Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

La Unión Europea inflige a Suiza nuevos impuestos

Algunas exportaciones suizas a la Unión Europea deberán pagar impuestos.

(Keystone)

A partir del 1 de marzo, la UE aplicará un nuevo impuesto a los productos importados por Suiza que sean reexportados en Europa.

Suiza anunció que hará todo lo posible para oponerse a esta medida, cuyos fundamentos las autoridades aún ignoran.

Sube la tensión entre Suiza y Bruselas. Sin prevenir, la Unión Europea adoptó esta decisión de manera unilateral.

“Se trata de un cambio sorprendente”, señaló a swissinfo Stephan Schmid, vocero de la Oficina de Integración Suiza-EU.

“Berna hará todo lo posible para impedir que esta medida no entre en vigor”, precisó el portavoz. Por el momento, Bruselas no ha enviado ninguna información oficial al respecto. Las autoridades federales se enteraron de la decisión a través de la prensa.

Acuerdo de 1972

“Mientras no tengamos acceso a los considerandos de la decisión, es imposible conocer los motivos de nuestro primer socio económico”, agregó Stephan Schmid.

Pero lo que es seguro, es que esta nueva interpretación del acuerdo de libre comercio de 1972, realizado por la Unión Europea, podría costar caro a Suiza.

“Esta medida afectará al conjunto de la industria, según Urs Jaun de la División de Circulación Internacional de Mercaderías, de la Secretaría de Economía (Seco).

Algunas empresas compran artículos de consumo en Europa, los importan a Suiza, donde las almacenan o transforman, antes de venderlos en los países de la UE.

Centros logísticos

Los productos que sólo transitan no están considerados en esta disposición. “Es el caso de los centros de logística o de las firmas de venta por correspondencia que tienen sus bodegas en Suiza”, agregó Urs Jaun.

A pesar de que las consecuencias de esta decisión para la economía helvética no se pueden evaluar en cifras, el monto podría ser muy importante.

Es la opinión de Swissmem, órgano de la Industria de Maquinarias, Equipos Eléctricos y Metales. “Las repercusiones son difíciles de evaluar”, señala la portavoz Dorotea Tiefenauer.

“Las empresas suizas encontrarán dificultades frente a la competencia”, agregó.

Situación geográfica

Hasta ahora, las reexportaciones hacia la UE y a los países de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA) no pagaban derechos de aduanas.

Este procedimiento se basa en los acuerdos de libre comercio de 1972 firmados por Suiza con la UE y EFTA. Con esta modificación, la Unión Europea desea darle una nueva interpretación al convenio.

En caso de que la medida se aplique a todos los países de la EFTA (Suiza, Noruega, Liechtenstein, Islanda), por su posición geográfica, Suiza se verá particularmente afectado, estima Urs Jaun.

“Tenemos contactos con la comunidad de Estados miembros, pero no podemos decir aún nada sobre cómo las autoridades tienen pensado reaccionar”.

Discusiones encendidas

Una cosa es segura, las discusiones entre Berna y Bruselas se prolongarán y las negociaciones bilaterales II provocarán nuevos debates.

La visita, la semana pasada, del presidente de la Confederación Joseph Deiss a Dublín demostró el estancamiento en que se encuentran las negociaciones.

Este nuevo endurecimiento de las relaciones comerciales entre Suiza y la Unión Europea es, sin duda, un medio de incrementar la presión sobre los negociadores suizos.

Opinión que no comparte la Oficina de Integración. “No se puede establecer una relación entre las negociaciones bilaterales y la decisión de Brusuleas”, subraya Stephan Schmid.

El portavoz reitera que la UE desea que el acuerdo sobre la fiscalidad del ahorro entre en vigor en el 2005, mientras que para Suiza, la cuestión del tiempo no es tan crucial.

Por el contrario, señaló, el contenido y su sentido global es lo que concentra la atención de los negociadores.

swissinfo, Jean-Didier Revoin
(Traducción : Alberto Dufey)

Contexto

Es una nueva interpretación del acuerdo de libre comercio de 1972 entre la UE y Suiza.

Algunas empresas compran artículos de consumo en Europa, los importan a Suiza, donde las almacenan o transforman, antes de venderlos en los países de la UE.

Estos productos se verán afectados por nuevos impuestos.

El Gobierno helvético estudia la forma de reaccionar.

La medida afecta a los países miembros de la EFTA (Suiza, Noruega, Liechtenstein, Islanda.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes