Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El portal suizo, lejos de ser una ventanilla virtual

Aún habrá que esperar para tener el portal interactivo del gobierno.

(Keystone)

La Administración Federal presenta su renovado portal en Internet 'ch.ch', facil de recordar con las iniciales de la Confederación Helvética.

Se trata de una sólida herramienta informativa, pero está lejos de ser una ventanilla virtual para la ciudadanía, como era el primer deseo de las autoridades suizas.

La idea inicial era muy atractiva: los suizos podrían realizar diversos procesos administrativos a través del servicio virtual del gobierno, tales como rellenar una solicitud para obtener el pasaporte o presentar su declaración fiscal.

A finales del 2005, el gobierno decidió reducir los objetivos previstos para el portal 'ch.ch', dejando de lado ese tipo de facilidades.

Ahora ha presentado las reformas en su portal, mostrando un muy buen banco de informaciones de la Suiza oficial, pero sin ofrecer la interactividad inicialmente prevista.

La razón de que se hayan modificado los planes es que los cantones sólo aceptaron tener una participación financiera reducida y rechazaron la creación de módulos interactivos.

"Lo presentado es muy útil y es calificado de forma positiva, pero es tan sólo el primero de los pasos que deben seguir", indica a swissinfo Reinhard Riedl, a la cabeza del Grupo de Investigación eGovernment del Instituto de Informática de la Universidad de Zúrich.

Comparación europea

En el nuevo informe del 'Servicio de Coordinación Sociedad de la Información' (SC SI), Suiza continúa en los últimos lugares europeos en materia de eGovernment. Una constatación que confirman tanto un estudio de la Universidad de St. Gallen, como el más reciente presentado a nivel europeo.

"Algunos países vecinos están considerablemente por delante de Suiza en el sector de la identidad digital, y en los rubros de los servicios centralizados y de los servicios de registros", menciona Riedl.

Está claro que el Gobierno Federal no pudo llevar a cabo su ambicioso proyecto: Suiza quería encontrarse a finales de 2005 entre los países que ocupan el primer tercio de la lista de los más desarrollados en Europa en la aplicación de las tecnologías de la información al servicio de la ciudadanía.

La división federalista no es la única culpable

Con frecuencia se menciona a la estructura federalista como la responsable de las dificultades para acercar al ciudadano común a sus autoridades a través de la red virtual.

Y es que en Suiza muchas de las obligaciones y derechos ciudadanos son de índole comunal o cantonal, con grandes diferencias entre ellas.

Sin embargo, Austria, que también tiene un sistema federalista, desestima esa apreciación en los hechos, colocándose entre los primeros de la lista europea.

El experto Reinhard Riedl pone el dedo en la llaga: "Las verdaderas trabas para impulsar el eGovernment en Suiza no tienen que ver mucho con el federalismo, sino con el principio básico del país: todos quieren algo del pastel y a la vez, sin dejar de tomar en consideración a los demás.

Esto lleva a que se busquen modelos por separado; modelos que pueden llevar a problemas de conciliación intercantonales. El estudio de St. Gallen acentúa el gran obstáculo que significa no tener un lineamiento común para el intercambio de informaciones.

Aunque si bien es cierto que el gobierno ha creado la asociación 'ech.ch' para establecer está unificación de criterios, sus lineamientos sólo son recomendaciones.

Un país de internautas

Suiza, pese a sus malas calificaciones en el eGovernment, obtiene una posición a la cabeza en la lista del uso de ordenadores y acceso a Internet. De las 5.000 escuelas suizas, 3.700 tienen acceso rápido a la red.

Por eso es que el gobierno ha revisado su estrategia de la sociedad de la Información de 1998. El miércoles anunció que Suiza debe llegar a colocarse en los primeros lugares en el uso de las nuevas tecnologías al servicio de la comunicación entre las autoridades y la ciudadanía.

Objetivos bien definidos

La típica estrategia política, considera Riedl. "Sería útil que esta estrategia se completara con un contenido concreto, con una visión clara y objetivos definidos, sin mencionar dónde se quiere estar en un año, sino en cinco o diez años."

Lo cierto es que en Suiza se hace muy poco para alcanzar esta meta. "Esto incluye no sólo el terreno práctico, sino también la inversión necesaria en el sector de la investigación y el desarrollo", agrega.

Finalmente la visión del egovernment es "que tengamos un mejor Estado con servicios que cuesten menos". El gobierno sólo debe esclarecer "si quiere o no alcanzar ese objetivo".

swissinfo, Christian Raaflaub

Datos clave

77% de los suizos tienen acceso a Internet.
Prácticamente hay un ordenador en cada casa suiza.
Suiza, en la posición 20 (de 28) en la lista sobre el aprovechamiento de las nuevas tecnologías en los países europeos.

Fin del recuadro


Enlaces

×