¿Cuál es el papel de los observadores militares suizos?

Keystone / Urs Flueeler

En 1990 Suiza envió por primera vez observadores militares a una misión de paz de la ONU. Este tipo de misiones provocaron en este pequeño país neutral acalorados debates y un referéndum. Algunos datos clave.

Kathrin Ammann, con la colaboración de Julie Hunt

¿De qué se trata?

End of insertion

Hace 30 años Suiza participó por primera vez en una misión de paz de la ONU con observadores militares. Hoy hay 27 observadores militares y personal de apoyo y de Estado Mayor desplegados en las siguientes regiones: Oriente Medio (13), República Democrática del Congo (2), Sudán del Sur (1), Mali (6), Cachemira (3) y Sahara Occidental (2).

El 29 de mayo se celebra el Día Internacional de las Fuerzas de Paz de la ONU. Desde 2002 la ONU ha dedicado este día a todas las personas que intervienen o están al servicio de la paz en zonas de conflicto.

End of insertion

Los miembros del ejército suizo que participan en misiones de la ONU lo hacen desarmados. Entre las tareas de los llamados cascos azules y de los oficiales de enlace figura la supervisión de los acuerdos de alto el fuego y la mediación entre las partes en conflicto. También se encuentra desplegado personal de Estado Mayor en calidad de especialistas militares, por ejemplo, en los cuarteles generales o sedes de las misiones.

El fomento de la paz en el ámbito internacional es una de las tres tareas principales del ejército suizo, como establece la ley sobre el ejército y la administración militar, que prohíbe sin embargo la participación de cascos azules armados.

La experiencia de un observador militar suizo

End of insertion

Patrullar, observar, hablar, informar; Mark Styblo lleva trabajando para la ONU más de 20 años. Probablemente a finales de junio viaje a Cachemira para servir durante un año como observador militar en la región.


Cronología

End of insertion

Soldados suizos han estado estacionados en la frontera entre Corea del Norte y Corea del Sur desde 1953, aunque no como parte de una misión de paz de la ONU.

Hasta la década de 1980, Suiza, que se convirtió en miembro de Naciones Unidas en 2002, proporcionó apoyo financiero a algunas misiones de la ONU. En 1988 el Consejo Federal (gobierno) decidió ampliar el personal destacado en las operaciones de la ONU para el mantenimiento de la paz.

Un año después, el Consejo Federal decidió apoyar las misiones de la ONU con observadores militares y en 1990 tuvo lugar la primera intervención en la misión de observación militar más antigua de la ONU, la ONUVT (Organismo de Naciones Unidas para la Vigilancia de la Tregua) en Oriente Medio.

Posteriormente, y debido a la creciente complejidad de los conflictos y, por tanto, de las misiones de la ONU, Suiza envió también oficiales de Estado Mayor y de enlace. La primera vez fue a Burundi en 2007.

En total el ejército suizo ha participado en 19 misiones de paz de la ONU (sin incluir la sede de la ONU en Nueva York en 2011). Todavía se están desarrollando 6 mandatos (ver el gráfico a continuación).

Desde 2004 el Centro de Competencias SWISSINT es el eje para las misiones de mantenimiento de la paz del ejército suizo en el exterior. Esto incluye un centro de formación en el que, durante un curso de cinco semanas que se imparte según los estándares de la propia ONU, se preparan para cumplir sus tareas futuros observadores militares y oficiales de enlace de todo el mundo.

Die UNTSO ist die älteste Friedensmission der UNO. Sie überwacht den 1948 ausgerufenen Waffenstillstand im Nahen Osten. Ihr Aufgabengebiet erstreckt sich über fünf Staaten: Israel, Ägypten, Jordanien, Libanon und Syrien. Die Schweiz beteiligt sich seit 1990. SWISSINT

Neutralidad

Todas las intervenciones del ejército suizo en el contexto del mantenimiento de la paz de la ONU se basan en el correspondiente mandato de la ONU. También es necesario el consenso entre las partes en conflicto para que pueda llevarse a cabo una operación de consolidación de la paz de la ONU. En Suiza el reclutamiento para una misión se realiza entre voluntarios.

Pero hubo opiniones divergentes sobre si los contingentes suizos podían participar armados o no en las misiones de la ONU. En 1994 la llamada “ley del casco azul”, que pretendía autorizar el envío de tropas suizas al servicio de la ONU y de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCEentonces CSCE), sufrió un auténtico naufragio en las urnas.

Hoy los miembros del ejército suizo desplegados en misiones de la ONU prestan servicio como boinas azules. Van desarmados. Suiza no participa en los cascos azules, es decir, los contingentes armados de las misiones de la ONU. Por lo tanto, la cuestión del armamento para las misiones de la ONU está fuera de debate.

En la época previa al referéndum del 12 de junio de 1994 sobre el denominado proyecto de ley del casco azul, la campaña de votación de la oposición utilizó a veces métodos poco convencionales. Keystone / Str

Ejército de milicias

El ejército suizo está organizado según el principio de milicia. Esta mezcla de experiencia civil y militar supone una ventaja en el caso de una intervención en una misión de paz de la ONU, “especialmente cuando se trata del contacto con la población civil”, explica a SWI swissinfo.ch Mirco Baumann, jefe de comunicación de SWISSINT.

Considera Baumann que solo en un aspecto el principio de milicia puede ser una desventaja: en el ejército suizo apenas hay mujeres entre los oficiales. Esto tiene que ver con el hecho de que el servicio militar no es obligatorio para las mujeres. Pero las mujeres son tan importantes como los hombres para la consolidación de la paz, afirma Baumann. Por ejemplo, hay todavía muchas regiones del mundo en las que “las mujeres solo hablan con mujeres”.

Kai Reusser / swissinfo.ch

La ONU tiene la posibilidad de entregar la dirección de las operaciones a una organización regional como la OTAN (caso de la KFOR en Kosovo) o la UE (EUFOR en Bosnia-Herzegovina). Suiza también envía observadores militares a misiones de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE). En total hay unas 300 personas entre miembros del ejército y personal civil desplegadas en más de 12 operaciones de mantenimiento de la paz en Europa, África y Asia.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo