Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Ethos revoluciona los sueldos ejecutivos en Suiza

Los accionistas tendrán algo que decir sobre los sueldos de los altos ejecutivos.

(Keystone)

UBS, Credit Suisse y Nestlé recogerán la opinión de su accionariado –durante sus próximas asambleas generales- sobre la política de remuneración a sus directivos que aplican.

La decisión es un triunfo de la Fundación Ethos contra la discrecionalidad en el pago de salarios para los 'hombres clave' de las empresas. En Suiza, un alto ejecutivo puede percibir hasta 30 millones de francos al año.

La batalla de Dominique Biedermann fue larga, pero la ganó. El director de la Fundación Ethos consiguió que tres 'grandes' del sector empresarial helvético -UBS, Credit Suisse y Nestlé- aceptaran nuevas reglas a la hora de fijar los salarios para los altos ejecutivos.

A partir de 2009, dichas compañías estarán obligadas a considerar la opinión de su accionariado sobre la política de remuneración de sus ejecutivos.

El tema será incluido y votado en las asambleas generales, y aunque en principio la voz de los accionistas tendrá calidad de "recomendación", con el tiempo podría ser obligatorio reformar los sistemas salariales de los directivos en función de la percepción de los accionistas.

La victoria de Ethos es el resultado de cuatro años de trabajo continuo a favor de la transparencia de las remuneraciones directivas.

Millonarios que incomodan

El tema ha generado polémica durante más de tres años. Sin embargo, en 2006, un estudio realizado por la Universidad de San Gall y el gabinete de auditores fiscales KPMG fue el punto de partida que lo colocó definitivamente sobre la mesa.

En octubre del mismo año, la universidad y la consultora de impuestos presentaron conclusiones que sacudieron más de una conciencia: un 20% de los directores de empresa perciben un salario superior al millón de francos suizos anuales.
Y, con gran frecuencia, agregaron, el monto de las percepciones es fijado por los directivos mismos, casi nunca por órganos independientes.

Así, el sueldo medio de un director de empresa en Suiza ronda hoy los 657.000 francos suizos anuales.

El trabajo de investigación reveló que mientras más conocida e importante la empresa, más alto es el sueldo que se fijan los directivos. Y que, en el 90% de los casos, es el presidente del consejo de administración el que establece su salario y el del director general, sin que tenga que rendir cuentas por ello.

En aquel momento Dominique Biedermann pidió, a nombre de Ethos, que el accionariado se involucrara más en este tipo de decisiones y que premiara a los buenos empresarios, pero con sueldos dignos, congruentes con su preparación y grado de responsabilidad, pero no desproporcionados.

Salarios desorbitados

¿Cuánto ganan los 'grandes' del sector empresarial suizo? La iniciativa de Ethos y todo el debate que ha conducido Suiza sobre los niveles de remuneración de los directivos empresariales han sido impulsados por las cantidades en las que se manejan las percepciones de los directivos.

Concretamente, en 2008, Daniel Vasella, director general de Novartis, percibió alrededor de 30 millones de francos suizos; Brady Dougan, director general del Credit Suisse, recibió 22 millones de francos; Franz Humer, cabeza de la farmacéutica Roche, cobró 21 millones de francos; y Peter Brabeck, timón del gigante de la alimentación Nestlé, alrededor de 18 millones de francos.

Y si la voz crítica de Ethos tiene un gran peso social y político es porque la respaldan 80 cajas de pensiones que buscan, conjuntamente, frenar los excesos en materia de remuneraciones ejecutivas a favor de salarios más equilibrados que beneficien a los trabajadores en general, y que redunden en pensiones dignas.

'Say on pay'

En septiembre de 2008, la Fundación Ethos entregó a diversas empresas suizas una petición llamada 'Say on Pay', que buscó democratizar la toma de decisiones ligadas al pago a directivos.

Y UBS, Credit Suisse y Nestlé confirmaron que aceptan inscribir el tema en el orden del día de sus próximas asambleas generales. Los grupos ABB y Novartis no han aceptado aún.

A juicio de Dominique Biedermann, "es la crisis económica, diversas campañas para una mayor transparencia en la gestión empresarial, además del trabajo de Ethos, son lo que explican que UBS, Credit Suisse y Nestlé hayan aceptado".

Es un primer paso, afirma Biedermann, y la Fundación Ethos está muy satisfecha con lo logrado.

Ahora comienza el compromiso de estas tres empresas de difundir a detalle entre sus accionistas el sistema de remuneraciones que utilizan para que puedan decidir si están de acuerdo con él o no, refiere.

Lo cierto es que habrá un 'antes' y un 'después' de la iniciativa Biedermann.

Y si un tercio de los votantes se opone a la estrategia de remuneración del consejo directivo sería, desde la perspectiva de Ethos, un claro un indicio de que el esquema vigente no es el mejor y que es necesario revisar políticas.

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

La fundación Ethos fue creada en 1997 en Ginebra por dos cajas de pensiones. Actualmente agrupa a 78.

Tiene por objeto favorecer principios de desarrollo sostenible y prácticas de transparencia en la gestión gubernamental y pública.

Ethos Services administra actualmente activos del orden de los 1.600 millones de francos suizos.

La dirección general del UBS gana 305 veces más que sus colaboradores del nivel de sueldo más bajo.

En Suiza, desde 2002, las sociedades que cotizan en bolsa deben publicar el salario de sus dirigentes.

Fin del recuadro

CUENTAS CLARAS

Suiza es uno de los pocos países industrializados y de los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que no poseen una ley que garantice el derecho de opinión de los accionistas de una empresa sobre la política salarial de sus ejecutivos.

En Estados Unidos, un proyecto de ley al respecto está actualmente en el Parlamento. Ya fue aceptado por la Cámara de Representantes (2007), pero aguarda el voto favorable del Senado.

En Gran Bretaña, Francia, Holanda y Suecia, el voto del accionariado sobre los salarios de los directivos ya existe.

En casos como el holandés o el sueco, no es tomado sólo como "recomendación" –como sucederá en los casos de UBS, Credit Suisse y Nestlé-, sino que reviste la obligación de tomar en cuenta la voz de los accionistas en la política salarial vigente.

Fin del recuadro

LOS BONOS DE LA DISCORDIA

El UBS ha decidido pagar a sus empleados de alto nivel -a excepción del presidente y director general - un bono de recompensa por su desempeño en 2008, una práctica que realiza año con año.

Sin embargo, en 2009 dicha decisión es altamente cuestionada y genera todo tipo de polémica, porque el banco número uno de Suiza decide premiar a un grupo selecto de trabajadores, aunque fue salvado de la quiebra por el gobierno y recibió apoyos públicos de más de 60.000 millones de francos suizos.

Y a pesar de que, en aras de sanear sus finanzas, como lo ha dicho, ha recortado unos 9.000 elementos de su plantilla laboral en 18 meses.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×