Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza, optimista sobre su futuro económico

El gobierno suizo prevé que el ritmo de crecimiento se ralentice hasta mediados de 2009.

(Keystone)

Las empresas exportarán menos y los productos básicos seguirán encareciéndose; sin embargo, a cambio, la capacidad de consumo de los helvéticos se mantendrá estable en 2009.

Seco y KOF presentaron esta semana sus pronósticos y aseguran que la inflación cederá y Suiza perderá algunos empleos.

La economía suiza 'se enfría' tras cuatro años de avanzar a todo vapor. Y luego de quedar claro que la crisis de los créditos hipotecarios estadounidenses de mala calidad (subprime) cobrará factura a todas las economías del mundo, la revisión de expectativas se vuelve una necesidad para los gobiernos y las empresas, que buscan una brújula certera para tomar de decisiones en el futuro.

La primavera fue el espacio en el que organismos mundiales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) o la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) pasaron a escrutinio el futuro de la economía suiza.

El verano, en tanto, abre este mismo espacio para los expertos de 'casa', que esta semana presentaron sus perspectivas.

Menos crédito

El pasado lunes (23.06), la Secretaría de Estado de Economía (Seco) y los expertos de análisis coyuntural (KOF) de la Escuela Politécnica Federal de Zurich (EPFZ) presentaron sus previsiones económicas para 2008 y 2009.

En ellas dejaron claro que después de una racha de crecimiento superior al 3% en el periodo 2006-2007, el primer semestre de este año evidencia que la economía pierde vigor.

Desde la perspectiva de Seco, el Producto Interno Bruto (PIB) -suma de toda la riqueza que es capaz de generar una economía durante un periodo de un año- crecerá 1,9% este año y sólo 1,3% el año próximo.

KOF, por su parte, habla de 2% este año y 1,8% el próximo.

¿En qué se traducirá dicha pérdida de ritmo?

"La amplitud de los efectos de la crisis que han vivido los mercados financieros internacionales es aún difícil de estimar y es muy probable que durante los próximos meses observemos que algunos países restrinjan la llave del crédito", explicó Seco.

Y KOF agrega que, en el terreno práctico, una economía con menos flujo de financiamiento podrá crecer menos.

Esto es, las empresas lo piensan dos veces antes de realizar inversiones en maquinaria, expansión o en nuevas contrataciones, y Suiza formará parte de los países que vivirán este fenómeno en 2009.

Menos exportaciones

El gran motor de la economía suiza son sus exportaciones.

Sin embargo, ya que Estados Unidos (EEUU) y los vecinos de Europa avanzarán menos, su demanda de bienes y servicios helvéticos también será menor. Esto impactará los ingresos de Suiza, pero no la pondrá a tambalear.

Tanto Seco como KOF coinciden en que su consumo interno, es decir, el que realizan los helvéticos en casa, será positivo.

"Y una demanda interna sana ayudará a la economía suiza a hallarse mejor parada en un contexto complejo para la economía mundial. Es verdad que el precio de las materias primas y el petróleo seguirán al alza, pero la economía de los hogares se mantendrá relativamente estable", precisó Seco.

Con respecto a la inflación, KOF aseguró que regresará a la buena ruta. Este año, cerrará en 2,5%, un dato que podría ser calificado de "glorioso" para una economía emergente, pero que es muy alto para el estándar suizo.

El Banco Nacional Suizo (BNS) intentará regresar a un 2% como máximo, y Seco y KOF coinciden en que será viable.

... también menos empleo...

El empleo es el indicador más sensible de toda la economía porque es el que afecta directamente a la población y sus bolsillos.

Suiza cerrará este año con un nivel de desempleo de 2,5% de la Población Económicamente Activa (PEA), es decir, la población en edad y deseo de trabajar.

El año que entra, y como consecuencia lógica de un menor crecimiento económico, el empleo también se verá afectado.

Sin embargo, el impacto será mínimo a juicio de Seco. De hecho, espera que repunte a sólo 2,6% para el cierre del 2009, lo que significaría la pérdida de unos 4.600 empleos fijos.

Para KOF, la industria suiza viene de un gran desempeño y aunque crecer menos siempre implica generar menos plazas, este fenómeno se observará ya bien entrado 2009 y en 2010, no antes.

Los cantones con menos desempleo en 2009 serán Berna (1,6%), Grisones (1,4%), Glarus (1,2%) y Uri (0,8%). Y los cantones con mayor desempleo seguirán siendo Ginebra (5,6%), Vaud (3,9%), Basilea (2,8%) y Valais (2,8%).

swissinfo, Andrea Ornelas

Datos clave

Las previsiones sobre el crecimiento económico suizo en 2009 van del pesimismo del FMI a la mirada optimista de KOF:

FMI (0,9%)
Seco (1,3%)
OCDE (1,4%)
KOF (1,8%)

Fin del recuadro

Contexto

La Secretaría de Estado de Economía (Seco) es la instancia gubernamental helvética encargada de seguirle el pulso a la economía y al comercio, y la encargada de realizar estudios sectoriales (industria, agro, servicios, empleo).

KOF es la entidad perteneciente a la Escuela Politécnica Federal de Zúrich encargada de realizar análisis y perspectiva económica. Información que sirve a las empresas para la toma de decisiones.

El Producto Interno Bruto (PIB) sólo contabiliza los bienes y servicios producidos dentro de la economía formal, no incluye, por ejemplo, las ganancias generadas en un país por su economía subterránea, el trabajo doméstico o las labores productivas no remuneradas en empresas familiares.

Fin del recuadro

Schindler, multada por Bruselas

La Comisión Europea (CE) anunció este martes (24.06), que presentó una demanda ante el Tribunal de Comercio de Bruselas contra cuatro fabricantes de ascensores, incluido el grupo helvético Schindler. Las otras tres compañías son TyssenKrupp, Otis y Kone.

Les culpa de haber creado un "cartel de precios" que encareció artificial y dolosamente el valor de sus productos durante más de nueve años durante la década pasada.

La Unión Europea ha sancionado en diversas ocasiones los cárteles de precios en distintos sectores, pero ésta es la primera vez en la que se erige además como víctima del daño, ya que las cuatro empresas fueron sus proveedoras de ascensores en Bruselas y Luxemburgo (sedes comunitarias).

La pena a la que se harán acreedoras es a una multa global por 1.450 millones de francos suizos.

Fin del recuadro


Enlaces

×