Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Ginebra, sede mundial de la invención

Modelo del original rocódromo articulado, uno de los galardonados, presentado en Ginebra por la empresa española 9b+.

(swissinfo.ch)

La ciudad suiza acoge estos días la 36ª edición del Salón Internacional de Invenciones, el más importante del mundo ya que en él se dan cita más de 700 expositores de 45 países.

Los 29 españoles presentados han obtenido en total ocho medallas de oro y varias más de plata.

El respeto al medio ambiente y las cuestiones ecológicas están muy presentes en gran parte de los proyectos.

En el recinto ferial ginebrino, Palexpo, se pueden contemplar 1.000 distintos inventos que sorprenden al visitante por su originalidad e imaginación.

Cerca de 65.000 personas descubren las propuestas de los 700 participantes de esta trigésimo sexta edición.

Con una representación total de 45 países de los cinco continentes, España aporta su granito de arena con 29 innovaciones. Rusia, con 118 creaciones, e Irán, con 69, son los países con mayor presencia.

Las categorías que tienen cabida en la cita son numerosas: medicina y cuidado de la salud, protección medioambiental, mecánica, electrónica, tecnología, ingeniería civil y construcción, sistemas de seguridad, transporte, agricultura y jardinería, novedades prácticas, deportes y tiempo libre, juegos, mobiliario o todo lo referente al ámbito doméstico...

Único en el mundo

Pedro García Cabrerizo, delegado del certamen en España destaca a swissinfo "la trayectoria y la solidez de este salón que empezó a realizarse en Bruselas. Es el único que lleva más de 30 años en marcha".

"Otra de sus virtudes es que no sólo acude un público especializado y la afluencia de visitantes es muy elevada gracias a que se celebra en la villa de Ginebra".

En la feria se da la oportunidad a proyectos de empresas, investigadores, particulares, universidades e instituciones. Las ideas más destacadas optan a los 49 premios especiales que concede un jurado internacional.

El fin último de los participantes es el de lograr encontrar inversores que desarrollen las proposiciones de los emprendedores, ya que normalmente no pueden acometerlas sin contar con una base empresarial.

29 proyectos españoles

En cuanto a la delegación española, los 29 proyectos suponen una representación similar a la de años anteriores. Tradicionalmente, "cuentan con un reconocimiento positivo por su gran calidad", reconoce García Cabrerizo.

Además, "las ocho medallas de oro y varias más de plata son un éxito para la inventiva española".

Entre otros, el barcelonés Miguel González, propone un dosificador de papel higiénico innovador y ecológico por su menor impacto sobre el medio ambiente.

Incluso Greenpeace apoya este invento que permite el ahorro de papel y la reducción de emisiones contaminantes, ya que elimina el cilindro de cartón que compone cada rollo.

Mención especial
Por su parte, el vitoriano Domingo Bengoa aborda un tema problemático como es el de la vivienda. En Ginebra muestra cómo se puede conseguir una casa a precio accesible, sólo 10.000 euros (16.000 francos), con su idea de casa prefabricada en hormigón, especialmente indicada para países menos desarrollados. El vasco ha sido galardonado con una medalla de oro.

Otro de los ejemplos de innovación ibérica lo encabezan dos jóvenes ingenieros con su empresa 9b+, Víctor Sánchez y Gerardo Soret. Lo que presentan es un nuevo tipo de rocódromo para escalada.

El original proyecto ha obtenido mención especial el jurado, así como el Premio García Cabrerizo que otorga este despacho de marcas y patentes.

La original propuesta modular permite configurar y personalizar los niveles de dificultad de esta pared artificial para practicar esta disciplina deportiva en espacios reducidos. Su estructura articulada y motorizada está dirigida por ordenador, y sirve para reproducir vías naturales de escalada.

El inventor, el gran olvidado

A pesar del valor de las ideas presentadas, la figura del inventor tiene poco reconocimiento en el ámbito social como expone, García Cabrerizo, miembro de la delegación oficial española:

"Suele ser un gran olvidado y hace un esfuerzo muy superior a sus posibilidades reales. Si nadie hubiera inventado el micrófono, no se hubiera podido realizar esta entrevista."

De la misma manera, si nadie hubiera creado el ordenador, tampoco se podría haber escrito este artículo y usted tampoco lo estaría leyendo. Así que, ¡larga vida a los inventores!

swissinfo, Iván Turmo, Ginebra

Medallas de oro para España

Un invento de la empresa Disesta JP para reducir el derroche de agua en la ducha ha sido reconocido con la medalla de oro, y una felicitación especial del jurado internacional, así como el Premio de la Oficina de Turismo de Ginebra.

Otra medalla de oro y felicitación del jurado fue la compañía Murua por un producto antideslizante que puede aplicarse a cualquier superficie, y que recibió además el Premio de la Oficina Española de Patentes.

Las otras cinco medallas de oro las recibieron un novedoso sistema antirrobo para cascos de motos y bicicletas, del creador Antonio Cortés, un aparato digital para copiar diapositivas, de Joan Aguado Moreno, y un sistema para la construcción de edificios prefabricados, de Domingo Bengoa.

Además, Jesús Félix Domingo recibió otra medalla de oro por un sistema especial para aplicar desodorante u otros líquidos a la planta de los pies, y Joaquín Tamayo por un aparato eléctrico para evacuar y salvar a gente de los incendios en edificios.

Fin del recuadro

DATOS CLAVE:

36ª Salón Internacional de Invenciones: del 2 al 6 de abril en Ginebra

Expositores:

720 que presentan 1.000 invenciones

Empresas e instituciones: 72%

Particulares: 28%

Extranjeros: 92%

Suizos: 8%

Origen:

45 países diferentes de los 5 continentes

Europa: 68%

Asia: 29%

Otros: 3%

Superficie: 8.500 m2

Visitantes: Cerca de 65.000

Fin del recuadro


Enlaces

×