Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Medio Oriente afianza posición en Credit Suisse

Instalaciones del Credit Suisse en Qatar.

Instalaciones del Credit Suisse en Qatar.

(Keystone)

Qatar Holding LLC y The Olayan Group destinan 6.000 millones de francos al gigante bancario suizo vía bonos CoCo; instrumentos diseñados para apuntalar al banco en caso de una nueva crisis de capital.

La decisión, celebrada por la bolsa de valores suiza (SIX), garantiza que el banco número dos de Suiza cumpla holgadamente con las exigencias de capitalización fijadas por FINMA y Basilea III.











El mercado bursátil suizo festejó (14.02) la decisión de Credit Suisse de fortalecer su capital a través de sus socios de Qatar y Arabia Saudita.

Este lunes (14.02), la acción del gigante bancario helvético ganó 1,92%, con lo que compensó parcialmente el retroceso que experimentó el jueves pasado (10.02), cuando los inversionistas castigaron los títulos del Credit Suisse tras anunciar que las utilidades de la institución habían caído en 2010.

La decisión tomada esta semana garantiza su solvencia y rentabilidad futura.

Qatar Holding LLC y The Olayan Group inyectarán 6.000 millones de francos suizos al banco helvético vía bonos convertibles en acciones (CoCo Bonds); instrumentos que se transforman en acciones bancarias si el capital del banco cae a tal punto que ponga en riesgo la solvencia de las institución.

“Con esta decisión, Credit Suisse resuelve 50% de los requerimientos de capitalización extra que le ha exigido la Autoridad Supervisora del Sistema Financiero de Suiza (FINMA) para los próximos años”, afirmó Brady W. Dougan, consejero delegado de Credit Suisse, al formalizar el acuerdo antes analistas e inversionistas.

En busca de la “pureza”

Los Bonos CoCo son un instrumento relativamente nuevo y de alta sofisticación. Pero para entender la importancia que tendrán para Credit Susse hay que regresar a septiembre del 2010, año en el que los banqueros centrales y autoridades de 27 países negociaron en Suiza los llamados Acuerdos de Basilea III.

Una reforma que busca elevar la calidad del capital de los bancos para conjurar crisis futuras. Y que compromete a las grandes instituciones financieras a cerrar el 2011 cumpliendo los siguientes requisitos:

)    Common capital (antes Core Capital). El capital más puro de un banco, recursos disponibles en efectivo para enfrentar cualquier contingencia. Antes de la crisis, el common capital era equivalente a 2% de los activos riesgosos de un banco; ahora debe equivaler a 7% de los mismos. Si los bancos no cumplen con ello, se arriesgan a que los supervisores de su país les prohíban repartir dividendos o pagar bonos a accionistas.

)    Tier 1. Es un tipo de capital menos “puro”, pero igualmente importante para la fortaleza financiera de un banco. Tras Basilea III debe ser equivalente a 6% de los activos en riesgo de un banco, en lugar del 4% del pasado. Los Coco se inscriben en esta categoría.

)    Capital Total. Un capital menos sólido, pero atractivo en términos financieros. Son deudas subordinadas emitidas por los banco a plazo fijo, equivalen a 8% de los activos en riesgos, el mismo nivel que antes de la crisis.

Los Coco Bonds

En opinión de Brady W. Dougan, los CoCo Bonds son una alternativa que podría fortalecer al sistema bancario en general, no solo a su institución.

“Nuestro banco trabajó estrechamente con FINMA para asegurar que la decisión que tomábamos se apegara a las reglas y requerimientos establecidos. Y los Coco Bonds nos colocan en buena situación para cumplir, con antelación, con los requerimientos de capital y reservas fijados de aquí al 2019”, dijo en conferencia con analistas.

El tamaño de la transacción deja claro la confianza que Credit Suisse tiene en este tipo de capital contingente y la convicción que tenemos de que puede ser una fuente de capitalización para la industria bancaria en general, añadió el directivo bancario.

Viejos conocidos

Qatar Holding LLC y The Olayan Group son viejos conocidos de Credit Suisse.

Ambas instituciones permitieron al banco suizo capitalizarse por un monto total de 10.000 millones de francos suizos en octubre del 2008, lo que le evitó a la institución financiera un rescate con recursos públicos.

Qatar Holding LLC es el brazo financiero de la Qatar Investment Authority, y su misión es buscar las mejores alternativas de inversión para los excedentes petroleros obtenidos por este emirato.

La posición de Qatar Holding LLC es privilegiada a nivel internacional porque dispone de un portafolio de 60.000 millones de dólares listos para invertirse en distintos países y proyectos. Y Credit Suisse ha sido parte de su estrategia.

Sobre el anuncio de este lunes, Ahmad Al-Sayad, director general de esta holding afirmó que “seguirá apoyando al Credit Suisse en el fortalecimiento de su capital de cara a las nuevas reglas regulatorias porque confía en que le generará ganancias seguras y estables en el largo plazo”.

En tanto, The Olayan Group es un emporio privado de origen saudí dedicado al comercio y al sector asegurador, que ha invertido en una veintena de grandes grupos internacionales como Coca-Cola, Toshiba, o el propio Credit Suisse.

CoCo

La emisión de CoCo anunciada por Credit Suisse comprende dos vertientes: 3.500 millones de dólares y 2.500 millones de francos suizos.

Las notas en dólares pagarán un cupón de 9,5% y las que se denominarán en francos suizos ofrecerán un premio de 9%.

Dichos papeles solo se traducirán en un rendimiento después de octubre del 2013; o podrían transformarse también en acciones del banco, que los inversionistas de Medio Oriente tendrían en las manos si Credit Suisse ve caer su capital tipo Tier 1, por debajo del 7% de sus activos en riesgo.

Fin del recuadro

Credit Suisse y UBS

Credit Suisse y UBS, los dos gigantes de la plaza financiera helvética, recibieron una recomendación con aire de sentencia por parte de la Autoridad Supervisora del Sistema Financiero helvético (FINMA) en octubre del 2010: debían fortalecer su capital.

Tanto el gobierno suizo como el banco central advirtieron que no estaban dispuestos a rescatar nuevamente con recursos públicos a los gigantes bancarios privados.

La decisión de Credit Suisse de aumentar su capital vía Medio Oriente responde a la necesidad de cumplir con estos requisitos.

Fin del recuadro

Credit Suisse y Grecia

Tras el riesgo de suspensión de pagos en el que incurrió, Grecia quedó fuera de los mercados de bonos hace un año. En febrero del 2011, los grandes bancos internacionales vuelven a interesarse en el futuro financiero de este país.

Credit Suisse, Goldman Sachs y Barclays Plc realizaron negocios con el banco ateniense Piraeus –el cuarto más importante del país- al ayudarle a reunir 1.200 millones de francos suizos, una operación que se tradujo para ellos en una ganancia inmediata de 44,5 millones de francos.

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

×