Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Crisis en Bolivia: Embajada suiza toma previsiones

Cientos de indígenas descendieron este martes de El Alto hacia La Paz.

(Keystone)

El Ministerio de Relaciones Exteriores en Berna aconseja no viajar al país andino, dada la grave crisis política y social que atraviesa el país desde hace 27 días.

Los turistas suizos pueden dirigirse a la legación diplomática helvética en La Paz que les asesorará en cómo afrontar esta situación límite, señala el cónsul Urs Brönnimann.

Las autoridades diplomáticas de Suiza en Bolivia, como las de otros países, han pasado experiencias similares en el pasado inmediato y actúan en consecuencia. Uno de los mecanismos de prevención es precisamente la publicación de consejos útiles dirigidos a sus ciudadanos que visitan el país en la desafortunada circunstancia.

A juicio del cónsul Urs Brönnimann, estas medidas se las asume tomando en cuenta la situación política y social en Bolivia, que empeora desde fines de mayo y los primeros días de junio.

Difícil acceso a y del aeropuerto de El Alto

"Tenemos que hablar de una crisis en Bolivia porque hay paros y manifestaciones parcialmente violentas. Tenemos bloqueos de carreteras y por esto el acceso a La Paz desde el aeropuerto es difícil, a veces imposible y podría empeorar la situación", apuntó el diplomático.

La odisea que deben superar los pasajeros que llegan o desean partir – si aterrizan o despegan los aviones-, es muy estresante, porque implica madrugar o dormir en el aeropuerto, sortear el bloqueo de grupos de campesinos que impiden la entrada y salida al aeropuerto más alto del mundo (más de 4.000 m.s.nm.) en la Ciudad de El Alto.

La aventura pone a prueba los nervios de cualquiera.

De ahí que para evitar eventuales sobresaltos y situaciones incómodas por estos hechos, el Ministerio de Relaciones Exteriores en Berna aconseja que en este momento no se viaje a Bolivia, si no es urgente hacerlo.

El cónsul Urs Brönnimann indicó, sin embargo, que la gente que quiere viajar a Bolivia o ya está en este país tiene la posibilidad de informarse a través de los medios de comunicación, consultar la página Web de la Embajada o llamar a ésta para averiguar sobre la situación actual y conocer lo aconsejable en cada caso específico.

Así por ejemplo, la legación diplomática suiza recibió llamadas de turistas que querían venir del Perú por el Lago Titicaca y se les informó que esto no era posible, porque la carretera estaba bloqueada entre el Lago y La Paz.

"Por otro lado habían turistas que querían venir a La Paz desde Chile y también tuvimos que mencionar que la carretera entre Oruro y La Paz está bloqueada y que no es posible viajar por este medio. Y en estos casos siempre aconsejamos no forzar los bloqueos, porque esto podría representar un peligro", advirtió.

De acuerdo con las últimas informaciones, la comunicación interna en el país está bloqueada por movimientos campesinos en más de 60 puntos. Este hecho impide la libre movilización de las personas y el abastecimiento de los mercados internos.

Residentes suizos en Bolivia

En cuanto a los residentes suizos que viven en Bolivia el cónsul Brönnimann señaló que se mantiene un permanente contacto con ellos y que para un constante flujo informativo cuentan con un plan de crisis, como cada Embajada de Suiza en otras regiones del mundo.

"Hemos enviado una carta a toda la colonia con consejos generales indicando que pueden llamar a la Embajada para hacer consultas y poder informarles, por sí tuvieran problemas", recalcó.

Recordó asimismo que el personal de la legación diplomática está a plena disposición de la comunidad suiza y preparada para responder adecuadamente, de acuerdo a sus posibilidades a difíciles situaciones que se puedan presentar. "Más vale prevenir que lamentar", señaló Brönnimann, al tiempo de formular votos por que Bolivia recobre la tranquilidad cuanto antes.

La colonia helvética está conformada por 900 ciudadanos que viven en este país andino: dos terceras partes de ellos cuentan con doble nacionalidad y son casi 300 los que viven en La Paz.

El cónsul insistió en que se les proporciona información permanente a quienes averiguan sobre lo que acontece en el país. "En caso de mayores problemas tenemos personas de contacto para cada región, quienes ayudan a informar a los suizos, si la Embajada no puede llegar a todos con la información", puntualizó.

Un cuadro difícil

Las movilizaciones de miles de campesinos y de los vecinos de la Ciudad de El Alto tienen en jaque a La Paz desde hace 27 días.

Reclaman al Gobierno y al Congreso la inmediata nacionalización de las promisorias reservas de hidrocarburo del país; la pronta instalación de una Asamblea Constituye que redacte una nueva Carta Magna y reestructure el mapa político del país con mayor presencia de población indígena (62,2 %).

En contraposición, cuatro de los nueve departamentos de Bolivia (Santa Cruz, Tarija, Beni y Pando) – liderados por Santa Cruz – pretenden celebrar a cualquier costa un referéndum que otorgue autonomías departamentales.

La diferencia de lenguaje político entre los 157 parlamentarios ha llevado al país al borde de una situación que podría tener consecuencias peligrosas, razón por la cual la Iglesia Católica (mayoritaria en Bolivia) conversa con todos los actores de la crisis con la intención de encontrar una solución viable.

La empresa es altamente difícil debido a los intereses de unos y de otros en el tablero político de un país, considerado como el más pobre de Sudamérica.

Las próximas horas dirán si la renuncia del presidente Carlos Mesa, sujeta a la decisión del Congreso, y la mediación de la Iglesia Católica rinden frutos y devuelven la tranquilidad a Bolivia.

swissinfo, Félix Espinoza R., La Paz

Datos clave

62,2% de los casi nueve millones de habitantes de Bolivia son aymaras, quechuas o guaraníes. Este importante segmento social reivindica mayor atención a sus aspiraciones.

130 diputados y 27 senadores integran el Congreso Nacional.

Los más de 800.000 habitantes de la Ciudad de El Alto tienen virtualmente cercada la sede del gobierno de La Paz.

La esperanza de que se solucione la crisis está depositada ahora en la mediación del cardenal Julio Terrazas.

Fin del recuadro

Contexto

Las movilizaciones de obreros, campesinos y mineros que se han sumado a las acciones de los vecinos de El Alto han entrado a su cuarta semana.

Los manifestantes reclaman la nacionalización inmediata de las reservas de hidrocarburos y la convocatoria a una Asamblea Constituyente que rediseñe el país.

Los bloqueos provocan el desabastecimiento en los mercados internos y restringen el libre movimiento de las personas.

Los vuelos a y de La Paz son a menudo cancelados.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes