Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

En circulación El de 20 francos, el billete más seguro del mundo

El nuevo billete puede ser lavado sin riesgo de decolorarse... Sin comentarios sobre el lavado de dinero.

El nuevo billete puede ser lavado sin riesgo de decolorarse... Sin comentarios sobre el lavado de dinero.

(Swiss National Bank 2017)

La población suiza cuenta desde este miércoles, con un nuevo billete de 20 francos. Es el segundo de una nueva serie de papel moneda y es infalsificable.

“El billete de 20 francos es el más seguro del mundo”, afirmó el vicepresidente del Banco Nacional Suizo (BNS), Fritz Zurbrügg durante su presentación el martes.

Puesto a disposición por los bancos de Berna y Zúrich este mismo miércoles, el nuevo billete estará en circulación en todo el país en los próximos días. Es más pequeño que el precedente porque, como explica el BNS, de esa manera será más eficiente su emisión y más cómodo su manejo.

Cuenta con 15 características de seguridad, incluida una cruz suiza y un globo que cambia de color. Además, no se despintará por efecto del agua o del sol. Su tinta procede de la empresa SICPA, con sede en Lausana y fabricante de la tinta empleada para la elaboración de ocho de cada diez billetes de banco en el mundo.

Aunque su producción cuesta 40 centavos por unidad, es decir, alrededor de 10 centavos más que la versión anterior, el BNS asegura que durará más porque es más grueso.

Los bancos tendrán que ajustar sus cajeros automáticos en virtud de la diferencia de tamaño. Esa operación tendrá un costo que, según dijo al diario ’20 Minuten’ un portavoz de Valiant Bank será de unos 250 francos por máquina.

Boleto para viajar

También las máquinas expendedoras de pasajes de los Ferrocarriles Federales Suizos tendrán que ser ajustadas mediante una sencilla actualización de software cuyo costo será “mínimo”, según un portavoz de la empresa.

El diseño del nuevo billete se centra en el tema de la “luz” y su relación con la creatividad y el proceso creativo.

Un lado representa el Festival de Cine de Locarno, y el otro, las alas iridiscentes de una mariposa.

El de 20 francos y los otros billetes de la nueva serie fueron diseñados por la artista suiza Manuela Pfrunder, quien se atribuyó el encargo mediante concurso.

Los nuevos (así como los antiguos) billetes son manufacturados por ‘Orell Füssli Secure Printing’, con sede en Zúrich, una de las empresas de impresión más antiguas del mundo, y cuyo monograma aparece en el papel moneda.

Los antiguos billetes de 20 francos, que representan al compositor Arthur Honegger, mantendrán su validez y serán posterior y gradualmente eliminados.

Dinero en mano

Los suizos utilizan con frecuencia el dinero en efectivo. Muchas personas todavía pagan directamente sus facturas en las oficinas de correos, aunque los métodos electrónicos de pago ganan terreno.

Los colores de los diversos billetes suizos se han mantenido casi sin cambios desde 1910. La decisión de elaborar cada denominación con un color diferente se hizo para distinguirlos más fácilmente.

El de 20 francos es el segundo billete que cambia de presentación, luego del de 50 francos. Le seguirá el de 10, que entrará en circulación en 18 de octubre. Más tarde vendrá el turno del nuevo billete de 1000 francos (el de mayor denominación) y finalmente, el del más empleado: el de 100 francos.

 


Traduccido por Marcela Águila Rubín

×