Navigation

La economía suiza seguirá desacelerándose en 2002

La coyuntura helvética experimentará una desaceleración el próximo año tras alcanzar su máximo dinamismo en 2000, según los pronósticos de los dos principales bancos comerciales de Alemania, el Deutsche Bank Research y el Dresdner Bank.

Este contenido fue publicado el 11 diciembre 2000 - 09:57

Este año la economía suiza crecerá un 3 por ciento con respecto a 1999. La desaceleración comenzará en 2001, con un incremento del 2,75 por ciento. El crecimiento seguirá experimentando un "suave aterrizaje" en 2002.

Según los últimos informes del Deutsche Bank Research y del Dresdner Bank, la robustez de la economía suiza se debe no en último término al fuerte estímulo proveniente de la zona euro.

La demanda de los consumidores suizos continuará siendo elevada debido al aumento marcadamente equitativo de los salarios y a una situación laboral persistentemente favorable.

Esta situación se verá respaldada por un clima de consumo positivo, debido a que los hogares perciben especialmente que la seguridad del empleo ha mejorado, sostienen los expertos.

En 2002 el crecimiento puede desacelerarse, según los pronósticos, debido a la declinación de la demanda en la zona euro, cuyo crecimiento será para entonces inferior al 3 por ciento, después del aumento del 3,5 por ciento que registrará en el presente año y al 3,25 por ciento en 2001, y a un menor crecimiento del salario real.

A la luz del crecimiento global, la estabilidad en el uso de la capacidad instalada se beneficiará de este enfriamiento. El sólido ritmo de crecimiento se ve reflejado asimismo en el mercado laboral, señalan los analistas.

La tasa de desempleo se redujo al 1,7 por ciento en octubre, el nivel más bajo en los últimos nueve años. A comienzos de 1997 esta tasa era del 5,7 por ciento. Las empresas suizas se quejan de un incremento de la escasez de personal cualificado.

El desempleo en Suiza puede caer levemente por debajo del 2 por ciento en 2001 e incrementarse fuertemente en 2002, gracias al desarrollo económico, según los economistas de los dos importante bancos comerciales alemanes.

El franco suizo se ha debilitado recientemente frente al euro y los analistas aguardan una mayor depreciación todavía, debido a que la moneda única europea se recuperará frente al dólar estadounidense. Sin embargo, esa recuperación será probablemente menos pronunciada de lo que se esperaba hasta ahora.

Particularmente debido a la evolución de los precios del crudo, la inflación ha caído por debajo del 2 por ciento en Suiza.

"La baja tasa de aumento de los precios en los rubros esenciales indica que hay pocos riesgos internos de que se produzca una desestabilización", afirma Bernhard Gräf, economista del Deutsche Bank Research.

Si bien el Banco Nacional Suizo (BNS) no ha seguido esta vez los pasos del Banco Central Europeo en su último aumento de las tasas de interés, "su política será más rigurosa en los próximos meses", coinciden en vaticinar los analistas.

En resumen, los riesgos para este escenario podrían sobrevenir si se produjera una política más restrictiva del BNS; una mayor apreciación del franco suizo frente al euro; un nuevo aumento de los precios del petróleo, con una consecuente pérdida del ingreso real; así como un eventual crecimiento económico más lento en la zona del euro.

Juan Carlos Tellechea, Berlín

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.