Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

En la búsqueda de agua pura que perdure

Muchos niños salvadoreños son también víctimas de la falta de agua potable.

(swissinfo.ch)

En este lunes (22.03.) consagrado al Día internacional del agua, se piensa más en las penurias de otros países, entre ellas las de El Salvador, casitgado por doce años de guerra civil (1980-1992).

La Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperacion (COSUDE) busca caminos para resolver la precariedad del agua en las zonas rurales.

La comunidad de obras sociales y humanitarias suizas (Swissaid, Acción de Cuaresma, Pan para el prójimo, Helvetas, Caritas y HEKS) ha pedido al gobierno federal que interceda en favor de una Convención del Agua para facilitar el acceso de todos al líquido elemento.

El Ejecutivo helvético prometió, hace tres años, presentar una propuesta en ese sentido en el marco de la Comisión de los Derechos Humanos.

Mientras en esta fecha vuelve a recordarse que 1.400 millones de seres humanos carecen de agua potable permanente, echamos una mirada a la situación en El Salvador.

El Salvador es uno de tres paises en Centroamerica, donde la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperacion (COSUDE) concentra su ayuda técnica, financiera, de asesoría y humanitaria.

Golpeado por una guerra civil (1980-1992), El Salvador se recupera lentamente de su larga agonía de violencia, secuestros y torturas. Más de 75.000 civiles perdieron la vida en el conflicto.

Hoy, la pobreza es más visible en las zonas rurales. El Salvador tiene la mitad de la superficie de Suiza (21’041 Km2, pero casi el mismo número de habitantes: 6.000.000).

El conflicto armado interno destruyó parte de la infraestructura del país. El insuficiente nivel de abastecimiento de agua potable en zonas rurales representa una de las grandes preocupaciones de El Salvador.

Según las cifras de la Organizacion Panamericana de la Saldud (OPS), sólo el 25 % de la población rural de El Salvador tiene acceso seguro al agua potable y apenas el 2 % del alcantarillado cuenta con algún grado de tratamiento de aguas residuales.

Aprender es un proceso mutuo

Las necesidades son enormes en muchas partes en El Salvador. En uno des sus proyectos, la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperacion (COSUDE) se concentra en una obra de infraestructura acuática que beneficiará a siete comunidades (Comalapa, Las Vueltas, Concepcion, Chalatenango, El Carrizal, La Laguna, Ojos de Agua) ubicadas en el departamento de Chalatenango. La zona conocida como “La Montañona” tiene una extencion de 335 km2 y las obras beneficiarán a 55’000 personas.

Antes de iniciar el proyecto, el Ing. Manuel Thurnhofer, asesor principal de COSUDE en El Salvador, debió realizar una intensa labor de concienciación entre la poblacion con respecto a la labor de sus colaboradores: “Tradicionalmente, cada alcalde de la zona de la “Montañona” pretende resolver, individualmente, el problema del abastecimiento de agua para su municipio.”

COSUDE confía en su acercamiento comunitario para que las obras de desarrollo tengan un mayor arraigo local. Según las experiencias de COSUDE en Honduras y Nicaragua, el esfuerzo mancomunado promete resultados más sostenibles para los beneficiarios:

“Tratamos de convencer a las autoridades locales y a los comuneros de que el ciclo del agua incluye también los bosques, cada vez más amenazados por incendios forestales, y las cuencas.” Thurnhofer comenta que COSUDE también hizo su aprendizaje en El Salvador: ”Nosotros tuvimos que aprender de los comuneros su añeja mística sobre el ciclo de agua.”

Asegurar el agua a largo plazo

Con el transcurso del tiempo, COSUDE ha desarrollado sus propios criterios para definir la sostenibilidad de un proyecto de agua. Hoy en día apoya las obras que garanticen el acceso permanente y seguro a una fuente de agua por un periodo de veinte áños.

COSUDE aprendió de sus experiencias en la región, y en algunos casos tuvo que afinar y corregir las metas de sus proyectos, señala el Ing. Manuel Thurnhofer: “En El Salvador se realizaron una serie de proyectos que suministran agua sólo en algunas horas por semana.” Para no repetir estas experiencias no satisfactorias, hoy se hace estudios más a fondo para evaluar una fuente de agua.

El empoderamiento de la gente, la mejor ayuda

Una de las tareas de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperacion consiste en facilitar proyectos. COSUDE se asocia con organismos no gubernamentales locales y entidades gubernamentales para empoderar a la gente.

En su proyecto en Chalatenango, COSUDE trabaja con Aguasan, organismo especializaldo en abastecimiento de agua y saneamiento, pionero en la investigación y en el tratamiento de aguas residuales a escala rural.

La meta de Aguasan y de COSUDE es fortalecer las instituciones nacionales del sector y prepararlas para cumplir eficientemente sus nuevas funciones.

El departamento de Chalatenango ha visto cambios importantes desde que terminó la guerra civil en 1992. Las siete comunidades que forman “La Montañona” están unidas hoy por una carretera nueva, asfaltada, moderna y segura y a prueba de tormentas tropicales. Se instalaron escuelas, letrinas y puestos de salud.

El proyecto de agua segura para “La Montañona” es una contribución más cuyo fin es conseguir que la poblacion local salga del marasmo de la pobreza y de las enfermedades previsibles.

Erwin Dettling, Las Vueltas, El Salvador

Datos clave

El Salvador tiene la mitad de la superficie de Suiza (21’041 Km2, y casi el mismo número de habitantes: 6.000.000).

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes