Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El franco suizo alcanza la estatura del euro



A la espera de una nueva decisión del BNS.

A la espera de una nueva decisión del BNS.

Este martes, el tipo de cambio registró una nueva paridad histórica: 1,047 francos suizos por euro. En opinión del UBS, el único camino para frenar la escalada de la divisa helvética es una intervención directa del BNS.

El gobierno y el banco central analizan toda clase de escenarios, pero escatiman en acciones. Hoteleros y restauradores exigen una tasa de cambio exclusiva para sus gremios mientras la bolsa sigue nerviosa.

El más negro de los escenarios presagiados por el sector exportador suizo se torna realidad: el franco se mide ya cara a cara con el euro.

Un tema que tiene en vilo al gobierno y cuya llegada inminente llevó al Consejo Federal a convocar este lunes (08.08) a una reunión de emergencia, a la que asistió también el presidente del Banco Nacional de Suiza (BNS), Philipp Hildebrand.

“Tanto el Consejo Federal como el BNS estiman que el franco está netamente sobrevaluado y que una enérgica intervención es necesaria en materia monetaria”, anticipó el Departamento Federal de Economía (DFE).

Un tema delicado

Consultado por swissinfo.ch, André Simonazzi, portavoz del gobierno suizo confirmó que el gobierno trabaja en analizar escenarios para frenar la escalada del franco.

 “El tema (cambiario) es muy delicado, el gobierno analiza la situación de forma integral, y cuando haya concluido su examen presentará propuestas concretas”, dijo.

Simonazzi confirmó que el próximo día clave en la agenda económica de Suiza será el miércoles 17 de agosto, fecha en la que el gobierno celebrará una nueva reunión ordinaria.

El tema cambiario es una prioridad, pero esto no significa –aclaró- que ese miércoles haya anuncios concretos en materia cambiaria, éstos pueden materializarse en las próximas semanas.

Tanto el gobierno como el BNS reconocen que la crisis de la deuda en Europa y la coyuntura que vive EEUU entrenan pérdidas sustanciales para las bolsas y acentúan las presiones sobre el franco.

Y el gobierno suizo aceptó ya que la economía se desacelerará en los meses por venir.

“Y aunque la situación de Suiza es mejor que la de los vecinos, debemos ser cuidadosos. Toda decisión tomada deberá considerar sus efectos de corto y largo plazo”, refirió el timón económico del gobierno.

Uno a uno

En el terreno cambiario, a las 10h00 del martes, el euro se cotizaba a 1,06 francos suizos.

Para el mediodía, los intercambios se registraban a razón de 1,047 francos por euro.

Al respecto, analistas de Credit Suisse estiman que aquellos que depositan sus ingresos en Suiza tienen aversión al riesgo y buscan sobre todo, seguridad.

“La diferencia que existe entre las tasas de interés suizas y las europeas merma hasta 1,5% las ganancias anuales de quien invierte en francos suizos en lugar de hacerlo en euros, pero les otorga a cambio certidumbre”, citan analistas del banco helvético.

Por su parte, KOF confirma esta interpretación al asegurar que los inversionistas que se dirigen hacia el franco temen la insolvencia de las otras divisas.

Por su parte, la posición del UBS es contundente.

En una nota enviada a inversionistas, el banco dibujó pocas alternativas para frenar la apreciación dela moneda suiza.

“El lunes”, cita, “el tipo de cambio alcanzó una paridad de 1,07 francos por euro a pesar del alivio puntual que generó la intervención del Banco Central Europeo (BCE)”.

Cabe recordar que el BCE compró bonos en el mercado secundario de deuda para aliviar las tensiones en los mercados europeos. De acuerdo con UBS, esta determinación ayuda a Italia y a España, “pero no puede impedir que el euro se devalúe frente al franco suizo”.

Solo queda un camino por delante para frenar a la divisa helvética, advierte UBS:“Una intervención directa por parte del Banco Nacional de Suiza (BNS)”.

Su análisis, de hecho, da casi por hecho que el BNS tomará esta decisión porque recomienda a los inversionistas comprar activos extranjeros antes de que el banco central debilite al franco.

Tipo de cambio especial

Las voces de exportadores inquietos por el franco fuerte se dejan escuchar claramente desde el 2010. Pero este verano pasaron del discurso a la acción.

GastroSuisse, federación que aglutina a hoteleros y restauradores suizos, presentó (08.08) un programa de 10 puntos en el que exige a las autoridades financieras actuar para frenar la “caída libre del euro”, que considera una amenaza de supervivencia para este gremio.

“La situación de la hotelería y la restauración es difícil y nuestra perspectiva extremadamente precaria”, alerta Klaus Künzli, presidente de GastroSuisse.

La situación actual es más grave de lo que las cifras revelan: “La experiencia muestra que cuando empiezan los despidos derivados de un problema monetario en actividades exportadores, lo que está por venir es una caída del consumo nacional”.

GastroSuisse propone pues medidas como nuevas ayudas públicas para el sector turismo; facilidades para importar insumos alimentarios extranjeros y, sobre todo, una tasa de cambio especial, acordada por el BNS, para los exportadores y el turismo.

Al respecto, André Simonazzi, afirma que todas las propuestas son analizadas, pero aclara que el gobierno no responderá de forma individual a cada sector. Las medidas por anunciar, serán integrales.

Bolsa inquieta

La evolución del tipo de cambio provocó una nueva oleada de nerviosismo en el mercado de valores suizo.

Durante la jornada del martes, el índice SMI inició operaciones ligeramente por debajo de los 5.000 puntos y repuntó durante la primera hora, para volver a retroceder hacia el mediodía (a 4.700 puntos), cuando el franco alcanzó su nivel mínimo frente al euro.

Durante el último tercio de la jornada, la recuperación de las bolsas de Nueva York, el Dow Jones y el Nasdaq del otro lado del Atlántico otorgaron un respiro al SMI, que cerró el día con una pérdida inferior al 0,50%.

Los hoteleros y restauradores suizos piden al gobierno:Una tasa de IVA de solo 2,5% para bajar precios a sus clientes y atraer más turistas extranjeros.

Fondos para Suisse Tourisme aprobados por el gobierno deben pasar de 222 millones de francos suizos a 300 millones como mínimo para compensar el golpe que ha provocado el franco fuerte.

Una tasa cambiaria especial para el turismo y los exportadores, para mantener sus niveles de competitividad. Tasa, en principio, cercana a 1,30 francos por euro.

Fin del recuadro

CONTEXTO

El tipo de cambio es un precio más: el de una moneda frente a otra.
 
En Suiza, por decisión del banco central, el ‘precio’ del franco suizo -paridad frente a otras monedas- están fijado por la oferta y la demanda.
 
Desde el 2010, muchos capitales internacionales se han dirigido a Suiza en busca de certidumbre, provocando la apreciación del franco.

 

En 2010, el BNS compró masivamente euros y dólares para amainar las presiones alcistas sobre el franco. No consiguió su objetivo y perdió 21.000 millones de francos por esta decisión.

Fin del recuadro

swissinfo.ch


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×