Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

"Me gusta el olor a taller"

((Bild:Nadine Zlotogora))

La diseñadora suizo-argentina Nadine Zlotogora brilla en el mundo de la moda con un estilo único que juega con texturas y es capaz de mezclar monos con trajes de hadas.

Todo es posible en 'nadine-landia', sostiene la creadora que atribuye parte de esa magia a 'el Pepé', su abuelo suizo que le enseñó a jugar con rulemanes.

Nadine Zlotogora tiene un estilo simple y espontáneo. Con el cabello rubio, larguísimo y ensortijado no aparenta los 38 años que declara. Nieta por parte de madre de suizos y franceses, y por el lado paterno de polacos, se vislumbra en su porte el crisol de razas europeas.

La herencia de 'el Pepé'

Elocuente y nada protocolar, confiesa orgullosa que desde muy pequeña su abuelo, Gilbert Pelaton, siempre le decía que la mejor herencia que le dejaba a ella y a su hermano Román era la nacionalidad suiza.

No es casual que Nadine hable de su abuelo. 'El Pepé', como lo llamaban, jugó un papel muy importante durante toda su infancia y adolescencia, y de alguna forma dejó una marca que la diseñadora redescubre en cada colección:

"Yo tuve una infancia muy rica, de muchos juegos, sin tantos juguetes como hay ahora, mucho barrio, amigos, campo, con abuelos cariñosos, pasando fines de semana en Atalaya (pequeña ciudad rioplatense) y una adolescencia en un colegio industrial, rodeada de varones", relata a swissinfo.

"Mi abuelo tenía un taller atrás -yo salía del colegio e iba a su casa-, y era como un inventor estéticamente incorrecto pero súper utilitario. ¡Fue la única persona que conocí que sabía qué necesitabas antes que vos misma... Era súper perceptivo, cariñoso, lleno de anécdotas! Es la persona que al día de hoy más quise en mi vida".

"Diría que mi estética tiene que ver con todo mi ser: con el colegio de monjas de la primaria, con danza clásica y zapateo americano; con el colegio industrial; con el taller de mi abuelo; con el picnic en la plaza y la casa del árbol", asegura la creadora divertida, recordando anécdotas.

Esas 'raras combinaciones' de las señoras de barrio...

Nadine no imaginaba su presente. Convencida de que iba a estudiar arquitectura, estaba a bordo del bus 42 yendo a inscribirse en la facultad cuando decidió que la nueva carrera de 'Diseño de Indumentaria y Textil' podía dar respuesta a aquellas cosas que cotidianamente la atraían desde muy joven:

"Noté que lo que más me llamaba la atención era la gente. Siempre me gustó ver cómo se vestían las abuelas, las amas de casa, la gente que vivía en la calle; observaba las raras combinaciones que hacían las señoras de barrio (rayas, flores y cuadros), algo que fue parte de mi estética y que hoy es muy común que se la adopte".

Una de las características de sus colecciones es su particular elección de tejidos:

"La mezcla de materiales diferentes y envejecidos me seduce. Por eso siempre teñí las prendas, las lavé, me ocupé de darles ese aspecto de ropa usada", explica.

"Me gusta el olor a taller, soy maestra mayor de obras. Me gusta su estética. En todas mis colecciones siempre hay algún overol o mameluco; me gusta la monoprenda. Disfruto lo que diseño y a lo largo de mi vida he armado una especie de 'nadine-landia' que alberga todo lo que me gusta y que se desarrolla a través de las colecciones".

Un rápido camino al éxito

Su carrera en el mundo de la moda fue vertiginosa. Aunque al principio la facultad le resultaba poco interesante, en el segundo año recuperó el entusiasmo cuando al hacer su primer desfile pudo comprobar "la velocidad de la indumentaria" y le encantó.

Inquieta, mientras trabajaba en obras de construcción, estudiaba diseño y bellas artes, la muerte de 'el Pepé' y la promesa de acompañar a su abuela la desviaron un poco del camino, pero fueron apenas unos meses.

