Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El 'súper franco' enciende focos rojos

Por

El franco suizo gana valor frente al euro.

(Keystone)

La moneda suiza se confirma como divisa refugio en tiempos de crisis. El pasado lunes, 27 de octubre, alcanzó su nivel histórico más alto frente al euro.

El sector exportador, eje de la economía helvética, es el principal afectado. Sus productos se encarecen súbitamente en la Unión Europea (UE), el principal socio comercial de Suiza.





El franco suizo se ha apreciado un 15,7% frente al euro desde el 1 de enero hasta la fecha.

Más aún, sólo durante la última semana ganó un 5% y el pasado lunes (27.10) se pagaban sólo 1,4308 francos suizos por cada divisa europea, el nivel más bajo en más de siete años.

Y como es imaginable, el tema comienza ya a preocupar tanto a analistas financieros como a industriales y al banco central.

La fortaleza del franco revela la confianza que le otorgan los inversores extranjeros en tiempos de volatilidad, al considerarlo una divisa de refugio. Y eso halaga a cualquier país.

Sin embargo, encarece también de forma artificial y repentina los productos helvéticos que se comercian cotidianamente en la Unión Europea (UE).

Los primeros daños, de hecho, se dejaron sentir en las cifras de comercio exterior de enero-septiembre.

La paradoja cambiaria

La política cambiaria de Suiza se ciñe a las fuerzas del mercado.
Son la oferta y la demanda (de francos suizos con respecto a otras divisas, en este caso) las que determinan la paridad que tendrá la moneda helvética frente al dólar, el yen o el euro.

Un franco suizo excepcionalmente fuerte arroja un selecto grupo de ganadores: los suizos incrementan su poder adquisitivo en Europa, lo mismo para hacer compras fronterizas de lo cotidiano, que para realizar viajes de negocios o placer. Dicho con simplicidad, Europa se abarata para ellos.

No obstante, industrias como la maquinaria, la relojería, la química, la farmacéutica o el turismo, se ven afectados exactamente por las mismas razones.

Los europeos se piensan dos veces antes de comprar un producto suizo, porque éste es un 5, 10 o 15% más caro que hace sólo unos meses. Una dinámica que pone freno a las importaciones llegadas de Suiza.

El viraje conviene poco a los suizos ya que, según confirman las cifras de la Administración Federal de Aduanas (AFA), dos tercios de las exportaciones nacionales se dirigen justamente a los países de la UE.

Primeras señales de fatiga

Suiza viene de una buena racha; sus últimos tres años han sido especialmente generosos en materia de comercio exterior. El 2008, no obstante, marca el punto de inflexión.

De acuerdo con cifras de la AFA, entre enero y septiembre de este año, Suiza exportó bienes y servicios por 157.070 millones de francos suizos, apenas un 0,7% por encima del mismo lapso de 2007.

El año pasado, entre enero y septiembre, las exportaciones habían crecido casi 8% real con respecto al 2006.

Las importaciones, por su parte, sufrieron el fenómeno inverso.
Suiza le compró al mundo bienes por 142.020 millones de francos suizos entre enero y septiembre de este año, 8% más en términos reales que durante los primeros nueve meses de 2007.

El año previo, en este lapso, el crecimiento había sido de sólo el 3,3%. Y la tendencia apenas comienza.

Este 2008, sectores como el de los plásticos o los textiles habrán retrocedido en sus ventas con respecto a 2007. Y la sólida industria farmacéutica verá también caer sus ventas alrededor de un 5% este año.

Swissmem opina

La industria de la maquinaria, equipo eléctrico y de los metales -representados vía la patronal Swissmem- es una de las protagonistas del sector exportador suizo.

Este año, sus ventas sumarán alrededor de 80.000 millones de francos suizos, de los cuales un 80%, es decir, unos 64.000 millones de francos, derivarán de las exportaciones. Un 'súper-franco' es, en consecuencia, un desafío para este sector.

Entrevistado por swissinfo, Ruedi Christen, director de Comunicación del Swissmem, asegura que por el momento el gremio observa con prudencia y optimismo la evolución del franco.

Esperamos sinceramente que se trate de una apreciación temporal, no permanente. De lo contrario, las ventas de nuestras industrias sí se verían afectadas por el impacto que el tipo de cambio ejerce sobre los precios de nuestros productos, señala.

Y si un franco excepcionalmente fuerte se combinara con una baja en la demanda, entonces sí habría daños.

En Suiza, el banco central es la única autoridad capaz de influir sobre el curso del tipo de cambio a través del manejo de su política monetaria. La liquidez (dinero que fluye en la economía cotidiana) del mercado y el nivel de las tasas de interés tienen un impacto directo sobre el tipo de cambio.

Consultado sobre si estima que el Banco Nacional Suizo (BNS) tomará decisiones cuyas consecuencias favorezcan al sector exportador, Christen afirma:

"Tenemos mucha confianza en nuestro banco central y estamos convencidos de que sus decisiones siempre buscan el bienestar general de la economía suiza".

Y por ahora, insiste, queremos confiar en que la apreciación extraordinaria del franco suizo es sólo un asunto pasajero.

Franco suizo

Es la moneda de curso legal que utilizan Suiza y el Principado de Liechtenstein. Es considerada una de las monedas más estables del mundo.

Esta divisa es resultado de la unión monetaria decidida por diversos cantones suizos en 1850, periodo en el que la coexistencia de monedas cantonales y regionales era muy difícil de manejar.

El mercado cambiario está constituido por el banco central (que compra y vende divisas al mayoreo), los bancos (que repiten la operación de compra-venta pero a menor escala), las agencias de tipo de cambio y los protagonistas del comercio exterior.

A mayor demanda de francos suizos, más aumenta su valor frente a otra moneda. A mayor oferta de francos, pierde valor.

Fin del recuadro

Exportaciones suizas

Las exportaciones suizas han ido en incremento constante durante los últimos ocho años:


Año Millones de francos suizos
2000 126.549,1
2001 131.717,1
2002 135.740,8
2003 135.472,2
2004 146.312,3
2005 156.977,3
2006 177.474,8
2007 197.291,3
2008 201.300,4*

*Previsión

Los 10 países a los que Suiza más exportó en 2007 son (cifras en francos suizos):

Alemania 41.900
Italia 18.000
Francia 17.200
EEUU 20.100
Gran Bretaña 10.500
Austria 6.300
España 7.600
Bélgica 4.200
Japón 6.700

Fuente: Administración Federal de Aduanas (AFA)

Fin del recuadro

swissinfo


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×