Navigation

El gobierno suizo fija sus prioridades europeas

Las tres ministras del gabinete suizo presentaron la política europea. Keystone

El Consejo Federal quiere que la prórroga de la libre circulación de personas para después de 2009 sea combinada con la extensión de ésta a los dos nuevos miembros de la UE, Bulgaria y Rumania.

Este contenido fue publicado el 14 marzo 2008 - 18:38

Por otro lado, adoptó un mandato tendiente a negociar un acuerdo de libre comercio en el sector agrícola con el fin de hacer bajar los precios de la alimentación.

Para el Consejo Federal, la aplicación y adaptación constante de los acuerdos bilaterales existentes constituye la primera prioridad de su política europea.

El gobierno transmitió este viernes al Parlamento su mensaje sobre la prolongación del acuerdo para la libre circulación de personas más allá de 2009 y sobre la extensión de éste a los dos nuevos países miembros de la Unión Europea (UE), Bulgaria y Rumania.

Un rechazo anularía todos los acuerdos

El Consejo de los Estados (cámara alta) discutirá el asunto durante una sesión especial a finales de abril y el Consejo Nacional (cámara baja), probablemente en junio. En caso de que hubiera lugar a un referéndum, lo que casi es seguro, el pueblo podría pronunciarse el 17 de mayo de 2009.

Si el soberano se pronunciara por el no, en uno u otro caso, la denuncia de este acuerdo marcaría el fin de los acuerdos sectoriales con la UE y por ende, de la continuación de la vía bilateral, subrayó el Ejecutivo.

Cláusula de salvaguarda

La apertura del mercado helvético del trabajo a los búlgaros y a los rumanos se hará gradualmente y de manera controlada. Suiza podrá mantener una serie de restricciones durante siete años después de la entrada en vigor de ese texto.

Tras la expiración de este régimen transitorio, una cláusula de salvaguarda unilateral permitirá a Berna, en caso de aflujo masivo de trabajadores procedente de estos dos países, reintroducir contingentes de autorización durante tres años.

Contribución de solidaridad

Bulgaria y Rumanía deberían gozar también de una contribución de solidaridad bajo el mismo modelo que los 'mil millones de cohesión' entregados a los diez países ingresados en 2004 en la UE. El Consejo Federal propone 257 millones a lo largo de diez años.

EL UDC y el ASIN (derecha nacionalista) dieron a conocer su intención de lanzar un referéndum contra estas dos disposiciones.

En particular, esas entidades vinculan la suerte de la libre circulación de las personas a la preservación de la soberanía fiscal de Suiza. Al contrario, los sindicatos y la izquierda se pronuncian por un fortalecimiento de las medidas de acompañamiento.

Agricultura y salud

El gobierno quiere, por otra parte, negociar el libre comercio en los sectores agroalimentario y de la salud pública.

En el ámbito de salubridad es posible reforzar la cooperación en la lucha contra las enfermedades transmisibles, los temas de salud pública y seguridad alimentaria.

En cuanto a la agricultura, se quieren eliminar las trabas al comercio, ya sea que se trate de derechos de aduana y de contingentes o de prescripciones técnicas. El libre comercio debería ser introducido de manera progresiva y completado con medidas de acompañamiento.

Las pérdidas causadas por un acuerdo serán muy importantes para la agricultura nacional, estima la Unión Suiza de Campesinos (USP).

Las compensaciones financieras podrían atenuar el choque, pero no permitirán a la agricultura producir en igualdad de condiciones con sus competidoras europeas, prosigue la USP.

El medio ambiente, las condiciones de producción así como el respeto de normas severas ecológicas y éticas imponen límites a la agricultura suiza.

swissinfo y agencias

Acuerdos Bilaterales

Los siete Acuerdos Bilaterales I de 1999 se refieren a la apertura recíproca de los mercados en campos específicos: libre circulación de personas, obstáculos técnicos al comercio, mercados públicos, agricultura, transporte aéreo y transportes terrestres así como la participación de Suiza en los programas de investigación de la UE.

Los Acuerdos Bilaterales II (2004) cubren nuevos intereses económicos y extienden la cooperación a rubros políticos como la seguridad interior (Schengen/Dublín), el asilo, el medio ambiente o la cultura. Conciernen también al sistema de contribuciones del ahorro.

End of insertion

Libre circulación

El acuerdo sobre la libre circulación de personas con los (otrora) 15 Estados miembros de la UE entró en vigor el 1° de junio de 2002. En septiembre de 2005, Suiza aceptó su ampliación a los 10 nuevos miembros de la UE (Estonia, Letonia, Lituania, Malta, Polonia, Eslovaquia, Eslovenia, República Checa, Hungría y Chipre).

Una ampliación a los dos nuevos países miembros, Rumania y Bulgaria, está en discusión. La UDC (derecha nacionalista) amenazó con lanzar un referéndum contra ese acuerdo.

La libre circulación de personas entre Suiza y la UE está limitada hasta 2009. Por parte de la UE, el acuerdo puede ser tácitamente prolongado. En Suiza, esa medida es sometida a referéndum facultativo. Paralelamente a la extensión de ese acuerdo, la libre circulación debe ser ampliada a los dos más recientes miembros de la UE, Rumania y Bulgaria.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.