Navigation

El fútbol, rehén del nacionalismo

Este contenido fue publicado el 07 mayo 2008 - 16:47

En muchos países el fútbol se ha desarrollado como otros deportes, formando parte de una política de conquista del poder y sirviendo a una ideología. Cuanto más extremista sea el régimen político, más probablemente desarrollará una política deportiva de envergadura y dotará de estatuto 'oficial' al deporte (por ejemplo, la Italia fascista, la Alemania nazi, los deportes olímpicos en la URSS y en los países del Este, la Argentina del Mundial del 78). Desde sus comienzos, el fútbol absorbió rápidamente la expresión de un nacionalismo, un patriotismo y un chovinismo exacerbados, incluso antes de que aparecieran las federaciones internacionales y de que nacieran los mundiales en los años 30.

Philippe Villemus, 'El dios fútbol' (Ediciones Eyrolles, 2006)

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

En cumplimiento de los estándares JTI

En cumplimiento de los estándares JTI

Mostrar más: SWI swissinfo.ch, certificado por la JTI

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?