Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Les relaciones chino-suizas, viento en popa

Micheline Calmy-Rey durante su encuentro con Li Zhaoxing.

(Keystone)

La responsable suiza de la cartera de Exteriores, Micheline Calmy-Rey, recibió este jueves en Berna a su homólogo chino, Li Zhaoxing.

Los ministros abordaron asuntos comerciales, pero también hablaron de derechos humanos. La visita del representante de Pekín confirma el excelente estado de las relaciones bilaterales.

Durante una corta escala en suiza este jueves, el ministro chino de Exteriores, Li Zhaoxing, se entrevistó con su homóloga, Micheline Calmy-Rey y con el presidente de la Confederación, Moritz Leuenberger.

A pregunta expresa de los periodistas, el representante de Pekín señaló que "China ha firmado más convenciones en materia de derechos humanos que Estados Unidos".

Li Zhaoxing reconoció, sin embargo, que el proceso es largo, que China trabaja intensamente y que "falta mucho por hacer" en el terreno, para lo que cuenta, en particular, con la colaboración de Suiza.

La responsable de la diplomacia helvética, por su parte, confirmó que el diálogo establecido entre los dos países desde 1991 "ha permitido una mejor comprensión de una y otra parte".

Intensificar el diálogo

De acuerdo con la ministra, "Suiza y China desean intensificar y estructurar sus relaciones basadas en dos pilares, el diálogo político -que comprende el asunto de los derechos humanos- y la cooperación económica y científica".

"Durante nuestro encuentro -subrayó- abordamos el asunto de los derechos humanos y podemos decir que con nuestro interlocutor chino es posible hablar sin tabúes".

Añadió que, además del tema de los derechos humanos, forman parte de la agenda bilateral de cooperación la economía, la ciencia y la educación.

"Suiza es uno de los pocos países en los que el saldo de la balanza comercial con China es positivo. Para fortalecer las relaciones en el marco de los países de la AELE (Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza) evaluamos la posibilidad de concluir un acuerdo de libre comercio con ese país", explicó la ministra.

Micheline Calmy-Rey destacó igualmente la voluntad "de abrir próximamente una casa suiza de la ciencia en Shangai, y de desarrollar, a partir del 2008, un programa común en el campo de la investigación y la educación".

Una larga amistad

La visita a Suiza de Li Zhaoxing confirma que las relaciones bilaterales son excelentes, como en los años noventa, antes del incidente diplomático -sobre el caso del Tibet- del 24 de marzo de 1999 en Berna.

Desde 1950, Suiza fue uno de los primeros países europeos en reconocer a la República Popular de China. Un gesto muy apreciado por el régimen comunista y que abrió la vía para un primer acuerdo comercial (en 1974) y un rápido fortalecimiento de las relaciones económicas desde la apertura del mercado chino tras la muerte de Mao Tse Tung.

Pero en 1999, cuando los dos países se disponían a celebrar sus 50 años de "amistad", un incidente diplomático vino a perturbar el intenso diálogo establecido en el curso de los años precedentes, un diálogo que comprendía también el tema de los derechos humanos.

Una manifestación pro-tibetana realizada durante la visita a Berna del presidente chino Jian Zemin provocó la cólera del huésped del gobierno suizo, que llegó a declarar: "Suiza perdió un amigo".

La diplomacia se aplicó entonces a tratar de hacer olvidar ese delicado episodio. Las relaciones económicas bilaterales casi no resultaron afectadas.

Crecimiento de intercambios

En el curso de los últimos años, China se convirtió en el segundo socio económico de Suiza en Asia, luego de Japón. Con la inclusión de Hong Kong es, incluso, el primero.

Las exportaciones suizas hacia el mercado de la China continental registraron crecimientos anules superiores al 20%. Como resultado, se han más que duplicado desde el año 2000.

La economía china se interesa particularmente en la maquinaria suiza, que representa más del 50% de las exportaciones helvéticas. Pero los chinos aprecian igualmente los relojes suizos, los medicamentos y los productos químicos.

Un crecimiento prácticamente análogo se registró también en el sector de las importaciones de productos chinos, que pasaron de 418 millones de francos en 1990 a más de 3 mil millones en el 2005. Suiza importa sobre todo máquinas, pero también textiles.

Mientras que Suiza mantiene el flujo de capitales hacia China –5 mil millones a finales del 2004-, la industria suiza del turismo atrae un creciente número de visitantes chinos, con un incremento incluso de 100% el año pasado.

swissinfo

Contexto

1950: Suiza es de los primeros países occidentales en reconocer a la República Popular de China.

1974: primer acuerdo comercial.

1980: el constructor suizo de ascensore Schindler concluye la primera 'joint venture' entre una firma suiza y una firme china.

1996: primera visita a China de un presidente de la Confederación: Jean-Pascal Delamuraz.

1999: incidente diplomático a causa de una manifestación pro-tibetana durante la visita del président chino Jiang Zemin a Berna.

2003: visita à Pekin del president de la Confederación, Pascal Couchepin.

Fin del recuadro

Datos clave

China es el quinto cliente de productos suizos en el mundo.
Las exportaciones suizas a China pasaron de 415 millones de francos en 1990 a 3.075 millones en el 2004.
Las importaciones pasaron de 418 millones en 1990 a 2.827 en el 2004.
Suiza es el 15 inversionista en China con un flujo de capitales equivalente a 5 mil millones de francos a finales del 2004.

Fin del recuadro


Enlaces

×