Navigation

El óptimo comportamiento de Nestlé

Nestlé reportó un comportamiento óptimo durante el ejercicio 2002. Keystone

En medio de una andanada de cifras rojas en el panorama financiero suizo, la firma anunció este jueves un beneficio de 7 mil 564 millones de francos durante el ejercicio del 2002.

Este contenido fue publicado el 27 febrero 2003 - 17:21

Su cifra de negocios ascendió a 89 mil 160 millones de francos y 40% se gestó en América.

El presidente y director general (PDG) de Nestlé, el austriaco Peter Brabeck-Lemathe, anunció este jueves, en conferencia de prensa, los "resultados récord" obtenidos por la firma durante el año pasado. El incremento en las ganancias fue de 13,2% con respecto al 2001.

El titular de la compañía número uno mundial en el ramo de la alimentación se mostró orgulloso por la excelente salud financiera de Nestlé y anunció un alza en los dividendos bursátiles que sitúa cada acción en siete francos.

"Nestlé ha trabajado bien. El nivel récord de las ventas, el beneficio neto y la liquidez en francos suizos, durante un período de vientos contrarios en materia monetaria, de lentitud económica e incertidumbre política, muestran que estamos en el buen camino", afirmó el PDG.

América, a la cabeza

El 40% de las operaciones de producción y comercialización del gigante de Vevey se gestó en el continente americano.

"Esto constituye todo un récord en nuestras actividades y es la primera vez que sucede en la historia de la compañía", dijo Carlos Eduardo Represas, director adjunto de Nestlé para América, en entrevista con swissinfo.

Explicó que desde hace algunos años, y por razones estratégicas, la empresa aglutinó, en una sola división, las actividades que mantiene en Canadá, Estados Unidos y los países latinoamericanos.

Las operaciones de Nestlé en Europa generaron el 39% de la cifra de negocios de la empresa, y aquellas en la zona de Asia, Oceanía y África, el 21%.

Medidas de equilibrio

El aumento en el volumen de las operaciones de Nestlé en América obedeció a varios factores. El primero, a las adquisiciones que se hicieron no sólo en el continente, sino en todo el mundo. Así, por ejemplo, se inició una sociedad, en materia de productos lácteos refrigerados y de leches líquidas, con la empresa neozelandesa, Fonterra.

"Con esas adquisiciones se equilibraron las pérdidas que la empresa registró en países con dificultades financieras como Argentina, México, Perú y Venezuela", puntualizó Carlos Eduardo Represas y añadió su esperanza de que "para este 2003, esas naciones recobren el sendero del crecimiento".

El buen comportamiento de los mercados de Nestlé en Estados Unidos y Canadá influyó también en los resultados del 2002.

"Sólo ambos países facturaron un 60% de las actividades en toda América. El resto se generó en países latinoamericanos", afirmó el dirigente.

Precisó también que las exitosas actividades de las filiales de Nestlé en Brasil, América Central y Ecuador, ayudaron a equilibrar las finanzas".

Desestiman impacto de Irak

Por otra parte, el director adjunto para las Américas, descartó que una eventual guerra en Irak pueda afectar los negocios de Nestlé.

"No es un conflicto en el ramo de la alimentación. Pasará allá lo que tenga que pasar. El impacto sobre la economía mundial dependerá de cómo se desarrolle el conflicto. Dependerá del éxito (o fracaso) de las operaciones militares y de su 'timing'. Pero, en el sector de la alimentación -insistió-, el posible conflicto en Irak no tendrá impacto significativo alguno".

En otro estado de cosas, a pregunta expresa de un periodista y en virtud de las nuevas disposiciones sobre la gobernabilidad de las empresas suizas -evocadas por él-, Peter Brabeck-Lemathe reveló su salario anual: 6 millones 400 mil francos suizos.

swissinfo, Luis Vázquez, Vevey

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.