Navigation

Skiplink navigation

Corea del Norte: Berna se suma a las sanciones

El ensayo nuclear norcoreano ha provocado protestas, sobre todo en Corea del Sur. Keystone

Suiza seguirá las sanciones decididas el sábado (15.10) por el Consejo de Seguridad de la ONU tras el ensayo nuclear norcoreano, el lunes pasado.

Este contenido fue publicado el 16 octubre 2006 - 08:14

La Confederación Helvética evaluará asimismo la continuidad del diálogo político regular emprendido por los dos países desde 2003.

El Departamento Federal (ministerio) de Relaciones Exteriore (DFAE) se atiene a la postura que adoptó el lunes tras el ensayo nuclear norcoreano que ha causado una verdadera ola de protestas en el mundo entero.

El protavoz Lars Knuchel recordó este domingo (16.10) que los servicios de la ministra Micheline Calmy-Rey ya señalaron que Suiza respaldaría eventuales sanciones obligatorias que el Consejo de Seguridad de la ONU impusiera a Pyongyang.

En un comunicado, Berna también condenó el ensayo nuclear de Corea del Norte. Suiza exhortó en varias ocasiones al régimen comunista a reintegrarse en el Tratado de no proliferación de armas nucleares (TNP), que Pyonyang abandonó en 2003.

Analizar la situación

El DFAE no ha decidido aún si continuará el diálogo político con Corea del Norte. "Nosotros analizamos constantemente, en vista de la actualidad, la oportunidad de nuestros programas y proyectos en el extranjero", declaró Knuchel sin precisar cuánto tiempo duraría tal evaluación. Esa cláusula general se aplica también a Corea del Norte.

Luego de la visita de Micheline Calmy-Rey a Corea del Norte en 2003, Suiza instauró encuentros regulares con las autoridades de Pyongyang. Las conversaciones tuvieron lugar alternativamente una vez en las dos capitales. La última se realizó en Berna el pasado mes de abril.

Durante esa visita, los responsables norcoreanos pidieron a Berna que investigara sobre demandas estadounidenses concernientes a grandes sumas depositadas por el dirigente Kim Jong-il en la banca suiza. Ellos querían aportar la prueba de que esas acusaciones eran falsas. Finalmente, Pyongyang renunció a esas reivindicaciones, precisól el portavoz del DFAE.

Retención de capitales

La resolución de la ONU estipula que "todos los Estados miembros deben (...) retener inmediatamente los fondos, haberes finacieros u otros recursos económicos (...) detentados por personas o entidades (...) que tengan nexos o hayan ayudado, incluso por medios ilícitos, al programa nuclear u otros programas de armas de destrucción masiva de Corea del Norte".

En Suiza, la aplicación de este punto de la resolución corresponde a la Secretaría de Estado de Economía (seco) y a la Comisión Federal de Bancos (CFB).

Ello no supone consecuencias enormes para Suiza, porque sus relaciones económicas con el régimen comunista de Pyongyang son más bien rudimentarias.

Lo propio ocurre con los bancos suizos con respecto a Corea del Norte.

Unanimidad

El Consejo de Seguridad votó por unanimidad, el sábado, una resolución que impone sanciones financieras y restricciones en materia de armamento a Corea del Norte, que la ha rechazado inmediatamente. De su parte, el conjunto de la comunidad internacional acoge con beneplácito la decisió de la ONU.

La resolución de inspiración estadounidense, que califica el ensayo nuclear norcoreano de "amenaza para la paz y la seguridad internacionales", autoriza la inspección de cargamentos provenientes o con destino a Corea del Norte, con el fin de interceptar eventuales armas de destrucción masiva.

El régimen en la mira

Las sanciones financieras van contra la manera que emplea el dirigente norcoreano Kim Jong-il para financiar sus programas de armas de destrucción masiva. La resolución no quiere perjudicar a la población, y se dirige más bien a la pequeña élite norcoreana prohibiendo la venta de productos de lujo al país.

La decisión de la ONU surge cuando la autenticidad del ensayo nuclear norcoreano comienza a ser establecido según el recuento de partículas radiactivas en la atmósfera próxima al sitio de Pyongyang, que afirma haber llevado a cabo su experiencia el 9 de octubre.

swissinfo y agencias

Datos clave

En 2005, Suiza ha exportado a Corea del Norte mercaderías por un valor de 4,5 millones de francos y sus importaciones llegaron a 1,7 millones.

Para los primeros ocho meses de este año, las exportaciones suizas aumentaron hasta sumar 7,8 millones.

A comienzos de 2006, los bancos privados UBS y Credit Suisse indicaron no tener relación alguna con Corea del Norte.

End of insertion

Contexto

- El Tratado de no proliferación de armas nucleares (TNP) fue firmado en 1968 y entró en vigor en 1970.

- En Suiza entró en vigencia en 1977.

- Ese documento ha ratificado por 189 Estados, con excepción de India, Pakistán e Israel. Corea del Norte se retiró del mismo en 2003.

End of insertion

La cooperación suiza

- La Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE)tiene una oficina en Pyongyang desde 1997.

- COSUDE proporciona ayuda de urgencia y respalda el proceso de reformas de Corea del Norte.

- En 2006, el presupuesto de la cooperación suiza a Corea del Norte se elevó a 5,3 millones de francos.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo