Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Cielo sin fronteras Nubarrones sobre el horizonte de la aviación

En 2011, el aeropuerto de Zúrich rebasó la barrera de los 24 millones de pasajeros.

En 2011, el aeropuerto de Zúrich rebasó la barrera de los 24 millones de pasajeros.

(Keystone)

Con una facturación que roza los 10.000 millones de francos, los aeropuertos son vitales para la economía de Suiza, país sin acceso al mar. Pero los de Zúrich y Ginebra están a punto de alcanzar el límite de su capacidad, lo que amenaza la competitividad del sector.

Pese al incierto clima económico internacional y la fortaleza del franco suizo, los aeropuertos de Zúrich, Ginebra y Basilea han vivido buenos tiempos durante los últimos años.

Un estudio de la Oficina de Aviación Civil (OFAC), publicado en mayo del 2011, afirmó que el negocio generado por los tres aeropuertos internacionales de Suiza más cuatro aeropuertos regionales del país, había sumado al menos 9.700 millones de francos suizos en 2008 (10.350 millones de dólares). Un dato superior a los 6.700 millones de francos suizos del 2004.

Zúrich, en particular, es responsable del 62% de los ingresos, seguido por Ginebra (20,4%) y Basilea (13,3%). Los datos de la OFAC incluyen el efecto directo de la actividad aeroportuaria, pero también el impacto económico indirecto vinculado a los proveedores de servicios de esta industria.

Las ganancias se mantienen en pleno vuelo -por volumen de pasajeros transportados y número de vuelos realizados- debido, en gran medida, a que los suizos viajan con frecuencia: el tráfico de pasajeros per cápita es dos veces más alto en Suiza que la media de la Unión Europea (UE).

“Existe una fuerte demanda de vuelos en Suiza, lo que resulta muy atractivo para las aerolíneas”, afirma Martin Peter, consultor independiente en aviación.

Durante la primera mitad del 2012, el número de pasajeros locales aumentó un 2,5% en el aeropuerto de Zúrich –con respecto al mismo lapso del año pasado. Por su parte, el número de pasajeros en transferencia aumentó un 4,4%.

Esto explica que la aerolínea de bandera Swiss International Air Lines haya comenzado a realizar vuelos diarios a San Francisco, Newark y Pekín, y que compañías como British Airways aumenten su capacidad de operación en Zúrich.

La pujante Ginebra

Aunque Swiss anunció planes para recortar 100 puestos administrativos de su plantilla en Suiza, la aerolínea también ha decidido reenfocar sus operaciones en Ginebra para competir con empresas de bajo coste como EasyJet, que actualmente tiene el 38% del mercado internacional de pasajeros en este aeropuerto y un destacado 48% en Basilea.

En la región de Ginebra, Easyjet factura alrededor de 1.400 millones de francos suizos anuales, según un informe el Instituto de Investigación BAK Basel publicado en septiembre pasado.

Y conjuntamente,  los tres aeropuertos internacionales de Suiza crean un número creciente de empleos. En el de Zúrich, por ejemplo, hay cerca de 25.000 personas con un empleo en la aviación. Según el estudio, en 2008, este centro de conexión internacional generaba 82.520 puestos indirectos.

 

“Si miramos el número de empleos y las actividades con valor añadido que existen, los datos son realmente impresionantes. Pero lo primordial es que, además, los aeropuertos de Suiza son realmente estratégicos. Han logrado generar una infraestructura esencial para una economía,que es global, y un país sin acceso al mar, por lo que depende en gran medida de la actividad de las grandes sedes de las empresas internacionales”,  afirma Daniel Müller-Jentsch del laboratorio de ideas  Avenir Suisse.

Premios y controversias

Durante los últimos años, han tenido lugar importantes transformaciones en materia de infraestructura y tráfico aéreo en el principal aeropuerto de Suiza.

Y los premios a la excelencia siguen aterrizando en su principal aeropuerto. Por noveno año consecutivo, la industria turística votó a Zúrich como el mejor aeropuerto de Europa en 2012, otorgándole el World Travel Award.

Un reconocimiento con el que posiblemente no coincidan muchos habitantes de Zúrich y de la región meridional de Alemania que comparte frontera con Suiza. Y es que la contaminación acústica ha sido un tema candente desde el año 2003, cuando el Gobierno germano impuso restricciones unilaterales al uso de su espacio aéreo para reducir este problema para su población.

En julio pasado, Berna y Berlín sellaron finalmente un acuerdo, que aún requiere el aval de ambos Parlamentos. El pacto prevé reducir el número de horas en las que los aviones de despegan o aterrizan en Zúrich pueden sobrevolar el territorio germano.

