Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

En Libia, Gaddafi moviliza su arsenal represivo

La televisión pública pidió a los simpatizantes de Gaddafi salir a las calles para manifestarle su adhesión.

La televisión pública pidió a los simpatizantes de Gaddafi salir a las calles para manifestarle su adhesión.

(Keystone)

La población libia se prepara este jueves para una Jornada de la Ira, tras las primeras revueltas de la víspera y a pesar de que el coronel Gaddafi puso en operación su aplanadora represiva.

La importancia de los recursos empleados es indicativa de la preocupación del régimen.




El silencio ...  inquietante.  El miércoles tratamos en vano de contactar a los libios que hablaron a La Liberté (diario suizo de Friburgo) sobre el tema de la Jornada de Ira prevista para este jueves. Una actividad organizada a través de Facebook, con el objetivo desacreditar al coronel Gaddafi -en el poder en Trípoli desde hace 42 años-, pero ninguno de ellos respondió.

Y por una buena razón. Según se nos informó, las autoridades libias, que filtran todas las llamadas telefónicas , y observan los movimientos en Internet, llevaron  a cabo una amplia redada de todas las personas que recibieron llamadas desde el extranjero, que han consultado Facebook, que han enviado mensajes sms o que han publicado en la red imágenes de las violentas manifestaciones del martes por la noche (15.02) en Bengasi, la segunda ciudad de Libia.

Otra señal que no deja lugar a dudas: la televisión pública, que ha transmitido imágenes de los manifestantes pro-Gaddafi, ha pedido a los simpatizantes del coronel salir este jueves a las calles para mostrar su amor y adhesión al guía. 

Khaled Salah, presidente de la Liga de Solidaridad Libia, con sede en Ginebra, analiza la situación:

¿Tiene información acerca de lo que está ocurriendo en Libia?

Khaled Salah: Los servicios libios de seguridad, con el apoyo de personas vestidas de civil, detienen a cientos de personas en Benghazi y Trípoli.  La policía intervino de noche como lo hizo con la gran figura de la Literatura, Idriss Al Mismar, quien participó en las protestas del martes en Bengasi antes de ser arrestado ayer por la mañana (16.02) en su casa. La policía golpeó a sus hijos, a su esposa. Saqueó su casa.

La situación es explosiva en la ciudad de Al-Beida, donde 300 jóvenes quemaron la estación de policía y levantaron barricadas. Al parecer, hubo varios heridos en los enfrentamientos.  Un joven de 17 años habría sido muerto a tiros por las fuerzas de represión.  Los esbirros de Gaddafi tienen miedo de movilización de este Día de Ira. Sometieron a los que participaron en la manifestación para aterrorizar a la población. Pero la gente está determinada y se siente motivada por el valor de las poblaciones tunecina y egipcia.  

¿En este clima de terror, tendrán hoy los libios el coraje de manifestarse?

K.S.: En Bengasi, las familias de los presos asesinados en 1996 en un tiroteo en la prisión de Abou Salim se manifiestan todos los sábados desde hace años. Pero lejos de las cámaras del mundo. Para este 17 de febrero Jornada  de la Ira, se espera que los libios se citen con la historia para pasar la página de uno de los peores dictadores del planeta.
 
En 42 años en el poder, se ha borrado toda la dignidad de su pueblo. Hizo de una nación de seis millones de habitantes, alienados, espías, perseguidos y aterrorizados. Pero lo que llegó de El Cairo empujó a la gente a salir a protestar  con ocasión del quinto aniversario de la revuelta en Bengasi. El 17 de febrero de 2006, la policía mató a 14 personas, después de que manifestantes atacaran el consulado italiano para protestar por la publicación de caricaturas de Mahoma.

¿Sería posible derrocar fácilmente a Gaddafi?

K.S.: El régimen ha movilizado desde hace varias semanas a los comités revolucionarios, la policía, y muchas personas pro-Gaddafi para destruir cualquier movimiento revolucionario. Aquí, el que apela a la democracia es un traidor al servicio de Occidente.
 
Las administraciones dieron a sus empleados permiso para ir a apoyar al coronel. Gaddafi incluso ofreció a los libios el equivalente de 16.000 francos y un coche a cualquier persona que parta la cara a los que salgan a la calle en la Jornada de la Ira. Las autoridades alientan a los vecinos para que informen sobre los que leen los mensajes de la movilización en Facebook. Internet ha sido cortado.

 
Ahora hay que ir a las administraciones secretamente para enviar mensajes y videos. Por suerte, dentro del régimen hay gente que quiere un cambio. Allí está nuestra oportunidad. Incluso, aunque los servicios secretos barran a los personas que se conectan a redes sociales y a los que emiten convocatorias de movilización. 

¿Va a manifestarse la comunidad libia en Suiza?

 

K.S.: Sí, el sábado en Ginebra. Está prevista una gran manifestación a las 14 horas en la Plaza de las Naciones. Hoy se va a llevar a cabo una gran marcha en Londres, donde hay una gran comunidad libia. Se espera que los países occidentales, con Estados Unidos al frente, no quieran sacrificar la revolución libia, en aras de los negocios del petróleo y el gas que tienen con el dictador Gaddafi.

¿Y los medios de comunicación extranjeros?

K.S.: Hoy en día, no hay medios de comunicación libres en Libia y el régimen ha prohibido a los periodistas ir a Bengasi. En segundo lugar, a diferencia de Túnez y Egipto, ni la CNN ni Al Jazeera están presentes en Trípoli. La revolución probablemente se llevará a cabo a puerta cerrada. Y si tiene éxito será un pequeño milagro. Pero tengo confianza en el deseo de cambio de los libios, que coreaban: “¡Fuera Gaddafi! ¡Fuera! ¡Libia finalmente libre!”

Hitos

Llamamientos: Amnistía Internacional, Londres y la Unión Europea pidieron evitar el uso de la fuerza, mientras que los EE.UU. pidieron a Trípoli “adoptar medidas específicas para satisfacer las aspiraciones, necesidades y esperanzas de su pueblo”.
 
Aniversario. Este jueves se cumple el quinto aniversario de los enfrentamientos en Bengasi en el que las fuerzas de seguridad mataron a varios manifestantes que atacaron el consulado italiano.
 
Récord. En el poder desde 1969, un récord en África, Muammar Gaddafi controla Libia con mano de hierro.
 
Petróleo. Aunque algunos libios se quejan del desempleo, la desigualdad y la falta de libertades, Libia es un país exportador de petróleo y el poder parece ser capaz de aprovechar el maná energético para satisfacer las reivindicaciones sociales.
 
Régimen. Gaddafi dijo que Libia no tenía necesidad de importar el concepto occidental de la democracia porque se basa en su propio sistema basado en la “Tercera Teoría Universal”.  Su esquema reemplaza a un sistema de democracia representativa a través de instituciones directas llamadas comités populares.

Fin del recuadro


(Traducción: Marcela Águila Rubín), La Liberté/swissinfo.ch


Enlaces

×