retorno de Colombia

Cooperación suiza

La cooperación suiza -tanto la no gubernamental como la oficial-, está hoy activamente presente en Colombia.

El Programa Suizo para la Promoción de la Paz en Colombia (SUIPPCOL) existe desde 2001. SUIPPCOL juega un rol aglutinante. Reúne en su seno a muchos de los actores no gubernamentales helvéticos presentes en el país sudamericano, especialmente en el medio rural.

El eje prioritario de trabajo se centra en la protección y atención de la población víctima del conflicto armado, en especial, la población en situación de desplazamiento, confinada, retornada o reubicada y víctima de minas antipersonales.

COSUDE trabaja con organizaciones nacionales e internacionales, de carácter público y privadas, así como organismos multilaterales.

Defiende una visión a mediano plazo.

Según su propia definición, la tarea de "COSUDE en Colombia consiste en proteger la vida humana y ayudar a las víctimas, brindándoles apoyo en casos de catástrofes producidas por la naturaleza o por los seres humanos".

Los principios que mueven a la cooperación oficial suiza son: la solidaridad –condición primordial para lograr efectos sostenibles. La confianza, el respeto y la participación de las contrapartes. El financiamiento compartido, buscando alianzas con otros donantes. Así como la neutralidad, que implica una ayuda imparcial, independiente y sin condiciones.

Fin del recuadro


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×