Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El ex presidente estadounidense William clinton, una de los "parroquianos" del WEF.

(Keystone)

Desde Davos, durante el segundo día de trabajos del Foro Económico Mundial (WEF), el ex presidente estadounidense asegura que la reactivación del crédito será la clave para la recuperación de la economía mundial.

Ana Botín, Tony Blair y Kofi Annan exhortaron, por su parte, a los líderes gubernamentales, empresariales y civiles, a aprender de los errores y comprometerse a todos los niveles.

El Foro Económico Mundial (WEF por sus siglas en inglés), celebrado cada año en Davos, Suiza, es un inmenso puzzle en el que son bienvenidos toda clase de temas.

Este 2009, en su edición número 39, la segunda jornada de trabajos (29.01) dio cabida a alrededor de 70 mesas de trabajo, 80 almuerzos, 45 cenas, 15 conferencias de prensa y un sinfín de encuentros bilaterales.

Convergencia digital, energías "verdes", proliferación del cáncer, Pakistán, los misterios del dólar y el futuro de América Latina convivieron en los pasillos del Centro de Convenciones de Davos.

Las dos palabras recurrentes fueron "crisis" y "recesión", y el reto hablar de ambos problemas, pero también de soluciones y caminos que reiniciar un crecimiento vigoroso de la economía mundial.

Sin marcha atrás

William Clinton, presidente de la fundación que lleva su nombre y Presidente de los Estados Unidos entre 1993 y 2001, acudió un año más al resort aplino de Davos a hablar sobre los problemas del mundo.

Más canoso, pero también más relajado que en otros tiempos, durante una charla sostenida con Klaus Schwab, presidente del WEF, el estadista aseguró que Barak Obama necesita confianza, pero también tiempo y paciencia para demostrarle al mundo lo que puede hacer.

La globalización, señores, es una unión en la que no existe el divorcio. El mundo tendió lazos que son indisolubles y que explican que una crisis que se originó en Estados Unidos a raíz de los créditos hipotecarios pueda dejar sin trabajo a millares de obreros en las fábricas chinas, refirió.

Para contrarrestar la crisis que hoy observa el mundo, dijo, la inversión pública jugará un papel clave porque tiene un efecto multiplicador de bienestar sobre la economía. Hay que invertir en infraestructura carretera, ferroviaria, en proyectos que generen trabajo y derrama de recursos.

Pero no puede esperarse que los gobiernos lo resuelvan todo, dijo. El descalabro que vive el mundo es importante, pero eso no significa que la libre empresa no deba continuar, afirmó.

Deben restablecerse los créditos porque éste será el gran motor que reactive a la economía mundial. Los gobiernos no pueden ser los únicos protagonistas de la recuperación.

Liderazgo e información

La presencia más destacada de España en el segundo día de trabajos del WEF fue la de Ana Patricia Botín, presidenta del banco Banesto. Parafraseó a Shakespeare cuando afirmó que "hay quien nace líder, hay quien alcanza el liderazgo a fuerza de trabajo y hay otros a quienes la grandeza y el liderazgo los alcanza".

Al participar en la mesa redonda "Crisis, comunidad y liderazgo", afirmó que éstos son tiempos difíciles para los banqueros, pero que justamente cuando el panorama es oscuro, los líderes tienen que trabajar el doble y comprometerse como nunca consigo mismos, con sus empresas, con los valores que enarbolan, con su clientela, empleados y productos.

Cometer errores, refirió, es parte del riesgo implícito en el liderazgo porque los responsables de las empresas deben tomar decisiones complejas aún cuando no siempre poseen toda la información sobre un tema, coyuntura o circunstancia.

Y en la etapa actual, afirmó Botín, confianza y compromiso serán claves para salir adelante.

Nadie es perfecto

Tony Blair, miembro del consejo directivo del WEF y Primer Ministro de la Gran Bretaña entre 1997 y 2007, se sumergió a desentrañar el laberinto de "Los valores detrás del capitalismo".

En materia económica, la auto-regulación y la supervisión son dos valores fundamentales. Las políticas y los estrategas perfectos no existen, es importante trabajar duro, dialogar, cooperar con otros e intentar que las decisiones gubernamentales y los negocios privados se dirijan al bien común, pero cometer errores es humano, citó.

Y es fundamental, agregó, aprender de las fallas cometidas. Es verdad que en esta crisis, quizás parte del problema fue que se confío de más (en que los bancos podían auto-supervisarse y que el nivel de riesgos que asumían era manejable), pero si ponemos las cosas en un justo contexto, es fácil culpar a los líderes, banqueros y a los reguladores, pero la realidad es que nadie vio venir un problema de esta naturaleza.

Ahora, tenemos que pensar distinto. Es tiempo de invertir en proyecto que garanticen bienestar futuro, y las energías renovables deben ser una prioridad.

"El proteccionismo no es la solución", agregó.

Por su parte, Kofi Annan, Secretario de las Naciones Unidas entre 1997 y 2006, y también miembro del consejo directivo del WEF, se sumó al discurso de Blair y agregó que trabajar en contrarrestar el cambio climático es una tarea inaplazable.

Las ideas vertidas este jueves han dado la vuelta al mundo. Si se transformarán en acciones, no está claro, que ya lo dijeron los líderes de la jornada: en este mundo, nadie es infalible.

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

Algunas figures públicas asistentes a la edición 2009 del Foro Económico Mundial (WEF) celebrado en Davos son:

Hans-Rudolf Merz, presidente de Suiza

Doris Leuthard, ministra de Economía de Suiza

Micheline Calmy-Rey, responsable de Asuntos Extranjeros de Suiza

Álvaro Uribe, presidente de Colombia

Felipe Calderón, presidente de México

Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo (BCE)

Joaquín Almunia, responsable de Temas Económicos y Monetarios de la Comisión Europea (CE)

Angela Merkel, canciller de Alemania

Pascal Lamy, presidente de la Organización Mundial del Comercio (OMC)

Fin del recuadro

39 Edición de Davos

Inicios. El Foro Económico Mundial de Davos (WEF) fue fundado por Klaus Schwab con el nombre de 'Management Symposium' en Davos, en 1971.

NYC. Desde entonces, el WEF se reúne anualmente en la estación invernal de Los Grisones, salvo en 2002, que tuvo lugar en Nueva York, tras los atentados contra el World Trade Center cuatro meses antes.

Eslogan. Esta edición 2009 reunirá a más de 2.500 participantes de 96 países. Busca 'Rediseñar el mundo de la post-crisis'.

Para todos. La Federación de las Iglesias Protestantes de Suiza y el WEF organizan en el marco de la reunión anual su 7º 'Open Forum', abierto para todos.

Quién. Entre los participantes al 'Open Forum', dos ministros suizos, el dirigente del banco nacional suizo, el ex secretario general de la ONU Kofi Annan, y el relator especial sobre el derecho a la alimentación de la ONU.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes