Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Aviación suiza "El Jumbolino, mejor que su fama"

Por
Der Jumbolino vor seinem letzten Flug

15 de agosto de 2017: El Jumbolino, de la compañía Swiss, se dispone a realizar su último vuelo entre Ginebra y Zúrich.

(Keystone)

La compañía aérea Swiss ha jubilado los viejos Avro RJ100, popularmente conocidos con el sobrenombre de Jumbolino por ser la versión en pequeño de un jumbo. Swiss ha utilizado estos aviones para cubrir sus rutas europeas. El segundo comandante de la flota mira con nostalgia una época que ahora acaba.

El último vuelo con pasajeros a bordo del Jumbolino llegó el lunes por la noche al aeropuerto de Zúrich-Kloten, procedente de Londres. Aterrizó con 30 minutos de retraso y llegó completo, con 81 pasajeros a bordo. El martes por la mañana realizó un último vuelo de honor, entre Ginebra y Zúrich, a lo que siguió una ceremonia de despedida. De este modo el aparato fue retirado oficialmente de la flota de la compañía.

Jumbolino

En 2002, cuando nace SwissEnlace externo, la nueva compañía se hace cargo de 21 aviones de la flota de Crossair, la antigua filial de la desaparecida Swissair. Y estas aeronaves conforman la columna vertebral de su flota europea.

A partir de 2016 –debido a la renovación de la flota– los Jumbolinos son reemplazados de manera gradual por aviones de medio alcance C Series, fabricados por la empresa aeronáutica canadiense Bombardier.  

Los Avro, de fabricación británica, dejan de producirse en 2003.

Fin del recuadro

Peter Huber, segundo comandante de la flota, repasa, no sin cierta nostalgia, la era Jumbolino y alaba la fiabilidad de estos aviones.

SRF: ¿Qué sienten los pilotos de Swiss al decir adiós a los Jumbolinos?

Peter Huber: Es evidente que la despedida genera emociones, y los últimos vuelos con este avión están llenos de nostalgia. Después de enviar el último Jumbolino hacia su nuevo destino, será necesario un tiempo para pasar a otra cosa.

SRF: Últimamente el Jumbolino ha acaparado titulares por sus averías. ¿Estaba justificado?

P.H.: Para mí, el Jumbolino es, sin duda, mejor que su fama. Muchos de los incidentes han sido exagerados por la prensa. En mi opinión, este aparato no merecía un trato así. Estadísticamente, los Jumbolinos tenían el mismo nivel de fiabilidad que el resto de la flota, como los A-320, por ejemplo.

SRF: ¿Qué les espera ahora a los Jumbolinos de Swiss?

P.H.: Se han retirado veinte aviones. Los que estaban en alquiler se han devuelto a su propietario, en Inglaterra. Y muchos se han vendido a un centro de mantenimiento en Canadá. Cinco ya están en funcionamiento: tres en Sudamérica y dos en el Caribe.    

SRF: ¿Qué hace un comandante segundo de flota cuando desaparece la flota?

P.H.: La gestión de la flota acaba con el fin de la flota. Voy a hacer algunos trabajos finales, como archivar documentación aeronáutica. Y, a principios de octubre, voy a realizar un reciclaje profesional y aprender a volar el Bombardier C-Series.

​​​​​​​

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×