Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Entrevista con RSR Teme Rousseff una mayor represión en Brasil

La expresidenta Dilma Rousseff, expresó su temor de que el gobierno “usurpador” de Brasil incurra en una creciente represión para acallar las manifestaciones de protesta en contra de su destitución.  

“Hay un proceso de represión que va a aumentar en Brasil, cometido por una banda de putschistas que no soportan que su verdadera naturaleza sea revelada a los ojos de Brasil y del mundo entero”, enfatizó Rousseff durante una entrevista con la Radio Suiza de expresión francesa (RSR).

El senado brasileño destituyó (31.08) a la presidente Dilma Rousseff (60 votos contra 20) por la violación de leyes presupuestarias. El vicepresisente Michel Temor asumió las riendas del país.

“La ironía es que más de un tercio de los senadores están acusados o bajo sospecha de prácticas delictivas mientras que Dilma Rousseff no fue condenado por corrupción, sino por acrobacias contables que habían sido utilizadas impunemente por sus predecesores”, señaló el diario suizo ‘Le Temps’ al dar cuenta de la noticia.

Salida de Brasilia

Justo el día en que dejó el Palacio Presidencial (06.09) y poco antes de viajar de Brasilia a Porto Alegre para reunirse con sus familiares, la exmandataria conversó durante 40 minutos  con la corresponsal de la RSR, Anne Vigna.

La expresidenta se mostró combativa a pesar del desgaste sufrido en los últimos meses e insistió en que luchará con la injusticia de la que dijo haber sido víctima. Asimismo, expresó su temor de que los programas sociales creados durante más de una década de gobierno del Partido de los Trabajadores puedan quedar paralizados.

Equiparó el proceso para deponerla a las maniobras de que fueron víctimas el presidente Fernando Lugo, de Paraguay, destituido por el Parlamento, y Manuel Zelaya, de Honduras, que fue sacado de su casa, en horas de la noche y en pijama, para expulsarlo del país. Y se refirió asimismo a las intentonas para derrocar a los presidentes Evo Morales, de Bolivia, y Rafael Correa, del Ecuador.

“Es el mismo tipo de Putsch”, acusó Dilma, y recordó que América Latina ha vivido dictaduras militares (ella misma fue víctima de la dictadura en su país) que han derrocado a gobiernos de izquierda.

Deploró que la democracia, que tanto costó a Brasil, haya sido violentada e insistió en su temor de que las manifestaciones populares puedan ser reprimidas de manera violenta.

“Cuando un país se encuentra frente a un putsch basado en un fraude -sin ningún crimen qué responsabilizar-, con un gobierno ilegítimo, putschista y usurpador, ¿qué pasa entonces? La rebelión de la gente frente a esa ruptura democrática se expresa con manifestaciones pacíficas”, dijo y agregó “con un golpe de Estado, la tendencia es a reprimir a esos manifestantes.


Enlaces

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

×