Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Kosovo también es Eurolandia

(swissinfo.ch)

El flamante euro remplaza al marco alemán en Kosovo y Montenegro, donde fungía de moneda oficial. Swisscoy sentirá ciertamente su efecto.

"Para conseguir euros tuve que recurrir a los camaradas del contingente austriaco", declaró Chris Jörgensen, contramaestre del contingente de voluntarios suizos en Kosovo, Swisscoy.

Jörgensen, empleado bancario en la vida civil y ecónomo del batallón helvético en el campamento militar, debió arreglárselas, dice, para obtener la nueva moneda, que, a diferencia de Austria y Alemania, no fue introducida en Suiza.

Los soldados de Swisscoy recibieron su sueldo en francos suizos, pero era necesario proporcionarles dinero efectivo en euros para sus gastos cotidianos. Una campaña oportuna de información puso al tanto del euro a los soldados suizos en Kosovo. " Con el cambio, todos recibirán la cantidad exacta", señala Jörgensen.

Las cuentas de Swisscony en bancos locales debieron ser igualmente transformadas de marcos a euros.

Euro en Chalet suizo y PX

"El chalet suizo, campamento de los helvetas, debe adaptarse cuanto antes al euro", precisa Jörgensen refiriéndose a la necesidad de familiarizarse con la nueva moneda comunitaria.

Esta opinión es compartida por Mjriam Gross, directora comercial de la tienda, denominada PX, que atiende a los soldados de todas las naciones en el campamento militar. Allí se proveen de souvenirs, artículos de higiene, chocolate suizo, galletas y refrescos.

Conforme a las exigencias de la situación, la contabilidad computarizada y la caja de la tienda funcionan con un programa informático especial, y " nosotros modificaremos los nuevos precios", anota la directora Gross, quien, sin embargo, "no espera tener problemas".

"Será como en las vacaciones. Uno se familiariza pocos días después", concluye.

Carteles para crear confianza

Carteles en las oficinas de correos y en los bancos, así como anuncios televisivos preparan desde hace tiempo a los kosovares sobre la entrada del euro. Alientan además a abrir cuentas en la nueva moneda comunitaria.

Pero los potenciales ahorradores parecen no haber superado la inseguridad que causó el tristemente célebre Milosevic decomisando todas las cuentas en divisas extranjeras.

Con todo, los expertos calculan que unos dos mil millones de marcos circulan fuera de los bancos. Gran parte de esa suma no sería ilegal y, por ende, puede ser depositada en cuentas.

Info-Center para Kosovo

Bajo el rótulo de Euro Info Correspondance Center (EICC) funciona una oficina de información que se encarga de promover las relaciones entre los empresarios kosovares con los del resto de Europa.

A propósito de la entrada física del euro, el EICC ha venido recordando que todo depósito superior a 10.000 marcos está sujeto a las reglas de prevención del blanqueo de dinero. Por otra parte, quien desee cambiar dinero efectivo debe presentar su documento de identidad.

La moneda en la política

"La introducción del euro incluye económicamente a Kosovo en el sistema monetario de Occidente, y eso está bien, afirma Kamir Kabashi, un profesional kosovar.

"La nueva moneda no supondrá un problema para nosotros, tal como no lo fue manejarnos con el marco", añade el empresario que estudió en Alemania.

Aunque algunos negocios no han modificado aún los precios escritos en los artículos y productos, es decir con su equivalencia en marcos y euros, Kosovo entra al ritmo de Eurolandia. En cambio Montenegro no tiene la obligación de hacerlo.

Pero este detalle no incomoda, pro ejemplo al empresario, Armend Sadriu. "Cuando pagábamos con dinares, la inflación diaria era mayor a 20% y estábamos obligados a cambiar los precios cada noche", enfatiza.

Philippe Krpof, Prizrën


Enlaces

×