Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El FMI pide más reformas a Suiza

El responsable de la misión del FMI, Bob Traa (izq) y Peter Siegenthaler, director del DFF.

(Keystone)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recomienda a Berna la introducción de reformas en los sectores de seguridad social y pensiones, además de la apertura de sus mercados.

Por otra parte, su informe anual sobre Suiza, divulgado este lunes, califica de "positivas" las perspectivas económicas.

En el 2006, explica el Fondo Monetario Internacional, el crecimiento de la económica helvética se podría beneficiar con la recuperación gradual de la eurozona y el incremento de la demanda interna.

Anota asimismo que la política monetaria del Banco Nacional Suizo (BNS) mantiene su buen funcionamiento y que, a pesar del aumento del precio del petróleo, la inflación conserva una tasa considerablemente reducida (1%).

Recursos

Para el FMI, las reformas estructurales emprendidas han tenido un efecto moderador; por ejemplo, la apertura de mercados en diversos sectores, tales como el comercio al menudeo, han tenido un impacto positivo.

De acuerdo con la institución, el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) helvético será del orden de 2,25% en el 2006.

Cabe hacer notar que su previsión supera las del BNS, la Secretaría de Estado de Economía (Seco) y de los institutos de investigación coyuntural suiza.

Estos últimos estiman que la economía nacional deberá registrar este año un avance de 1,5% a 2%.

Eso significa, de acuerdo con el responsable de inspección del FMI, Bob Traa, que el país tiene aún recursos disponibles.

Advierte, sin embargo, que "Suiza no tiene que esperar demasiado para introducir reformas en materia fiscal y estructural".

Gastos sociales

Por otra parte, la organización multilateral considera que las autoridades suizas podrán suprimir el déficit estructural de la Confederación de aquí al 2007.

Sin embargo, apunta que la presión aumentará en los próximos años a causa de los gastos de las prestaciones sociales. La institución insiste en la necesidad de que Suiza introduzca reformas estructurales para disminuir los gastos del rubro.

Consideradas insoslayables, esas reformas ya no deberían ser pospuestas. El Fondo advierte que, con el tiempo, su puesta en marcha será más problemática de lo previsto, en particular, a causa del envejecimiento de la población.

Entre los renglones señalados por el FMI figuran las reforma del seguro de invalidez (AI por sus siglas en francés) y del seguro de retiro (AVS).

El organismo elogia la decisión de fijar la jubilación de las mujeres a los 65 años pero considera que deben establecerse otras medidas para prolongar la duración de la vida profesional.

En materia de previsión profesional (caja de pensiones) la institución financiera internacional considera que ha sido subestimada la insuficiencia de la cobertura actual.

Las industria de la red

El FMI insiste igualmente en una reforma más rápida de las industrias de la red (electricidad, telecomunicaciones, etc.). En sus conclusiones apunta que Suiza es todavía "uno de los países menos reformado" en esos sectores.

Finalmente, la institución monetaria señala a la Confederación que la abolición de barreras comerciales en la agricultura sería particularmente favorable a los países más pobres.

swissinfo y agencias

Contexto

Suiza se adhiere al Fondo Monetario Internacional (FMI) en mayo de 1992.

El FMI efectúa una evaluación anual de la situación económica y financiera de sus miembros.

Una misión de esa institución estuvo en Suiza del 24 de febrero al 6 de marzo para preparar su informe.

Sus miembros se reunieron con representantes de la administración federal, del banco nacional, del sector privado y de la sociedad civil.

Fin del recuadro


Enlaces

×