Navigation

Zapatero pide confianza en la economía española

El presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, durante su participación en Davos. Reuters

El presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, participó este jueves, por primera vez, en el encuentro anual del Foro Económico Mundial de la localidad suiza de Davos donde defendió la fortaleza del sistema financiero de su país y de la zona euro.

Este contenido fue publicado el 28 enero 2010 - 17:43

Por su parte, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, canceló su viaje a Davos por un problema leve de salud que le impidió trasladarse. Lula debía recibir el premio al Estadista Mundial en el citado evento.

La asistencia de Zapatero, que coincide con la Presidencia española de turno de la Unión Europea, es la primera de un presidente español desde el año 2000, cuando era presidente José María Aznar.

Zapatero tomó parte en la sesión 'Repensar la zona euro', junto al presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, el presidente de Polonia, Lech Kaczynski, el presidente de Letonia, Valdis Zatler, y el primer ministro de Grecia, George Papandreou.

José Luis Rodríguez Zapatero pidió confianza en la economía española: "Somos un país serio y vamos a cumplir el Pacto de Estabilidad", manifestó un día después de que el economista Nouriel Roubini calificara en Davos a España como una "amenaza" para la zona euro y afirmó que podría provocar un "desastre" en el área integrada por 16 países.

Zapatero destacó la fortaleza del sistema financiero de su país. "Debemos ser de los pocos países desarrollados con cierto tamaño en su economía en donde el mapa bancario no ha cambiado nada desde hace diez años. Somos la excepción" subrayó. "Incluso un banco español, el Banco Santander, fue llamado a ayudar en la crisis en Reino Unido. Aguantamos bien porque tuvimos supervisión y regulación".

En el marco de la presidencia europea, Rodríguez Zapatero, defendió al euro y afirmó que "ha sido, es y será una moneda fuerte".

También respondió a las críticas de medios de comunicación económicos estadunidenses y británicos, en torno a la elevada deuda española y una tasa de desempleo de casi 20%. "Es un poco chocante que desde determinados ámbitos de opinión después de lo que hemos visto en Estados Unidos y en Alemania se critique a España", declaró Rodríguez Zapatero. "Tenemos una trayectoria de país serio y cumplidor".

Calderón y Uribe

Además se contó en Davos con la presencia de dos líderes latinoamericanos: el presidente mexicano, Felipe Calderón, y el colombiano Álvaro Uribe, para hablar de gobernanza mundial y crecimiento, respectivamente.

Felipe Calderón, promovió la inversión en su país en su comparecencia en el Foro Económico de Davos. Posteriormente encabezó un debate sobre el futuro de los compromisos climáticos del mundo, ya que el próximo encuentro internacional se realizará en México.

En el citado debate sobre el rediseño de la gobernanza global, participó también Zapatero junto al presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak, que será uno de los anfitriones de los próximos encuentros del G-20, así como con el presidente mexicano, el presidente de Sudáfrica, Jacob B. Zuma, y el primer ministro de Vietnam, Nguyen Tan Dung.

El presidente colombiano, Álvaro Uribe, se reunió con la presidenta suiza, Doris Leuthard, para hablar sobre comercio. Ambos países han mantenido unas tensas relaciones en los últimos dos años.

Uribe se entrevistó después con el presidente de la Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Jacob Kellenberger. Éste último informó a Uribe que los desplazados internos en Colombia disminuyeron en un 50% en el 2009 respecto a 2008.

Por su parte, Doris Leuthard mantuvo una charla con el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, y el presidente de Corea del Sur, Lee Myung-bak. Estos dos países acogerán la próximas reuniones del G-20.

Clinton pide ayuda para Haití

La terrible situación de Haití desembarcó el jueves en la tribuna principal del Foro de Davos con un llamamiento del ex presidente norteamericano Bill Clinton a los empresarios para que participen en la reconstrucción del devastado país caribeño y una solicitud de Brasil para que el mundo ofrezca "arancel cero" a sus productos.

En una sesión especial dedicada al país caribeño, Bill Clinton pidió a los empresarios reunidos en Davos invertir con confianza en Haití, ayudando a la reconstrucción de la parte del país destruida por el sismo del pasado 12 de enero y "acelerando" el desarrollo del 70% que no se vio afectado por la tragedia.

"Tienen la mejor oportunidad de su vida de escapar al pasado y tenemos nuestra mejor oportunidad de nuestras vidas de ser parte de eso", dijo un emocionado Clinton, nombrado enviado especial de la ONU para Haití, donde murieron unas 170.000 personas a raíz del desastre natural.

Sentado a su lado, el canciller brasileño Celso Amorim propuso que todos los países del mundo en condiciones de hacerlo recorten a cero los aranceles para los productos procedentes de Haití durante un plazo de 15 a 20 años, de modo de ayudar a la recuperación de este país devastado por un seísmo.

Iván Turmo, swissinfo.ch y agencias

CONTEXTO

El Foro Económico Mundial (WEF) fue fundado hace 40 años por el alemán Klaus Schwab, entonces profesor de Negocios en la Universidad de Ginebra, como una organización promotora del debate a favor de una economía global y socialmente responsable.

Desde su primera edición, el WEF se celebra en la estación alpina de Davos, cantón de los Grisones (Suiza oriental).

El trabajo es tan intenso dentro del Centro de Convenciones como fuera de él. El WEF 2010 permite a los representantes de grandes bancos, como UBS, Credit Suisse, Deutsche Bank o Morgan Stanley, discutir sobre su futuro, de cara a una serie de legislaciones internacionales que restringen cada vez más su capacidad para especular o pagar sueldos millonarios a sus empleados.

End of insertion

Datos clave

La estructura del WEF está conformada por representantes de las 1.000 compañías más rentables del orbe y por 200 directivos de empresas pequeñas en países desarrollados.

Al WEF 2010 asisten: 1.400 empresarios, 30 jefes de Estado, 72 ministros, 101 dirigentes de ONG, cerca de 200 catedráticos universitarios y unos 200 líderes mediáticos.

Sólo el 15% de los asistentes al WEF 2010 son mujeres. A escala mundial la mujeres ocupan sólo el 2,5% de los puestos directivos en las empresas.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.