Navigation

Novartis recibe condena por discriminación femenina

La figura de Daniel Vasella, presidente del consejo del consorcio Novartis, que esta semana está en la mirada de los tribunales a causa de una de sus divisiones en EE.UU. Keystone

Una división del grupo farmacéutico Novartis AG ejerció discriminación contra sus empleadas, según determinó un tribunal de distrito de Nueva York.

Este contenido fue publicado el 18 mayo 2010 - 12:41

Novartis deberá pagar a 12 mujeres un total de 3,3 millones de dólares (3.74 millones de francos suizos) en daños compensatorios y otra cifra, a determinar esta semana, por daños punitivos. El caso resulta ser una de las demandas colectivas más importantes en la historia de los Estados Unidos por discriminación laboral femenina.

Las ex trabajadoras del consorcio de origen suizo alegan haber sido relegadas en términos de salarios y oportunidades por cuestiones de género.

El proceso ha sido encabezado por 17 mujeres, todas ellas ex empleadas del grupo de Basilea, que representan a su vez a 5.600 colegas que se han quejado indicando que a partir del 2002 fueron víctimas de una campaña de discriminación –en materia de remuneraciones y ascensos-, especialmente cuando decidían embarazarse.

La demanda, en beneficio de 5.600 empleadas y ex trabajadoras de Novartis alegaba que, mientras trabajaban en Novartis Pharmaceuticals Corp, una división estadounidense de la empresa suiza, a las mujeres se les negaba de manera sistemática promociones, recibían menores salarios y tenían un tratamiento diferente.

Los representantes legales de las mujeres dijeron, en documentos presentados ante el tribunal, que las quejas realizadas ante el departamento de Recursos Humanos eran ignoradas y que el embarazo era con frecuencia el motivo de la discriminación.

El despacho jurídico a cargo de la defensa es Sanford Wittels & Heisler en Nueva York. Los abogados del caso, David Sanford, Steven Wittels y Catherine Kimpel, han afirmado que la discriminación ejercida por Novartis en términos de salario, promociones y condiciones laborales para las mujeres, viola el Título VII del Código de Derechos Civiles vigente en EEUU desde 1964.

Consultado sobre el caso, David Sanford afirmó que “las mujeres demandantes han tenido que pagar el precio de ser parte de una cultura corporativa que consiente un trato hostil hacia las mujeres”.

Posibilidad de recurso

Las primeras demandas por discriminación laboral contra Novartis en EE.UU. se presentaron en 2004, pero fue hasta 2007 cuando un juez federal del estado de NY les acordó el estatus de demanda colectiva. Y es hasta 2010 que el caso se resuelve ante los tribunales.

Novartis ha dicho durante el proceso que no discrimina a las mujeres y que estableció políticas para asegurar la igualdad de sus empleados.

Tras el veredicto de este lunes expresó su desacuerdo y anunció que considera presentar recurso.

swissinfo.ch y agencias

Acusaciones

De acuerdo con el despacho de abogados neoyorquino Sanford Wittels & Heisler, algunos de los incidentes de discriminación laboral femenina por los que es juzgada Novartis incluyen:

Negar a algunas empleadas el derecho a un incremento salarial por no haber estado en su zona de ventas durante su baja por maternidad.

Evitar la formación ejecutiva de empleadas a punto del ascenso por haber confirmado que estaban embarazadas.

Jefes de la compañía que evitaban contratar mujeres bajo el argumento de: “Primero se enamoran, luego se casan y después vienen los hijos y los tiempos parciales”.

Entrenadores de personal que sugirieron a sus empleadas no embarazarse durante los ciclos de formación.

E incluso, la sugerencia de un jefe a una de sus subordinadas de abortar si quería continuar avanzando en su carrera profesional.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.