Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Límites de una Cumbre en dos tiempos

¿Un mundo numérico?

(imagepoint)

Después de Ginebra, en 2003, corresponde a Túnez acoger la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información. Una etapa que cristaliza las oposiciones al régimen tunecino.

No obstante, la segunda fase de la conferencia onusiana debe abordar otros retos, entre ellos la gestión mundial de Internet.

La CMSI es la primera conferencia onusiana en dos etapas. Esta decisión es fruto de un laborioso compromiso diplomático forjado en junio de 2001 por el secretario general de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

Negándose entonces a elegir entre las dos ciudades candidatas a la organización de la Cumbre: Ginebra y Túnez, Yoshio Utsumi siguió las recomendaciones del máximo directivo de la ONU. Kofi Annan quería efectivamente una decisión de consenso. Esa opción de hacerla en las dos ciudades resulta problemática cuando falta poco para la 2ª fase de la CMSI, prevista a partir del 16 de noviembre en Túnez.

En los últimos meses, el gobierno tunecino ha acentuado las medidas de intimidación a los opositores al régimen del presidente Ben Ali. Tal actitud es denunciada por numerosas organizaciones de defensa de los derechos humanos.

Resultado: varias personalidades tunecinas de la oposición han iniciado en octubre una huelga de hambre. Con el fin de apoyar tanto a los opositores como al resto de la sociedad civil tunecina no reconocida por el régimen de Ben Ali, las ONG de Suiza y del resto del mundo organizan una "cumbre ciudadana" que debe realizarse al margen de la conferencia oficial.

El tema que incomoda

La denuncia al régimen autoritario tunecino supone podría obstruir a los otros objetivos de la Cumbre. El riesgo es alto.

Tal temor expresa Bruno Lanvin al señalar: "Las acciones de la sociedad civil tienen el mérito de mostrar las lagunas en los países anfitriones y en otros países con respecto a las libertades públicas".

No obstante, el especialista en tecnologías de la información del Banco Mundial precisa: "Para obtener adelantos en este campo es imperioso dejar una salida a los gobiernos que son objeto de crítica. De lo contrario sólo presenciaremos una acción de denuncia sin efecto".

A propósito, el antiguo ejecutivo de la Televisión de la Suiza francesa, Guillaume Chenevière, es tácito: "Sería muy grave que las discusiones en Túnez sobre la sociedad de la información oculten los derechos humanos y el respeto de las libertades públicas".

Tal como recalca Chenevière, quien también es miembro de la plataforma de las ONG suizas para la sociedad de la información, el régimen tunecino no es ciertamente el único gobierno - nada sería más falso-, que refrena la libertad de expresión.

En consecuencia, teme que la cumbre de Túnez no admita los documentos privados que hacen referencia a los derechos humanos.

Fragmentación de la red

La reunión tunecina podría convertirse en teatro de otro torneo mayor: el estallido de Internet en varios sistemas de gestión competitivos. Así lo presiente Viviane Reding.

La comisaria europea encargada de las tecnologías de la información considera que la ausencia de consenso sobre el gobierno de Internet socava la universalidad de la Red de Redes.

Estados Unidos, que controla indirectamente la gestión de la Red mediante la sociedad californiana ICANN, supone que un cambio de la situación actual (deseado por la mayoría de los otros participantes en la CMSI) podría frenar la eficacia de la red instaurando una gestión burocrática.

Los estadounidenses consideran que ellos son los mejores garantes de la libertad de expresión en Internet.

"En este expediente, tal como en los otros abordados por la CMSI, se plantea la cuestión del gobierno mundial", señala Guillaume Chenevière.

Antes de precisar: "Las delegaciones gubernamentales pueden poner las bases de una sociedad de la información abierta y participativa. Pero también pueden conformarse con una versión menos ambiciosa donde las tecnologías de la información y de la comunicación(TIC)sólo serían buenas para favorecer el comercio y la circulación de capitales".

Dicho de otro modo, la CMSI no necesita un catálogo de voluntades piadosas. Es imperioso que los participantes en la Cumbre de Túnez adopten medidas de control y mecanismos de seguimiento para verificar que los Estados aplican los compromisos adquiridos en favor de las personas o países más pobres.

Logros de la CMSI

El deseo oficial de Túnez es además que la conferencia que acoge sea bautizada "Cumbre de las soluciones".

En cualquier caso, la Cumbre ya puede jactarse de algunos logros. "La CMSI ha conseguido empuñar un tema -la sociedad de la información-, que plantea tantas interrogaciones técnicas como consideraciones filosóficas", subraya Bruno Lanvin.

El experto añade: "A pesar de esta complejidad, los participantes en la CMSI han podido hacer adelantos significativos en la primera fase, en Ginebra, y en los trabajos preparatorios de la segunda fase".

Guillaume Chenevière comparte esa opinión: "La CMSI ha logrado lanzar el debate sobre la sociedad de la información".

swissinfo, Frédéric Burnand, Ginebra
Traducción: Juan Espinoza

Contexto

- La idea de la Cumbre Mundial de la Sociedad de la Información fue lanzada durante la conferencia de la UIT, en Minneapolis, en 1998.

- La primera fase se llevó a cabo en diciembre de 2003 en Ginebra, a invitación del Gobierno suizo.

- Los participantes adoptaron una Declaración de Principios y un Plan de Acción.

- La seguda fase de la CMSI se desarrolla en noviembre de 2005 en Túnez, a invitación del Gobierno tunecino.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×