Navigation

Entra en operación alerta por secuestro

El caso de la pequeña desaparecida en 2007 conmocionó a la opinión pública suiza. Keystone

El 1º de enero entró en funcionamiento en Suiza un sistema de alerta a escala nacional en caso de secuestro de menores, similar al que existe en Francia.

Este contenido fue publicado el 04 enero 2010 - 11:27

El rapto y asesinato de la pequeña Ylenia, de cinco años, en el verano de 2007, había incrementado los exhortos a aplicar un mecanismo semejante a lo largo del país y de manera inmediata a la desaparición de un niño.

El cuerpo de Ylenia Lenhard fue hallado sepultado bajo unos leños seis semanas después de que fuera secuestrada en una región del este de Suiza. Más tarde, en marzo de 2009, el rapto y asesinato de Lucie Trezzini, de 16 años, cerca de Zúrich, reforzó la exigencia de establecer una estrategia expedita de alarma.

Con base en el nuevo sistema, tan pronto como la policía cantonal reciba un informe de desaparición sospechosa, contactará a la oficina de la policía federal en Berna, que se encargará de difundir el mensaje mediante avisos radiales, tableros de autopistas y altavoces electrónicos en estaciones de ferrocarril y aeropuertos.

Las primeras horas posteriores a un secuestro son las más críticas, señaló el secretario general de la Conferencia de Directores Cantonales de Justicia y Policía, Rogelio Schneeberger, a la televisión suiza de expresión alemana. Y ello, “porque el secuestrador todavía se desplaza y son mayores las posibilidades de hallarlo, junto con su víctima, en alguna camino u otro sitio público”.

Schneeberger precisó que la alarma será accionada “cuando el niño esté en peligro y no en el caso de desaparición de una persona, porque tenemos demasiados de estos casos, lo que significa que la alarma tendría que ser accionada varias veces al día y que dejaría de ser eficaz”.

Éxito en Francia

El sistema a escala nacional ha sido accionado varias veces en la Francia vecina, y la policía local indica que ha podido actuar con éxito en cuatro secuestros.

Un elemento clave del nuevo sistema es el uso de medios electrónicos rápidos, incluida la televisión suiza. En caso de secuestro de un niño, un mensaje aparecerá inmediatamente en la parte inferior de la pantalla. Además, en las pausas entre los programas será difundido un aviso con la fotografía del menor a lo largo de varias horas.

“El ejemplo de Francia demuestra que en varios casos la alarma ha sido acertada,” apuntó Hansruedi Schoch, redactor jefe de la televisión suiza, durante la emisión Tagesschau. “Es importante para nosotros, en la televisión suiza, poder ayudar”.
Las agencias de prensa también ayudarán a transmitir los mensajes.

Se espera que en el curso del año los operadores de la telefonía celular también participen en el mecanismo, con lo que todos los usuarios recibirán el aviso de secuestros de menores.

Presión parlamentaria

El Parlamento suizo jugó un papel fundamental en la introducción del nuevo sistema de alarma.

Durante la primavera pasada, la Cámara Baja se sumo al Senado al impulsar una colaboración más estrecha entre las autoridades cantonales, los medios, el transporte y las empresas de telecomunicaciones así como las organizaciones de ayuda a las víctimas.

Didier Burkhalter, legislador de Neuchâtel, cuya moción fue aprobada por el Senado, habló en ese entonces a swissinfo.ch de su incitación al Gobierno suizo para que aplicara un sistema similar al de Francia - “el cual ha probado su efectividad”.

En Suiza, el reclamo por el establecimiento de una estrategia semejante ha sido mayor en la zona de habla francesa. Burkhalter, responsable de la cartera del Interior en el gabinete suizo desde noviembre pasado, precisó que los habitantes de la suiza francófona estaban más al corriente de la estrategia toda vez que miran la televisión francesa.

“Pero una vez que la gente comprenda el sistema y observe su utilidad, se convertirá en una herramienta más a disposición de la policía. Tambíen en la Suiza de habla alemana”, dijo.

swissinfo.ch

El modelo francés

Inspirado en sistemas de alerta implantados en los Estados Unidos en los Estados Unidos (1996) y Québec (2003), el dispositivo francés funciona desde febrero de 2006.

El procurador de la República activa la alerta en caso de que se produzca la desaparición de un menor, que haya sospecha de secuestro, si su integridad física o su vida están en peligro y si los padres del pequeño han dado su acuerdo para hacer uso del sistema.

El mensaje de alerta, que debe ser ”simple, preciso y solemne”, y difundido por todas partes donde sea posible: radio, televisión, estaciones de tren, aeropuertos, letreros y autopistas.

Debido al éxito del sistema, Francia ha sugerido a los 27 países de la Unión Europea que se adopte el sistema a nivel europeo.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo