Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El número de quiebras en Suiza decrece en 2008

La recesión lleva cada vez a más empresas a la quiebra.

(Ex-press)

La solidez que experimentó la economía helvética entre 2005 y 2007 permitió a las empresas sobrellevar con éxito los embates del 2008 y escaparse a la extinción.

España e Irlanda no corren la misma suerte. El año pasado, ambas economías vieron duplicar su número de quiebras y sus cifras de desempleo no hacen sino crecer.

En 2009, cada economía sortea la crisis lo mejor que puede, pero no todas obtienen los mismos resultados.

De acuerdo con el instituto especializado en recuperación de créditos Creditreform, basad en Neuss (Alemania), el Viejo Continente registró 150.000 quiebras empresariales el año pasado, un 11% más que en 2007, cuando la insolvencia tocó a 135.000 compañías.

Suiza, no obstante, salió bien librada de esta coyuntura y se colocó, junto con Holanda y Luxemburgo, en el restringido grupo de países europeos que observaron menos bancarrotas en 2008 que en 2007.

En el estudio titulado 'Insolvencias en Europa en 2008/09', los expertos refieren que Europa venía de un trienio (2005-2007) de buenas noticias y de creación neta de empresas.

Pero tras el descalabro de los 'subprime' las empresas se han visto obligadas a adaptarse a una nueva realidad en la que los clientes les pagan con menos puntualidad las facturas.

Suiza, en forma

De acuerdo con el análisis de Creditreform, Suiza experimentó 4.220 quiebras en 2008, un 2,2% menos que en 2007, cuando la insolvencia hizo presa a 4.314 compañías.

Suiza conjugó la robustez de su economía y la estabilidad de su política, con un año en el que el mundo demandó vigorosamente sus productos. De hecho, se registraron exportaciones históricas en sectores como el relojero o el chocolatero, según confirman los datos de la Oficina Federal de Estadística.

La economía mundial comenzó a acusar signos de fatiga en 2008, pero las empresas suizas consiguieron cerrar el ejercicio en plena forma, ya que siempre hay un desfase entre el momento en el que estalla una recesión y aquel en el que las cifras lo reflejan.

Además de Suiza, Holanda y Luxemburgo dieron cuenta de solidez.
Holanda registró 5.820 quiebras el año pasado, un 17% menos que en 2007. Su economía fue dinámica, lo mismo en los servicios (que generan el 79% del PIB nacional) que en el comercio, ya que Rótterdam, su puerto principal, trabajó activamente.

Luxemburgo, por su parte, registró 601 quiebras en 2008, un dato un 13% inferior al de 2007. En su caso, un sólido sector industrial ligado al acero, la actividad química y un sector financiero altamente competitivo, fueron parte de la explicación de sus buenos resultados.

Los casos extremos

España es una de las economías europeas más golpeadas por el colapso internacional.
A partir del 13 de febrero, la economía española se encuentra oficialmente en recesión, según el Instituto Nacional de Estadística (INE) que confirman dos trimestres consecutivos de decrecimiento económico.

Y el 2008 acusó dicho deterioro. Durante los últimos 12 meses, por ejemplo, el consumo del cemento se ha contraído a niveles que no se observaban desde 1998, el mercado inmobiliario está paralizado y el desempleo amenaza con rebasar los 4 millones de personas este año.

En 2008, de acuerdo con Creditreforme, quebraron unas 2.100 empresas, una referencia un 138% superior a la del año previo.
En tanto, Irlanda, se perfila este año como uno de los tres países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que mayor desempleo registrará (junto con España y EEUU), consecuencia precisamente de la mala situación financiera de las empresas.

En su caso, el desempleo afectó a 8,2% de la población activa en diciembre pasado, cuando apenas dos meses antes el problema tocaba a menos del 6% de la población activa.
Un total de 703 empresas experimentaron la bancarrota en Irlanda en 2008, un 120% más que en 2007, refiere el estudio sobre solvencia empresarial.

Los sectores afectados

La mayor parte de los descalabros financieros que llevaron a las empresas al extremo de cerrar se registraron en el sector de los servicios (36,4% del total).

El comercio fue la segunda actividad más afectada (33%), seguido de la construcción (20% de las bancarrotas en 2008).

La industria, por su parte, se cuenta entre las mejores libradas (11% de los casos registrados).

"Dos factores se conjugaron en las quiebras empresariales observadas: una reducción de la demanda que se suma a problemas de financiamiento. Las empresas con débil acceso a crédito serán las que más sufran", indica el informe Creditreform.

Las empresas más fuertes serán aquellas que tienen acceso a capital propio, aquellas que no estén obligadas a depender de los bancos para sobrevivir a la coyuntura.

Muchas de estas compañías, según el instituto de recuperación de créditos, tendrán que enfrentarse al hecho de que parte de sus clientes no pagará con la puntualidad habitual.

"Y mientras más larga es la espera por los pagos, más se ve afectada la liquidez de una compañía", refiere.

swissinfo, Andrea Ornelas

Contexto

Suiza posee una de las economías más sólidas y prósperas del mundo. Con escasez de materias primas y energías fósiles, pero con un gran desarrollo en materia de servicios (especialmente financieros).

Cuenta con uno de los niveles de vida más elevados de Europa y uno de los índices de desempleo más bajos de la región (menos del 3,7% de la población activa).

Una quiebra o bancarrota es la figura jurídica a la que se acogen las empresas que se ven en la imposibilidad de cumplir con las deudas y compromisos financieros que afrontan regularmente.

Fin del recuadro

Datos clave

La economía helvética posee la siguiente estructura:

servicios (73%), industria (26%) y agricultura (1%).

Número de quiebras empresariales registradas en Suiza durante el último quinquenio:

2004: 4.955
2005: 4.751
2006: 4.528
2007: 4.314
2008: 4.220

Fin del recuadro
(swissinfo.ch)
(swissinfo.ch)


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes