Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El fin de un mito suizo

Ovomaltine marca famosa que deja de ser suiza.

(swissinfo.ch)

Las marcas Ovolmatine y Caotina ya no serán suizas. Pasan a manos británicas.

Novartis las vendió a la Associated British Foods en 400 millones de francos (270 millones de euros).

La venta, que está sujeta a la aprobación de las autoridades de vigilancia de la concurrencia, concierne solamente los sectores alimentarios y las bebidas, es decir Ovomaltine, Ovaltina, Caotina y Lacovo.

Estas famosas marcas que forjaron la tradición de los productos alimenticios típicamente helvéticos, pasarán a manos de la transnacional británica, que concentrará gran parte del mercado internacional en este rubro.

La globalización de la economía obliga

La venta a la transnacional británica forma parte del proceso de división del mercado entre las grandes firmas multinacionales. Con la venta, Novartis aspira a concentrar sus actividades en el sector farmacéutico, dejando en manos de su ex concurrente británico el de las bebidas chocolateadas.

La firma suiza establecida en Basilea informó el martes en un comunicado, que la Associated British Foods, cuya cifra de negocios se elevó el año pasado a 366 millones de francos, está en mejores condiciones para rentabilizar los productos vendidos. La transacción no incluye las marcas comercializadas en Estados Unidos y Puerto Rico.

Novartis emplea 2400 personas repartidas en los centros de producción de Nyon (cantón de Vaud), Neuenegg y Berna. Según el comunicado de Novartis, la transnacional británica se comprometió a maximizar los empleos en el extranjero y garantizar su continuidad en Suiza.

El proceso de desmantelamiento de la división de alimentos de la firma helvética se proseguirá, según el comunicado de Novartis, con la futura venta de los rubros de la dietética, cereales, y bebidas para deportistas, como Isostar.

Esta venta constituye un pequeño "golpe emocional" en el inconsciente colectivo de los suizos, toda vez que esas marcas estaban relacionadas con la identidad nacional, al menos en lo relacionado a las bebidas malteadas y chocolatadas, una especialidad muy Suiza, que desaparece.

Más de un siglo de existencia

Los orígenes de Ovomaltine remontan al año 1865, cuando el doctor Georg Wander, en su laboratorio del casco antiguo de la ciudad de Berna, investigaba la forma de luchar contra la desnutrición de aquellos años.

Sus investigaciones consistían en la utilización de un producto natural que se conocía como remedio desde hace dos mil años, y que se obtenía a partir de los granos de cebada o el orzuelo, la malta. El doctor Wander fue el primero en lograr conservar el sabor de la malta gracias un sistema de vacío especial.

Merced a ese procedimiento, nació un producto extraído de la malta que durante años fue una bebida fortificante para niños y personas enfermas. Pero a principios del siglo XX, Albert Wander, químico farmacéutico e hijo del inventor, transformó la bebida en "alimento energético".

Mejor gusto y más nutritivo

Su astucia consistió en refinar el gusto del producto agregándole otros componentes energéticos naturales. Fue la receta original de 'Ovo', como se le conoció popularmente en Suiza, un alimento fabricado con cebada de malta, huevo, leche, todo mezclado con un poco de cacao.

Ovomaltine llegó al mercado en 1904 en su envase original de Wander S.A., y dos años más tarde se lanzó a la conquista de otros países, especialmente Italia y Gran Bretaña. En 1927 fue construida la unidad de producción de Neuenegg, cerca de Berna, y desde 1931 comenzó a ser comercializada en sus conocidas bolsitas instantáneas.

Más tarde, en 1967, la firma Wander S.A fue adquirida por el consorcio farmacéutico Sandoz, grupo que en 1997 fusionó con la transnacional Ciba-Geigy, conglomerado que su vez dio origen a Novartis, el último dueño suizo de la mítica bebida energética.

swissinfo


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×