Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La diplomacia israelí, en posición de fuerza

Entierro de un miembro de Hamas en Rafah.

(Keystone)

De manera contraria a precedentes ofensivas militares israelíes, en particular, en Líbano, la conducida en Gaza suscita reacciones moderadas, especialmente por parte de Suiza y de otros países occidentales. Dos especialistas explican porqué.

"Los propios dirigentes israelíes califican las reacciones de la comunidad internacional de muy comprensivas. De hecho, estas reacciones representan un corte con las generadas por operaciones previas, tanto en 2006 en Líbano como en 2002 con la toma del campo de Djénine en Cisjordania", destaca Pascal de Crousaz, investigador y especialista en Oriente Medio.

Añade que en los últimos tiempos, "la diplomacia israelí se regocijaba de haber recuperado puntos en la escena internacional, como lo muestran los privilegiados acuerdos que acaba de celebrar el Estado hebreo con la Unión Europea."

Prudencia suiza

Suiza parece dar prueba de una prudencia mayor que en otras ocasiones, en particular al denunciar, en primer término, a Hamas, y sus tiros de misiles a partir de la Franja de Gaza, en dirección de Israel, en un comunicado de prensa del Ministerio de Exteriores del pasado 27 de diciembre.

Es el punto de vista de Yves Besson. El otrora diplomático suizo explica esta actitud por consideraciones internas.

"Micheline Calmy-Rey -ministra de Exteriores –recibió un tirón de orejas por parte del resto del Gobierno suizo, a raíz de sus críticas contra el Estado hebreo, durante la guerra entre Israel y el Hezbollá libanés en 2006", recuerda.

"Suiza desea seguramente no señalarse mucho en primera línea frente a Israel, después de las tensiones suscitadas por el acuerdo comercial en materia de gas entre Berna y Teherán en 2007", agrega.

Prudencia occidental

La actual prudencia suiza es también emblemática de la posición de los países occidentales. "La situación es muy diferente de la de Líbano en 2006, considera al investigador ginebrino. En Gaza, no tenemos qué ver con un Estado soberano. Hamas tomó el control por la fuerza, aun cuando anteriormente había ganado las elecciones."

Pascal de Crousaz añade: "A las cancillerías occidentales no les agradaría que el Gobierno de Hamas se perpetuara en el poder en Gaza, por el contrario, el radicalismo islamista es mal visto por la presa en los países occidentales."

Una opinión que comparte Yves Besson: "Muchas cancillerías, incluso en el mundo árabe y en la Autoridad Palestina, estarían muy satisfechas deshacerse de Hamas. En este sentido, Suiza seguramente no quiere aparecer como el único partidario occidental de Hamas."

A la espera de Obama

Yves Besson considera también poco probable que el Hezbollá libanés corra en ayuda de Hamas: "Su mentor iraní no quiere perder la oportunidad de un diálogo con la nueva administración Obama en Estados Unidos."

Un nuevo presidente estadounidense, (en funciones desde este mes de enero) cuyo silencio sobre Gaza asombra a los medios de comunicación, pero no a Pascal de Crousaz: "Barack Obama no quiere exponerse inútilmente con un tema tan polémico y revelar demasiado pronto su plan de batalla."

Recuerda que las prioridades del nuevo presidente para el Oriente Medio son más bien Irak y el expediente nuclear iraní.

Resultado: "Los Israelíes aprovechan del interregno en Estados Unidos para actuar con una determinada impunidad, puesto que tienen el apoyo del presidente saliente Georges W. Bush", destaca Pascal de Crousaz.

"Todo eso es perfectamente cínico si se piensa en la suerte de la población civil de Gaza. Pero no se hace buena diplomacia con buenos sentimientos", apunta por su parte Yves Besson.

El otrora diplomático no excluye que la prudencia de los occidentales tenga como perspectiva una fuerte presión para un acuerdo global de paz entre Israel y los palestinos, una vez instalada la nueva administración estadounidense.

swissinfo, Frédéric Burnand, Ginebra
(Traducción, Marcela Águila Rubín)

PRIORIDAD PARA BERNA

El acceso humanitario a la Franja de Gaza es la prioridad de la diplomacia suiza, según el embajador Jean-Daniel Ruch, encargado de misiones especiales.

"La población civil (de la Franja de Gaza) paga un pesado tributo. La situación humanitaria, que ya era mala (debido al embargo israelí), se deterioró", destaca.

"Es necesario que la ayuda humanitaria (medicamentos y comida, en particular,) pueda ingresar en mayores cantidades a la Franja de Gaza".

Al nivel político, el embajador Ruch declara a la Agencia Telegráfica Suiza (ATS) que Suiza no está implicada en las negociaciones diplomáticos en curso.

Suiza mantuvo contactos con dirigentes de Hamas tras las elecciones de enero de 2006.

La diplomacia suiza contribuyó en 2006 a la redacción de un documento destinado a facilitar los a debates entre Israel y Hamas.

Fin del recuadro
(swissinfo.ch)


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes