Navigation

El secreto bancario provisoriamente a salvo

El barrio de los bancos en Ginebra. swissinfo.ch

El acuerdo sobre la armonización fiscal del ahorro alcanzado este martes (21.01) por la Unión Europea en Bruselas, constituyó una victoria para el sistema bancario suizo.

Este contenido fue publicado el 22 enero 2003 - 15:41

La Asociación Suiza de Banqueros (ASB) estima que el secreto bancario ha sido salvado.

El acuerdo compromete a los Quince a establecer un sistema de intercambio de datos fiscales para permitir el control de los inversores provenientes de otros Estados miembros, y en particular recoge la propuesta helvética de aplicar retenciones sobre el ahorro de hasta un 35%.

Para la Asociación Suiza de banqueros, el acuerdo constituye una victoria para el sistema financiero helvético y en particular para el secreto bancario, una verdadera institución y la base sobre la que se fundamenta la filosofía del discreto funcionamiento de cuentas numeradas.

Otro aspecto que destaca la ASB es que la Unión Europea reconoce el impuesto en la fuente, como una medida equivalente al intercambio de información. Gracias a la retención sobre el ahorro de 35%, los países europeos obtendrán ingresos fiscales suplementarios, según los banqueros suizos.

Evitar las presiones

En su comunicado de prensa dado a conocer este miércoles en Basilea, sede de la Asociación, la ASB llama sin embargo a rechazar con determinación toda tentativa de presiones que pretendan ejercer algunos Estados europeos sobre la esfera privada.

Los bancos esperan en efecto, que el Consejo Federal continuará apoyando los principios fundamentales del derecho suizo, como el de la doble incriminación (es decir la diferencia entre fraude y evasión fiscal).

Por su parte, la Sociedad Suiza de Empleados de Comercio (SEC) expresó también su satisfacción por el acuerdo alcanzado en Bruselas, que conserva intacta su posición de ser una plaza financiera importante en el contexto mundial.

Prudencia de los analistas financieros

En cuanto a la evaluación que hacen de los acuerdos los analistas helvéticos, el tono es de un optimismo moderado en la medida en que la última palabra incumbirá aún a la Unión Europea, cuyo objetivo final es el intercambio de información sobre las cuentas.

Christophe Bonte, profesor de la Universidad de Ginebra, estima que por el momento el secreto bancario ha sido salvado a corto plazo, pero en el largo, aumentarán las presiones de los Estados miembros para que Suiza participe en el intercambio de datos para comunicar el rendimiento del ahorro obtenido por los dineros depositados en sus bancos.

Los comentarios de la prensa económica especializada apuntan también a que el acuerdo pone a salvo el secreto bancario por algún tiempo, ya que las negociaciones no han terminado. En todo caso, hasta el 2003 fecha en que los Quince volverán a reunirse para que los ministros de finanzas (Ecofin) adopten una decisión definitiva.

Los términos del acuerdo

Cabe recordar que los términos del acuerdo, en lo que atañe a Suiza, estipulan que se "podrán conservar el actual régimen de secreto bancario pero, a cambio, impondrán una retención a cuenta para los rendimientos del capital de los no residentes de otros países de la UE de hasta un 35%".

Sin embargo se añade una cláusula que prevé la instauración definitiva del intercambio de información automático entre los Estados de la UE, si el Consejo lo acuerda por unanimidad, y cuando el conjunto de "países terceros" (Suiza, Liechtenstein, San Marino, Andorra y Estados Unidos) se comprometan a aplicar un sistema similar de intercambio de datos.

Swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.