Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Credit Suisse propone nueva 'banca sostenible'

Sede central en Zúrich del Credit Suisse, el segundo banco suizo.

(Keystone)

El banco número dos de Suiza lanza un Índice de Conciencia Social que incluye exclusivamente empresas comprometidas con temas como el medio ambiente, los derechos humanos o la transparencia.

Su existencia ofrece nuevas alternativas de inversión a los capitales que militan con una política del desarrollo responsable.

Rendimientos financieros y negocios sostenibles no están reñidos.
Hace exactamente un año, el banco helvético Pictet lanzó el anzuelo con el concepto de los 'fondos sostenibles'.

Consistía en una selección de empresas comprometidas con sus trabajadores, el medio ambiente y el cambio climático que, agrupadas, ofrecían a sus clientes una oportunidad de inversión 'responsable'.

Esta vez es Credit Suisse quien, en medio de la tormenta que viven sus finanzas como resultado de los 'subprime', decidió hacer una pausa y anunciar un nuevo índice de conciencia social.

Un negocio que le sienta bien a su imagen, no hay duda, pero que responde, sobre todo, a la demanda de un público inversionista cada vez más selectivo.

Finanzas sostenibles

"Sólo hasta que el último árbol se haya cortado, el último río haya sido envenenado y el último pez haya sido pescado, el hombre descubrirá que el dinero no se puede comer".

Esta vieja profecía de la nación Cree, indios originarios del occidente canadiense, se escucha cada vez con mayor frecuencia dentro del sistema financiero internacional gracias al discurso del economista holandés Marcel Jeucken.

Convencido de que las 'finanzas sostenibles' son posibles, Jeucken afirma que el sector financiero ha respondido lentamente a la economía socialmente responsable.

Autor de libros como 'Finanzas y banca sostenibles', estima que los bancos se consideran amigables con el medioambiente por el sólo hecho de no ser contaminantes.

Sin embargo, su rol es mucho más relevante, ya que les corresponde examinar el desempeño de las empresas y contribuir al financiamiento de aquellos grupos comprometidos con su entorno.

El cambio, sostiene, debe comenzar desde casa, con ahorros en el uso de papel, electricidad, etcétera. Pero también con instrumentos de inversión ligados a dichas empresas.

Una premisa que, por cierto, Holanda hizo suya desde el año 2000 y que ha llevado a cada banco a ofrecer al menos un 'fondo verde' a sus clientes.

Índice de Conciencia Social

El Credit Suisse decidió lanzar este mes de mayo un nuevo 'Social Awarness Index' -Indice de Conciencia Social- que, sobre la marcha, se traduce para los inversionistas en la posibilidad de destinar capital a financiar empresas responsables.

El banco número dos de Suiza contrató a Standard & Poor´s para elaborar el índice que evalúa a los grupos empresariales a partir de criterios destacados por la ONU (United Nations Global Compact), como el respeto al marco laboral, los derechos humanos, el medio ambiente y la no corrupción.

El universo original incluyó a 300 empresas y la muestra se afinó hasta arrojar el nombre de las 60 compañías internacionales que mejor materializan el concepto de negocios sostenibles.

"Ética y la responsabilidad social en materia de inversiones es una mancuerna temática muy importante para agenda internacional y nuestra idea es ofrecer a los clientes productos que responsan a dicho interés", afirmó Jessica Houtepen, experta en productos derivados del Credit Suisse.

A su juicio, el siglo XXI buscará la excelencia de las empresas en todos los ámbitos, no sólo en materia de producción y beneficios. El índice será actualizado cada mes de marzo y septiembre.

Empresas implicadas

Las grandes empresas de los cinco continentes entendieron ya que su rentabilidad futura dependerá también de su compromiso con el medio ambiente y con los empleados.

Y el sector financiero será el medio que les ayude a catalizar un financiamiento selectivo y responsable.

Entre las empresas helvéticas sustentables, dos de las más destacadas son la reaseguradora Swiss Re y Precious Woods. La primera por las acciones y seguros vinculados al cambio climático que promueve. La segunda porque hace negocios con madera, pero promoviendo la reforestación de las selvas.

Pero no son las únicas, grupos como Novartis, Roche o Nestlé promueven también programas diversos para realizar negocios responsables.

Y sus acciones, cotizadas en el mercado de valores de Suiza y de otras sedes europeas y/o estadounidenses, buscarán inscribirse cada vez más en un nuevo modelo de negocios que exigirá más para garantizar crecimiento y rentabilidad.

swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

El Foro de Davos de 1999 fue el marco donde la ONU lanzó el reto a los empresarios del mundo de compatibilizar beneficios y responsabilidad social.

Credit Suisse, basado en Zúrich, es el segundo banco más importante de Suiza. Actualmente, su operación está organizada a partir de tres divisiones: Banca Privada, Banca de Inversión y Administración de Activos.

Pictet y Credit Suisse son por ahora dos bancos punteros en Suiza en materia de banca sostenible. Ambos han creado instrumentos de inversión especializados en empresas sostenibles.

Fin del recuadro

Datos clave

Credit Suisse, con una facturación anual superior a los 36.000 millones de francos suizos y una plantilla de 48.000 empleados, vive un mal momento financiero, ya que registró pérdidas por 2.148 millones de francos suizos durante el primer trimestre del 2008.


Standard & Poor´s elabora 11 índices para Credit Suisse. Los más importantes están relacionados con salud, economías emergentes, agua y ahora, conciencia social.

Banco Pictet gestiona fondos por 369.000 millones de francos suizos y tiene 2.000 empleados.

Fin del recuadro


Enlaces

×