Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Firmas suizas en la mira del FMI

www.imf.org

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pide más transparencia a las empresas helvéticas.

Mejores estándares en materia de "gobierno de empresas". He ahí una de las recomendaciones publicadas el pasado 04.03 por el FMI al inicio de la visita efectuada a Suiza por una de sus delegaciones.

Los representantes del FMI explican que entienden por "gobierno de empresa": transparencia en la información, contabilidad sólida, estructuras que permitan una representación equitativa de los intereses de los accionistas para prevenir los conflictos.

Suiza está lejos de ser un modelo en la materia. "Sabemos desde hace algún tiempo que está en retraso respecto de otros países en Europa", explica Philippe Spicher, director del Centro Info, especializado justamente en la 'corporate governance' y la inversión responsable.

El impacto de los "negocios"

Desde hace un año, sin embargo, el problema no cesa de ganar en evidencia y en publicidad. Se produjeron, por ejemplo, el combate de los responsables de Kuoni y la debacle de Swissair. Más recientemente, surgió en ABB el asunto de las doradas cajas de pensiones de los dirigentes.

Tantas patadas al hormiguero tuvieron efecto. "Hubo una aceleración extraordinaria, reconoce Philippe Spicher. Hace menos de dos años, ni siquiera se escuchaba el término gobierno de empresa".

Economiesuisse, la federación de empresas suizas, prepara un "Código de buena práctica" al que las sociedades tendrán la posibilidad de adherir. En cuanto a la bolsa suiza (SWX), redactó directivas sobre el gobierno de empresa, que se aplicarán a todas las sociedades que llevan a cabo cotizaciones.

El mundo político de mezcla

SWX aseguró que ese texto recibió la aprobación general durante el procedimiento de consulta organizado entre las grandes empresas. Esas nuevas reglas deberán poder aplicarse a las relaciones de administración del 2002.

Pero los medios económicos no son los únicos que han abordado el problema. El mundo político también lo ha hecho. La actual sesión de las Cámaras Federales debe tratar dos intervenciones parlamentarias concernientes a los patronos.

La primera de ellas, del diputado tesinés Flavio Maspoli, pide un límite a los ingresos de los administradores y de los más altos cuadros de sociedades que cotizan en la bolsa.

"Es un buen principio", subraya Philippe Spicher. Pero, en su opinión, se puede hacer más. Toma el ejemplo del código de economiesuisse. "Es casi una revolución para Suiza, pero en comparación con los estándares existentes, ese código es relativamente débil y poco exigente".

Pierre Gobet, Zúrich


Enlaces

×