Al año siguiente ganó el 'Premio Alpargatas' al diseño de indumentaria, viajó por Europa, trabajó en París para la consultora 'Misión Imposible', fue becada a Londres y desde entonces nunca se detuvo.

Paradójicamente, mientras durante la crisis de 2001 en Argentina los grandes diseñadores se retraían, Nadine apareció en escena como una bocanada de esperanza en el ambiente de la moda:

"La crisis de 2001 propició mi desarrollo y los medios nos dieron –a mí y a otros nuevos diseñadores– muchísimo espacio como lo nuevo que venía con fuerza en un momento en que todos estaban en retirada. Podría decir, entre comillas, que soy 'mimada' dentro del diseño desde que arranqué".

'Nadine Z' como marca "siempre fue bastante importante en lo que es imagen. Creo que desde las primeras colecciones se hicieron buenas campañas y desfiles y siempre supimos proyectar el espíritu de la colección".

Nueva estrategia

En la última temporada sus diseños se vendieron en París, y en 2008 se presentaron muchas oportunidades:

"Por un lado era un año muy crítico por la crisis del campo entre otras cosas y bajó el consumo de mi producto por ser prácticamente de lujo. Sumado a eso bajó el turismo que es uno de mis mercados", acota.

"Por otro lado fue de mucho reconocimiento, porque me invitaron a la pasarela Cibeles en Madrid, a México y a Alemania. A los dos primeros fui, al tercero pensamos que el año se perfilaba como para estar más atentos al mercado local, y a partir de eso empezamos a pensar estrategias de reinserción y expansión para el interior argentino".

Explica que comenzó a mirar lo que no había mirado antes porque sentía que la gente todavía no estaba lo suficientemente madura en lo que era consumo de diseño, y concluye positiva:

"Este año se perfila raro, pero con muchas nuevas oportunidades y mucha incertidumbre ante los pronósticos que a nivel mundial se están planteando. Pero como 'nadine-landia' es más fuerte, yo sigo en mi micromundo tirando para adelante".

Norma Domínguez, Buenos Aires, swissinfo.ch

NADINE ZLOTOGORA

Tiene 38 años y vive en el barrio bonaerense de Palermo.

Estudió la carrera de Diseño de Indumentaria en la Universidad de Buenos Aires.

En 1994 ganó el Primer Premio como diseñadora de Indumentaria del Concurso Alpargatas.

En 2000 puso su primer local.

Desde 2001 es reconocida entre las mejores diseñadoras del país
Participó en distintas exposiciones de moda como la 'FASHION MADE in ARGENTINA' en Nueva York (2000); EXPO BEIJING (China, 2001), THE CLOSET de MILAN (2001), MODA en PROA (Buenos Aires, 2003).

Ganó dos veces el premio TIJERAS DE PLATA (2004 y 2007) por la mejor Colección con identidad propia.

En 2008 participó en las pasarelas de Cibeles (Madrid) y México.

Sus prendas ya han entrado en el circuito de la moda internacional.

Fin del recuadro

ESTILO NADINE

Sus prendas son seriadas, únicas y en pequeñas producciones.
No le gustan las telas nuevas, las tiñe y sobretiñe.
Juega con diseños geométricos y mezcla texturas disímiles al extremo, jugando con encajes, gasas, lienzos y tejidos
Tiene su boutique y vende en Japón y Madrid con su propia marca.
En 2008 vendió en París con gran éxito
Gran parte de sus clientes en Buenos Aires son turistas

Fin del recuadro

RAICES SUIZAS

El abuelo materno de Nadine Zlotogora, Gilbert Pelaton ('el Pepé') nació en Neuchâtel y vivió en Ginebra antes de emigrar a Argentina, donde nacieron sus dos hijas: Lina y Raquel (madre de Nadine).

Era técnico y trabajó en Argentina para Citroen y como mecánico de aviación de Aeropostal.

Por su trabajo en Aeropostal fue declarado héroe de la aviación por la Fuerza Aérea Argentina. Existen cartas de Antoine de Saint-Exupéry enviadas a Gilbert Pelaton.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes