Navigation

Skiplink navigation

Ciba frente al reto de los números rojos

Ciba y Clariant enfrentan las mismas dificultades. Reuters

El 2008 será un año de bajo crecimiento económico y las protagonistas de la industria química suiza, Ciba y Clariant, comienzan a dar cuenta de ello.

Este contenido fue publicado el 22 agosto 2008 - 12:28

El sector tendrá que reestructurarse, concentrarse en sus nichos más rentables y multiplicar su presencia en mercados rentables como Asia.

El sector químico es una de las actividades claves de la industria helvética. Y con tal dinamismo que ha colocado a Suiza como el noveno país que más químicos exporta a escala internacional.

"Una posición sorprendente si se considera que Suiza ocupa el lugar número 147 del orbe por su tamaño, y el 95 por su volumen poblacional", afirma SGCI Chemie Pharma Schweiz.

Su principal fortaleza, a juicio de la patronal del sector químico, son sus especialidades. Tres cuartas partes de sus inventarios están dedicadas a las ciencias de la vida, es decir, productos ligados al metabolismo de los seres vivos, vitaminas, química fina y productos fitosanitarios.

Un enfoque estratégico que permitió a este sector multiplicar por 13 sus ventas entre 1980 y el 2007. Sin embargo, el 2008 presenta una nueva cara para el sector.

Ciba pierde dinero

Los temores sobre un aterrizaje forzoso de la economía suiza –y europea, en general- pasaron del terreno teórico al práctico durante los primeros meses de 2008.

La actividad del sector productivo perdió ritmo y el grupo químico Ciba fue uno de los primeros en dar cuenta de ello.

El pasado martes (19.08), la empresa de origen suizo anunció pérdidas del orden de los 535 millones de francos suizos durante el primer semestre de 2008, un dato que contrasta con las ganancias de 103 millones de francos que registró durante el mismo lapso de 2007.

Por su parte, las ventas de Ciba sumaron 3.088 millones de francos suizos durante la primera mitad del año, 7% menos que entre enero y junio de 2007, debido al encarecimiento de las materias primas y al bache que experimentó la demanda de papel y tinturas en el Viejo Continente, explicó la empresa a sus accionistas en un informe corporativo.

Ante la inminencia de las cifras, Ciba adelantó que no será posible cumplir con los objetivos de rentabilidad que se había fijado para 2008 y que su prioridad a partir de ahora será regresar a los números negros.

Medidas radicales

"Estamos tomando acciones decididas para sanear nuestras finanzas, nos enfocaremos a trabajar en las áreas estratégicas. Y estamos evaluando opciones de reestructuración en el negocio del papel, ya que como se dijo, su evolución no corresponde a las expectativas del grupo", afirmó Brendan Cummins.

En materia de aditivos plásticos, agregó el director general de Ciba, analizamos una asociación estratégica para expandir nuestra capacidad de oferta de dicho producto en Oriente Medio y tenemos previstas una serie de asociaciones que serán anunciadas durante las próximas semanas.

El directivo reconoció que el clima de negocios será complejo durante el segundo semestre del año. "Estamos frente a un reto, los mercados están deteriorándose y las economías crecerán menos, sobre todo en Europa".

Por ello, continuó, sin descuidar los mercados tradicionales, intentaremos también fortalecer la expansión en aquellos con más futuro, como Asia.

Clariant, un poco mejor

Ciba no es la única empresa del sector químico helvético que se ha enfrentado a finanzas menos robustas recientemente.

El grupo Clariant registró una facturación de 4.200 millones de francos suizos durante el primer semestre de 2008, monto 2% inferior al registrado durante el mismo periodo del año pasado.

Clariant también se enfrentó al encarecimiento de las materias primas y al golpe que propina a las finanzas de toda empresa exportadora la volatilidad cambiaria (franco suizo-dólar).

No obstante, en su caso, a pesar de que la cifra de negocios perdió pulso, la empresa consiguió que sus utilidades sumaran 92 millones de francos suizos, 26% por encima de las registradas entre enero y junio de 2007.

Un porcentaje que suena atractivo pero que fue viable porque las ganancias de 2007 fueron muy pequeñas.

Jan Secher, director general de Clariant, aseguró que "el grupo consiguió compensar el incremento de 11% que experimentaron sus materias primas con un repunte de precios a sus clientes, lo que permitió finalmente aumentar el margen de las ganancias".

swissinfo, Andrea Ornelas

Ciba & Clariant

La SGCI Chemie Pharma Schweiz es la organización patronal de la industria química y farmacéutica de Suiza. Aglutina a 200 sociedades activas en la investigación y fabricación de especialidades del sector.

Ciba Speciality Chemicals tiene sede en Monthey y Basilea. El francés Alexandre Clavel, propietario en el siglo XIX de una pequeña empresa de tinturas, inició un proyecto que 15 años más tarde sería rebautizado como Ciba.

Ciba comercializa productos como aditivos polímeros, barnices,
antimicrobianos, colorantes para textiles

Química Hoechst, fundada en 1863, fue el punto de partida –tras una fusión con Sandoz en 1997- de lo que hoy se conoce como el grupo suizo Clariant.

Los principales productos de Clariant son colorantes para papel, colorantes para textiles, celulosa y textiles para papel

End of insertion

Comercio exterior suizo

Las estadísticas del comercio exterior del mes de julio confirman que la economía suiza puso el freno. Pese a ello, el país aún goza de un superávit comercial excepcional por 2.400 millones de francos suizos.

Las exportaciones helvéticas sumaron 19.000 millones de francos durante el séptimo mes del año, apenas 0,2% más que ese mes en 2007.

Las importaciones totalizaron 16.913 millones de francos, 2,3% por encima de julio del 2007.

Esto significa que Suiza aún vende más al mundo de lo que le compra, pero también que sus exportaciones se desaceleran a pasos agigantados por una caída en la demanda de mercados como EEUU o Europa.

El sector más dinámico en julio pasado fue el de la alimentación, con un crecimiento del 19%, y el menos activo fue el de los medicamentos (-9%).

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo