Navigation

El 2006, año histórico para el sector financiero

Este año la bolsa helvética habrá movilizado dos veces el PIB nacional: 1,5 billones de francos suizos, swissinfo.ch

Las ganancias de bancos y aseguradoras crecieron como la espuma, y las operaciones bursátiles se multiplicaron, gracias al dinamismo de la economía mundial.

Este contenido fue publicado el 20 diciembre 2006 - 10:19

Ventas y adquisiciones estratégicas, y proyectos de gran talla para una nueva bolsa europea fueron algunos de los hechos que marcaron el año.

Para ubicarnos en breve: en 2006, el 65% de los trabajadores suizos habrán laborado para alguna entidad ligada al sector financiero.

Un conglomerado que aglutina a 402 bancos, 192 compañías de seguros y un mercado de valores, el SWX, que constituyen lo que en el mundo conoce como la plaza financiera helvética; un gigante que cada año gestiona activos superiores a los 3 billones de francos suizos.

El 2006 fue especialmente pródigo con esta rama del sector de los servicios, ya que le reportó ganancias récord, nuevas alianzas y empleos, generó aumentos salariales, desató polémica y los tropiezos que vivió se concentraron sólo en los últimos dos meses del año.

A continuación lo más relevante del 2006.

Bancos a tope

Desde que inició el milenio, el 2006 fue el primer año de bonanza para la banca, un sector que está acostumbrado a no perder, pero que en los años 2000-2002 vivió un periodo de vacas negras.

El año que concluye le permitió a la totalidad de las instituciones de crédito generar utilidades del orden de los 40.000 millones de francos suizos, aproximadamente 35% más que en 2005.
Como siempre, los dos bancos que marcaron la pauta al gremio fueron el UBS y el Credit Suisse, ya que ambas instituciones concentran más del 50% del mercado crediticio. El resto, se reparte entre sus 400 competidores nacionales y extranjeros.

Entre lo más destacado, este año los bancos multiplicaron sus ganancias como el Rey Midas debido a que la coyuntura económica mundial favoreció su desempeño, pero también a una estrategia adoptada de la que hablan poco, pero que pesó sustancialmente: aumentó 10-12% en promedio el cobro de comisiones a sus clientes (por realizar transferencias, por utilizar tarjetas de crédito, por anualidades de los plásticos que emiten, etcétera).

Los eventos clave

El 'pico' en las ganancias de los bancos se registró hacia junio. El primer semestre del 2006 fue el que concentró más utilidades.
Entre los eventos relevantes, el 8 de mayo, el UBS cerró la adquisición del banco brasileño Pactual por 3.000 millones de francos suizos, con lo que consolida su posición en América Latina.

Una semana antes, el mismo banco anunció que se integraba a la Asamblea de Accionistas la jurista Gabrielle Kaufmann-Kohler, hecho que desató toda una discusión en torno a la aún escasa participación femenina dentro del sector financiero, pero que celebraron el resto de las instituciones.

En octubre, la Asociación de Banqueros Suizos (ABS) hizo una revelación poco habitual.

En el caso concreto del UBS, las utilidades cayeron 21% resultado de una apuesta errónea que hicieron sus directivos, al adquirir en el verano swaps –un instrumento financiero, basado en la evolución de las tasas de interés- que no rindió el fruto esperado. Reconoció que aunque los dispositivos y programas para combatir el lavado de dinero dentro de los bancos son muy onerosos, sus resultados son limitados. Y si se aplican es sólo para garantizar la buena reputación de la banca.

El cierre del año fue bastante más accidentado.

En noviembre, la banca –nuevamente encabezada por el UBS y el Credit Suisse- envío señales encontradas. Confirmó que su clientela aumentó y el volumen de negocios creció este año, pero sus utilidades se frenaron a partir de septiembre. En parte por la paulatina desaceleración de la economía, y también por decisiones estratégicas erróneas, que apostaron a que las tasas de interés se estabilizarían, cuando el Banco Nacional de Suiza (BNS) ha optado por seguirlas aumentado.

El último evento relevante del 2006 fue el anuncio (20.11) del Credit Suisse y del UBS de dejar de operar en Suiza, por considerarlo un destino político y económico "sensible", que hace complejo cumplirlas reglas financieras y legales que impone la isla a la banca extranjera. La razón no esgrimida oficialmente, pero aceptada abiertamente dentro de la banca suiza: la presión que ejerce el gobierno de Estados Unidos para intensificar el bloqueo a Cuba por todas las vías.

