Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La crisis, una oportunidad para construir otro mundo

Cinco presidentes sudamericanos en Belém, unidos contra el capitalismo.

(Keystone)

El desplome del sistema financiero internacional y sus repercusiones en la economía real, entre los temas fuertes del Foro Social Mundial de Belém. Para refundar el sistema económico, emergieron algunas pistas.

"El dios mercado ha muerto. Los países ricos, que se sentían infalibles y consideraban incompetentes a los países más pobres, provocaron la crisis y ya no tienen nada que enseñar a nadie. La gente decía que otro mundo era posible. Hoy decimos que otro mundo no sólo es posible sino que es imprescindible".

El presidente brasileño, Luiz Inacio da Silva, con sus homólogos Hugo Chávez (Venezuela), Evo Morales (Bolivia), Rafael Correa (Ecuador) y Fernando Lugo (Paraguay), suscitó una aclamación enorme entre los cerca de 10.000 participantes a un debate sobre los desafíos de la crisis en América Latina.

Su diagnóstico era compartido por todo el Foro Social Mundial. El sistema financiero ha fallado y con él, la teoría económica que se llama neoliberalismo, señaló el profesor peruano Oscar Ugarteche, durante un seminario sobre la crisis y sus consecuencias.

Según Frei Betto, una de las voces más influyentes del movimiento altermundialista, "aun si es cierto que en el sistema capitalista la crisis es cíclica, esta vez la situación es muy diferente, porque la lógica de hace unos años se invirtió y la especulación dominó a la producción.

El mundo ha vivido en una bola de riqueza virtual que explotó y las primeras víctimas de esta explosión fueron, evidentemente, los más pobres".

Proyectos concretos

La reflexión que se desarrolló en las tiendas de campaña y en la salas de la Universidad de Belém –donde tiene lugar el Foro- no se limitó a la condena de un sistema y a un debate puramente ideológico.

Como señaló Antonio Martins, periodista y cofundador del Foro, durante los debates se exploraron pistas, algunas ya conocidas, para "transformar los valores en proyectos concretos".

El suizo Bruno Gurtner, presidente del 'Tax Justice Network', una red que combate los paraísos fiscales, evocó por ejemplo, la necesidad de instaurar estándares internacionales para una mayor transparencia en la contabilidad de las filiales de las trasnacionales, "para que ya no puedan enviar los beneficios hacia un país donde paguen menos impuestos".

"Los paraísos fiscales han jugado un papel muy importante en la crisis. Sólo hay que pensar que dos terceras partes de lo 'hedge funds' están en esos Estados, señaló Gurtner.

Otra idea es instaurar una tasa internacional sobre las transacciones financieras, una versión mejorada de la Tasa Tobin, cuyos beneficios podrían ser utilizados para financiar la realización de los Objetivos del Milenio de la ONU.

¿Productos financieros como los medicamentos?

En el Foro Social se habló también de la necesidad de aumentar los organismos de control de las finanzas. Gurtner duda, sin embargo, que sea posible controlar un mercado tan complejo. "Los mecanismos financieros, apuntó a su vez Jerse Christensen, director de TJN, son tan obscuros que incluso los especialistas ya no comprenden nada".

Andreas Missbach, experto en finanzas de la ONG suiza Declaración de Berna, desearía "la introducción de reglamentaciones para la venta de productos financieros, un poco como sucede con los medicamentos". Una propuesta presentada incluso en el Foro Económico de Davos por el profesor Peter Ulrich de la Universidad de San Gall.

Refundar el sistema

Pero la exigencia que ha surgido de manera más generaliza en Belém es la de refundar el sistema económico sobre los principios del bien público, de sustentabilidad e inclusión de los desfavorecidos.

"El modelo según el cual todas las decisiones de producción y consumo son adoptadas al nivel individual ya no es idóneo, porque lleva a la destrucción del planeta", afirmó Antonio Martins.

Si toda la población mundial tuviera un estilo de vida como el de los estadounidenses, explicó por su parte Fri Betto, necesitaríamos al menos cinco planetas para satisfacer nuestras exigencias.

Crisis como oportunidad

Desde esta óptica, la crisis podría representar una oportunidad. Por ejemplo, invirtiendo en las centrales eólicas, como propone en nuevo presidente estadounidense, Barack Obama, "podríamos apoyar la economía y al mismo tiempo, contener la crisis climática y energética", indicó Oscar Ugarteche.

"Nuestros gobiernos han gastado miles de millones para salvar al sistema financiero", agregó Martins. "No tenemos nada en contra, pero eso demuestra incluso que la idea de que los Estados no podían crear dinero es falsa.

¿Cuántas veces hemos escuchado 'no, es una medida inflacionista"?, cuando hemos pedido aumentar la asistencia social?".

Martins propone que por cada franco entregado a los bancos, se destine otro a los servicios públicos, las ferrovías, la energía solar, para el acceso gratuito a Internet, y un tercer franco para la redistribución directa de las rentas, como el salario mínimo de reinserción que existe en Europa o la "bolsa familia" (ayuda a los pobres) de Brasil.

"Son medidas no solamente indispensables, sino que tienen también un impacto positivo en el empleo", dijo.

Para evitar que las propuestas fuertes se pierdan en un mar de reivindicaciones, este año los participantes han decidido elaborar una síntesis el último día. Un nuevo modo de proceder para el Foro, que espera de esta manera dar un mayor relieve a su mensaje.

swissinfo, Daniele Mariani, Belém
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

FSM VIII EDICIÓN

El Foro Social Mundial (FSM) fue organizado por primera vez en 2001 en la ciudad de Porto Alegre.

La manifestación nació como respuesta al Foro Económico Mundial de Davos, que se realiza en el mismo periodo en la estación alpina suiza.

En sus ediciones 2002, 2003 y 2005, el FSM se realizó también en Porto Alegre.

En 2004, la sede fue Mumbay, en la India.

La sexta edición se celebró en varios puntos del mundo: en Caracas, Venezuela, Bamako, Mali, y Karachi, Pakistán.

La más reciente edición se realizó en 2007 en Nairobi, Kenia.

Este 2008, vuelve a Brasil, pero esta vez en Belém.

El lema de todas las ediciones ha sido 'Otro mundo es posible'.

Fin del recuadro

Cinco presidentes en Belém

Cinco líderes de la izquierda sudamericana se encontraron el jueves (29.01) en Belém para "pasar a la ofensiva" contra el capitalismo, como dijo e presidente venezolano Hugo Chávez.

El dirigente boliviano, Evo Morales, propuso lanzar una campaña mundial para la reforma del Consejo de Seguridad de la ONU, para la construcción de un nuevo orden económico mundial y en pro del ambiente.

El ecuatoriano, Rafael Correa y el paraguayo, Fernando Lugo, hicieron un llamado por un "socialismo del Siglo XXI" en América Latina.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×