Navigation

Gran despliegue de solidaridad en Suiza

Joseph Deiss (izquierda) con el secretario de Estado Franz von Daeniken (centro) y el jefe de la CSA Toni Frisch. Keystone

La Confederación aporta 25 millones de francos más para la ayuda humanitaria urgente en los países de Asia del Sur.

Este contenido fue publicado el 30 diciembre 2004 - 16:44

El Gobierno teme un aumento masivo de víctimas suizas, que hasta ahora se elevan a 12. También ofreció sus servicios para organizar una conferencia internacional en Ginebra.

Según un balance, siempre provisorio, el maremoto del domingo pasado contabiliza ya más de 100.000 muertos en el sudeste asiático.

Se teme aumento masivo de víctimas suizas

Después de haber revisado al alza el balance de las víctimas suizas, que pasa de 11 a 12, las autoridades federales temen ahora un aumento masivo del número de turistas helvéticos muertos en el maremoto del sudeste asiático.

Es lo que anunció el jueves Peter Sutter, Jefe de la Etat-major de crisis del Ministerio Exteriores (DFAE). La esperanza de encontrar vivos 380 suizos que se encontraban en Tailandia se reduce día tras día. El número de desaparecidos crece, pero las cifras serán publicadas sólo posteriormente, precisó Peter Sutter.

Un millón de francos ya fueron desbloqueados el domingo. Durante una sesión especial obligada por teléfono, el Consejo Federal decidió el jueves aportar 25 millones de francos suplementarios, anunció Joseph Deiss.

El presidente de la Confederación añadió: " Queremos ayudar a los países y las regiones golpeados por esta catástrofe de dimensión apocalíptica". Millones de personas perdieron todo y necesitan encontrar una perspectiva de futuro.

Ayuda a la reconstrucción

En el terreno, Suiza reforzó su presencia. Un equipo de cinco personas se trasladó a Indonesia. Dos otros expertos suizos participan en una acción de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en las Maldivas.

Además 22 especialistas helvéticos en identificación llegaron el jueves a última hora de la mañana a Phuket, en Tailandia. Intentarán devolver un nombre a las víctimas no identificadas del seísmo. Su intervención en la región debería durar una o dos semanas.

Paralelamente, el gobierno encargó el Ministerio de Exteriores de presentarle, lo más de prisa posible, un programa de ayuda a la reconstrucción. Se tratará de definir las necesidades pero también las modalidades de financiamiento de esta ayuda a medio y largo plazo.

Conferencia internacional

La Confederación piensa comprometerse también al nivel internacional. "Activamente sostendremos las Naciones Unidas en la coordinación de las acciones comúnes ", precisó Joseph Deiss.

Suiza también está dispuesta a organizar una conferencia de ayuda internacional en Ginebra. Esta reunión debería ser puesta en pie en colaboración con la Oficina para la coordinación de los asuntos humanitarios de la ONU y los Estados donantes.

"Sólo los esfuerzos conjugados y coordinados de todos los países permitirán hacer frente a los daños gigantescos" del seísmo, subrayó el presidente de la Confederación.

Ceremonia nacional

El Consejo Federal renovó su solidaridad con los millares de víctimas, y entregó su pésame. "No podemos borrar el sufrimiento (...) Pero compartimos el desamparo de la gente", declaró Joseph Deiss.

Al respecto, el Gobierno sostiene la iniciativa de las Iglesias de organizar una ceremonia nacional el 5 de enero en la Catedral de Berna. El Consejo Federal será representado por Samuel Schmid, Micheline Calmy-Rey y Joseph Deiss.

En signo de duelo, todas las banderas de los edificios federales serán puestas a media asta el 5 de enero. El presidente de la Confederación llamó los cantones a hacer lo mismo.

Día de solidaridad

Evocando el día nacional de solidaridad que también se efectuará el miércoles próximo, el gobierno quiso agradecerá a la población por sus donaciones y su apoyo.

El número de suizos que perdieron la vida en Asia del Sur y cuya defunción es confirmada es siempre de once personas. Pero el Consejo Federal está consciente del hecho que la lista va a alargarse.

El Ministerio de Exteriores todavía está sin noticia de más de mil suizos. Joseph Deiss llamó no obstante los medios de comunicación a evitar toda "especulación" al respecto.

swissinfo y agencias

Contexto

Suiza desbloqueó un millón de francos el domingo.
El jueves, decidió aportar 25 millones suplementarios.
Más adelante prevé aportar una ayuda a la reconstrucción.
Un día nacional de solidaridad está previsto el 5 de enero.
El mismo día una ceremonia religiosa nacional se efectuará a la catedral de Berna.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.