Noticias bursátiles

Actualmente, la bolsa suiza o Swiss Exchange (SWX Swiss) es una de las nueve bolsas más importantes de Europa, al nivel de Ámsterdam, Estocolmo, Francfort, Helsinki, Lisboa, París, Londres y Milán.

Este año, habrá movilizado 1,5 billones de francos suizos, dos veces el Producto Interno Bruto (PIB) nacional, y la mitad de los activos que opera la banca. Habrá realizado 15 millones de operaciones, y habrá crecido 31%, según las cifras preliminares de la SWX.

La razón es simple, uno de cada cuatro suizos, sin importar cuan grande o pequeño sea su patrimonio, cuenta en su cartera patrimonial con alguna inversión bursátil.

Sin embargo, las reglas del juego podrían cambiar porque la noticia más relevante del año para este sector tuvo lugar durante el último trimestre (14.11), cuando los dos gigantes bancarios UBS y Credit Suisse anunciaron su intención de encabezar una nueva bolsa de valores europea.

Esto es, respaldados por bancos de inversión como Citigroup, Deutsche Bank, Goldman Sachs, Merrill Lynch y Morgan Stanley, planean abrir un nuevo mercado paneuropeo que podría administrar el 50% de las operaciones bursátiles de Europa si se concentra según los planes previstos.

Su peculiaridad: ofrecería instrumentos semejantes al SWX, al Nyse estadounidense o al LSE (London Stock Exchange), pero cobrando comisiones más bajas a sus clientes (en apego a la Directiva de Instrumentos Financieros de Mercado que acuñó la Unión Europa y que entra en vigor en noviembre del 2007).
Por el momento, la nueva bolsa europea es sólo un plan, pero de materializarse cimbrará los cimientos del resto de los jugadores del mercado.

Seguros, un buen año

Para el sector asegurador, el 2006 fue un año benigno. A diferencia de 2004 y 2005, en donde huracanes y ciclones dieron la vuelta al mundo, este año todo marchó en relativa calma con respecto a los desastres naturales.

Ante la experiencia de los años previos, las aseguradoras y las reaseguradoras (que son a su vez, las aseguradoras de las compañías de seguros) decidieron aumentar sus provisiones para enfrentar indemnizaciones, así que ese 'colchón' financiero obró a su favor este año, ya que no fue utilizado.

Su crecimiento será menos espectacular que el de sus colegas del sector financiero, pero aún enmarcado en rangos históricos, ya que promediará 22% en 2006.

Y el evento aislado más relevante del 2006 tuvo lugar sin duda a mediados del año (13.06), cuando la aseguradora helvética Winterthur, perteneciente al Credit Suisse, fue vendida a la francesa AXA por 13.400 millones de francos, una operación que por su monto y características se registra sólo un par de veces cada década.

Y para AXA, Winterthur representa consolidarse en Europa y en Asia. Para el Credit Suisse, implica concentrarse en el mercado bancario para rentabilizar al máximo su participación en éste.

swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

La banca suiza es una de las mejor posicionadas a escala mundial por la solidez de su 'secreto bancario', compromiso legal que establecen las instituciones con sus clientes de no revelar al gobierno sus coordenadas e información estratégica (salvo que medie algún juicio).

El SWX o mercado de valores suizo tiene por objeto negociar acciones empresariales, bonos gubernamentales y privados y otros instrumentos, para fomentar el ahorro y la inversión, al tiempo que financia a las empresas para facilitar su desarrollo.

Suiza es el país más asegurado del mundo, ya que para cumplir con los seguros obligatorios cada habitante eroga en promedio unos 6.000 francos suizos anuales en adquisición de primas, según la Secretaría de Estado de Economía (Seco).

End of insertion

Datos clave

El 60% de los bancos suizos son nacionales y el 40% extranjeros.

Ocho de cada 10 suizos se dicen satisfechos en 2006 con el servicio de sus bancos, según la Asociación Suiza de Banqueros.

El SWX es controlado por 55 bancos suizos y tiene listados 6.000 valores.

El sector asegurador helvético tiene 135.000 empleados; 35% en Suiza y el 65% restante en el extranjero.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.