Navigation

Cuando la pluma y la cámara son un peligro mortal

Un periodista es repelido por la policía con gas lacrimógeno durante una manifestación en Hong Kong. Reuters / Kim Kyung Hoon

La libertad de prensa es una premisa indispensable para la libre formación de opiniones y, por lo tanto, para el funcionamiento de la democracia. No existe en todas partes. SWI swissinfo.ch habló con periodistas de Colombia, Yemen y Azerbaiyán que llegaron a Suiza porque eran perseguidos en su país de origen.

Este contenido fue publicado el 28 agosto 2019 - 11:00

Los ataques a la libertad de los medios de comunicación es uno de los temas de la agenda del Festival de Reportajes de BernaEnlace externo, del que swissinfo.ch es colaborador. En vísperas del evento, hablamos con tres periodistas que han experimentado en carne propia lo que significa trabajar en un contexto en el que no existe libertad de expresión ni libertad de prensa.

Tristeza y rabia

Por ejemplo, con Sergio Camilo Charry de Colombia. Después de ser amenazado de muerte no solamente por teléfono y correo electrónico, sino también personalmente, abandonó el país sudamericano. En 2018 solicitó asilo político en Suiza. Todavía no obtiene una decisión definitiva. Por lo tanto, actualmente no se le permite trabajar.


También Firas Shamsan, de Yemen, tuvo que abandonar su país para seguir vivo. Desde su exilio en Malasia a principios de 2019, Shamsan llegó a Suiza como parte del programa Writers in ExileEnlace externo. Ese mecanismo le otorga una beca que le permite vivir, trabajar y publicar.

Yemen se encuentra casi al final del clasificación sobre la libertad de prensaEnlace externo elaborado por la organización internacional Reporteros sin Fronteras. Para ser precisos, ocupa el puesto 168 de 180 países.

Periodismo independiente solamente encubierto

Lachin Mamishov, de Azerbaiyán, también recibió amenazas. Incluso fue herido por sus investigaciones en torno al conflicto en el Cáucaso en los años noventa. Por temor a ser arrestado, primero emigró a Georgia. En 2015 llegó a Suiza, donde rápidamente obtuvo asilo político y ahora trabaja como videobloguero y realizador de documentales. Mamishov dice que los periodistas independientes en Azerbaiyán pueden trabajar solamente de manera encubierta.

Los chinos están en silencio

Nos habría gustado entrevistar también a un periodista chino. Desafortunadamente, nadie accedió a hacerlo. “Es demasiado problemático” comentar sobre el tema de la libertad de prensa en China y dar tu nombre, nos explicaron. El miedo es que pueda haber represión y que esta no se limite al periodista, sino que alcance igualmente a su familia.

swissinfo.ch experimenta directamente la dura censura de China. Su sitio web en chino es virtualmente inaccesible en el país asiático. La embajada de Pekín justifica oficialmente esta situación atribuyéndola a “dificultades técnicas”.

Wu Qi, periodista china, participará en la mesa redonda ‘Prensa no libre’ en el Festival de Reportajes de Berna. El sábado 31 de agosto, a partir de las 13:15 horas (CET), swissinfo.ch emitirá la mesa redonda en directo.


Suiza goza de un buen nivel de libertad de prensa: ocupa el sexto lugar entre 180 países del listado de Reporteros sin Fronteras. La Constitución suiza garantiza el derecho a la libertad de expresión.  Uno de los pocos aspectos criticados a las autoridades suizas es que interpretan el derecho a la transparencia de los documentos de la administración pública interna de forma demasiado restrictiva.

End of insertion



Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.