Este acuerdo requerirá la ampliación de las pistas de aterrizaje y otros ajustes en los recorridos de los vuelos para el año 2020. Pero los observadores temen una férrea oposición del lado alemán. Y existe la inquietud de que esto conduzca a restricciones para las operaciones aéreas de Zúrich.

Problemas de capacidad

De acuerdo con un estudio comparativo de la OFAC publicado en noviembre, también existen otros peligros para la competitividad de los aeropuertos helvéticos que podrían repercutir de forma relevante en el conjunto de la economía suiza.

El documento afirma que si bien la aviación suiza ha mostrado niveles de eficiencia y calidad superiores a la media, el sistema “está alcanzando su máxima capacidad”, especialmente en los casos de Zúrich y Ginebra.

Ambos aeropuertos corren el riesgo de perder terreno frente a sus competidores europeos, que poseen más de una pista de aterrizaje y están en condiciones de seguir ampliando su infraestructura.

Hansjörg Bürgi, editor de skynews.ch, coincide con el informe de la OFAC, pero considera que Ginebra y Zúrich son dos casos distintos.

“Ginebra cuenta con una sola pista y su capacidad está quedando rebasada. Zúrich, en cambio, podría gozar de una mayor capacidad si pudiera volar como lo decidiera. Pero con todas las restricciones políticas que existen tiene que replegarse y, dentro de algunos años, con el acuerdo (Suiza-Alemania) observará severas restricciones”, añade.

En el caso del aeropuerto ginebrino los límites geográficos son evidentes. Ya no hay más terreno  para seguir construyendo, admite Bertrand Stämpfli, portavoz de Ginebra-Cointrin, quien aclara que con el espacio disponible actualmente aún es posible responder a las necesidades de expansión en los 20 próximos años.

El portavoz afirma que el aeropuerto está enfocado por el momento en optimizar su número de vuelos y sus horarios. Y recuerda también que está previsto crear una nueva ala para los vuelos de largo recorrido.

Con respecto a Zúrich, los expertos afirman que su configuración actual podría alcanzar su límite de capacidad  -que es de 350.000 vuelos- en alrededor de 10 años, si el tráfico aéreo sigue creciendo al ritmo previsto.

“Para nosotros está claro hacia donde debemos dirigirnos”, señala la portavoz Sonja Zöchling, “si obtenemos la aprobación de Alemania y Suiza, debemos ampliar las pistas”.

Sin embargo, la ministra suiza del Transporte, Doris Leuthard, vislumbra un panorama más sombrío.

“Realmente veo problemas, ya que mientras París, Múnich y Londres cuentan con alternativas en materia de aeropuertos, nosotros somos un país pequeño con límites de espacio. ¿Qué camino debemos seguir? Quizás simplemente aceptar nuestros límites”, puntualizó a swissinfo.ch.

Aeropuertos suizos

Suiza cuenta con 3 aeropuertos internacionales y 10 regionales (Berna, Lugano, Sion, San Gallen, entre otros). A ellos se suman 47 aeródromos y 24 helipuertos.

En 2011, se registraron 953.901 operaciones aéreas (despegues y aterrizajes) y 42,9 millones de pasajeros. Los aeropuertos suizos permitieron el transporte de 394.423 toneladas de mercancía.

El de Zúrich-Kloten, situado a menos de 20 km de la frontera con Alemania, es el más grande del país.

Swiss International Air Lines –propiedad de la alemana Lufthansa- es el operador más importante en Zúrich-Kloten. En 2011, este aeropuerto generó utilidades por 171 millones de francos tras transportar una cifra récord de 24,3 millones de pasajeros (6,4% más que en 2010), en su mayoría de origen suizo. En 2011, los pasajeros en tránsito fueron 8,3 millones.

El de Ginebra-Cointrin rebasó la barrera de los 13 millones de pasajeros en 2011. Se prevé que este año registre un crecimiento del 6,5%. El año pasado generó utilidades del orden de los 64,6 millones de francos suizos. EasyJet es la principal aerolínea: concentra el 38% del mercado de pasajeros.

El Euroaeropuerto Basilea-Mulhouse-Friburgo está situado a 6 km al noreste de Basilea, en territorio francés. Es uno de los pocos en el mundo operado por dos países: Suiza y Francia.

En 2011, el número de pasajeros alcanzó un récord de 5 millones de personas y se estima que aumentó un 9% en el primer semestre de 2012. La deuda de este aeropuerto europeo ha caído de 93,6 a 66,2 millones de euros durante este año. EasyJet es la aerolínea más importante con el 48% del mercado.

Fin del recuadro


(Traducción: Andrea Ornelas), swissinfo.ch


Enlaces

×