Perspectivas suizas en 10 idiomas

ABB gana interesante contrato en Italia

La sede de Eni SpA en San Donato, a las afueras de Milán. Keystone

El grupo tecnológico helvético-sueco construirá una planta especializada en la producción de energéticos, en un periodo de jauja para este sector.

La transparencia de la relación con la energética italiana Eni SpA tendrá que cuidarse al máximo, pues arrastran un pasado de corrupción compartida.

ABB cierra el último mes de 2007 con buen pie.
El pasado viernes (14.12.) anunció un nuevo y millonario contrato en Italia que se compone por un proyecto múltiple.

El acuerdo se cerró con la empresa energética italiana, Eni SpA y consistirá en la construcción de una planta procesadora cuyos objetivos son:

1) Producir 7.000 barriles de petróleo diarios
2) Procesar 6,7 millones de m3 de gas diarios.
Del mismo modo está previsto instalar con Eni una planta de tratamiento de sulfuro y una generadora de energía en el norte de Italia.

De acuerdo con el grupo tecnológico helvético-sueco, la primera parte del plan (petróleo y gas) estará lista para el 2010. La segunda en el transcurso de 2011.

al confirmar la noticia, Veli-Matti Reinikkala, director de Procesos de Automatización de ABB, explicó que el gigante de la robótica se ocupará de diseñar, construir y poner en marcha todo el conglomerado; además de hacerse cargo de lo que es su fuerte, la automatización del complejo, así como la instalación de los equipos contra incendios y los suministros de energía eléctrica.

Jugoso contrato

Este contrato será especialmente rentable para ABB ya que se presenta en un periodo en el que el oro negro experimenta precios históricamente altos –cercanos a los 100 dólares por barril-, cuya trayectoria no se modificará a la baja en el corto plazo, debido a la escasez de energéticos y a la inestabilidad en Oriente Medio.

El nuevo contrato entre ABB y Eni SpA será por un total de 95 millones de francos suizos. Sobre el mismo, Matti Reinikkala afirma:

“Para ABB, este proyecto permitirá probar nuestra capacidad para ofrecer soluciones integrales, especialmente en el área tecnológica, para empresas especializadas en la producción de petróleo y gas, caracterizadas por la complejidad de sus proyectos”.

Y elegimos Eni SpA por tratarse de una de las compañías energéticas más grandes del mundo, puntera en operaciones con petróleo, gas, petroquímicos y derivados del crudo en general. Además de tratarse de un grupo con el que ya tenemos relación desde hace años, puntualiza Reinikkala.

Extrema transparencia

Las palabras del directivo de ABB tienen un peso especial.
Es verdad, la relación entre su empresa y Eni ha recorrido un lago trecho antes y se ha caracterizado por episodios polémicos.

En el verano de 2004, un escándalo de sobornos energéticos terminó en la palestra del Senado italiano.

El entonces director general de Eni, Vittorio Mincato, tuvo que comparecer ante la Comisión de Industria de la cámara alta, luego de que la gigantesca petrolera estatal –número uno en materia de electricidad y gas en Italia- recibiera pagos ilícitos y extraoficiales por 612.000 francos suizos de ABB Italia para que la adjudicaran una serie de obras.

Lorenzino Marzocchi, entonces director de proyectos de EniPower, filial de Eni SpA, fue despedido de inmediato y procesado por la justicia italiana. No sólo había recibido sobornos de ABB, sino también se había comprometido ilegalmente con una decena de empresas italianas, suizas y belgas, a las que ofreció contratos a cambio de favores financieros.

En septiembre de 2004, Marzocchi aceptó que recibía pagos en cuentas extranjeras –también desde cuentas extranjeras- o, en su defecto, alteraban las facturas emitidas por el grupo energético italiano hasta en un 20%. La mitad de esos sobornos eran para Marzocchi y el otro 10% para otros colaboradores involucrados.

Eliminar el estigma de una relación de negocios viciada no ha sido sencillo ni para ABB ni para Eni, por lo que el nuevo contrato permitirá estrenar un capítulo en el que cada una de las gestiones sean absolutamente transparentes para evitar suspicacias.

Italia, un mercado interesante

Italia cuenta con yacimientos de oro y gas, pero limitados.
En los años 20 y 30, su industria operaba gracias al carbón.

Con respecto a los combustibles líquidos, en 1941 las reservas de la Regia Marina –su región de mayor producción energética- sumaban más de 1 millón de toneladas de petróleo, apenas suficientes para cubrir las necesidades energéticas del país durante un año.

Tras declarar Italia la guerra a Gran Bretaña, un año más tarde, las reservas eran de apenas 200.000 toneladas, lo que convirtió a Italia en un importador de crudo venido de Rumania.

Desde entonces, el abastecimiento energético italiano depende del exterior. Actualmente importa más del 55% de lo que consume de Oriente Medio, según cifras del Banco Mundial.

Y ante la rentabilidad de este mercado, ABB tiene un interés especial por sanear y fortalecer su reputación en Italia.

En octubre de 2006 dio un primer paso al ganar un contrato de 205 millones de francos suizos con Terna, una compañía dedicada a gestionar la red eléctrica del transporte italiano.

Esta vez se lanza directamente a poner el dedo en la llaga al reestablecer la relación con Eni, con la que nuevamente ganará mucho dinero, pero esta vez tendrá que andarse con pies de plomo.

swissinfo, Andrea Ornelas

ABB, grupo de capital helvético-sueco, se especializa en la robótica y la automatización de procesos. Su misión es que las empresas eleven su eficiencia, reduzcan sus costos y se valgan de la tecnología para multiplicar sus utilidades.

Eni es una sociedad energética italiana especializada en la explotación de petróleo y gas natural. Tiene sede en Milán y presencia en Italia, África, el Mar del Norte y el Golfo de México.

Crecer en Italia es una de las prioridades que se fijó ABB en sus metas de crecimiento organizacional 2005-2009. Por ello basó en este país su centro de operaciones para Europa meridional.

ABB tiene presencia en 100 países y cuenta con 110.000 empleados.

Eni SpA es líder en la producción y refinación de energéticos y abastece la demanda del 40% del mercado italiano.

Italia es la séptima economía más grande del mundo.

Los preferidos del público

Los más discutidos

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Puede encontrar todos nuestros debates aquí y participar en las discusiones.

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

SWI swissinfo.ch - unidad empresarial de la sociedad suiza de radio y televisión SRG SSR

SWI swissinfo.ch - unidad empresarial de la sociedad suiza de radio y televisión SRG SSR