Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El criptovalle helvético Suiza, un imán para las monedas digitales

A town next to a lake framed by mountains

Zug es el cantón de Suiza que más empresas emergentes de las tecnofinanzas atrae. 

(Keystone)

El cantón de Zug suma otra empresa emergente de las tecnofinanzas, Breadwallet, y se consolida como centro global en la aguerrida revolución de la tecnología financiera que vive el mundo.

“Suiza emerge como sede irremplazable para la actividad y el desarrollo de las empresas dedicadas a las divisas digitales. Pero también nos atrajo el liderazgo que le concede la conservadora legislación financiera que posee”, afirma Adam Traidman, director general de Breadwallet, en un comunicado de prensa. Su empresa también eligió Suiza debido a la “sólida reputación de la que goza por respetar a la privacidad de los consumidores”.

El Gobierno suizo ha aunado esfuerzos para fortalecer la posición del país como escenario fundamental para la industria tecnofinanciera global y el cantón de Zug es el principal protagonista. “No queremos que las buenas ideas se vayan a California”, expresaba recientemente Johann Schneider-Ammann, ministro de Economía, durante una visita al llamado ‘criptovalle’ de Suiza.

“Necesitamos un cambio de mentalidad en Suiza, tenemos que actuar con mayor contundencia [para seguir atrayendo empresas de este ramo]”, declaró.

El ministro anunció que el Gobierno intentará canalizar 150 millones de francos adicionales para financiar en el país cursos de educación superior, investigación y cátedras en las áreas digital y de tecnología financiera.

Suiza ha avanzado significativamente en las tecnologías que prometen revolucionar por completo los servicios financieros. Han surgido muchas empresas locales, a las que se han sumado compañías extranjeras como Monetas, Xapo y ahora, Breadwallet, que tenía sede en San Francisco (California).

Más empleos

“Queremos compañías con modelos de negocios sostenibles y que generen empleo que aún están operando fuera del Valle [Criptográfico]”, afirma Oliver Bussmann, presidente de la Asociación del Valle Criptográfico. En su opinión, “la autosuficiencia inherente al ADN de Suiza y el enfoque descentralizado que ofrecen las autoridades permite a los emprendedores apropiarse plenamente de su idea y desarrollarla aquí”.

El cantón de Zug trabaja actualmente para ofrecer un ambiente que sea propicio para el desarrollo empresarial. Además de las bajas tasas impositivas, el gobierno cantonal ha decidido aceptar el bitcóin –la moneda digital más desarrollada en el mundo– para el pago de algunos servicios. Y dentro de poco ofrecerá a sus ciudadanos identificaciones digitales. Una tendencia iniciada por Zug, pero que beneficia también a Zúrich y otros cantones, ya que este novedoso ‘Criptovalle’ tiene previsto expandir sus actividades hacia otras zonas del país.

Actualmente trabaja para atraer a su territorio firmas y proyectos dedicados de investigación de vanguardia en tecnología financiera. La asociación de Bussmann está estableciendo nexos con las principales universidades suizas para que a partir de 2018 se celebren en Zug conferencias periódicas y encuentros entre investigadores, empresas nacientes y capitalistas de riesgo con la finalidad de que trabajen juntos.

“Tenemos universidades de primer orden que tienen, además, la ventaja de estar rodeadas de empresas internacionales, como IBM o Google, dispuestas a contratar después a los mejores talentos. Y nosotros queremos que esos talentos y sus conocimientos se queden en Suiza”, afirmó Bussmann.


Traducción del inglés: Andrea Ornelas, swissinfo.ch

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×