Navigation

Ley de Asilo: adaptaciones conforme al derecho europeo

Un centro de recepción para refugiados en Basilea. Dominic Buettner/pixsil.com

El derecho al asilo en Suiza debe adaptarse a las regulaciones de la Unión Europea. Con la revisión de la Ley del Asilo se busca especialmente evitar los abusos.

Este contenido fue publicado el 18 septiembre 2006 - 16:52

Los suizos están llamados a las urnas el próximo 24 de septiembre debido a que diversos comités de izquierda y agrupaciones respaldadas por las iglesias lanzaron un referéndum en contra de esta modificación legislativa.

Suiza tiene una tradición humanitaria de más de un siglo. La protección de personas perseguidas quedó inscrita en la Ley de Asilo de 1979. Una legislación que ha sido revisada en ocho ocasiones y que en esta última ocasión debió adecuarse al derecho europeo.

Diversas medidas incluidas en el nuevo proyecto de ley buscan reforzar la lucha en contra de abusos a la legislación sobre el asilo. No obstante, la tradición humanitaria de Suiza debe conservarse: los perseguidos deben seguir gozando de protección.

En el centro de las modificaciones se encuentran tres imposiciones para limitar posibles arbitrariedades a la hora de conceder refugio a los que lo solicitan y para mejorar la situación de los ya aceptados.

Documentos oficiales necesarios

La revisión de esta Ley de Asilo asienta que las solicitudes de las personas que no presenten sus documentos de identidad no serán evaluadas.

La única manera de que el solicitante evite este rechazo automático será cuando presente razones creíbles que argumenten dicha carencia o cuando sea evidente su condición de refugiado.

Para identificarse requerirá forzosamente de un documento de viaje o un documento oficial. Los certificados de estudio o la licencia de conducir ya no podrán ser aceptados.

Fin de la ayuda social y medidas de presión

En caso de que se otorgue una respuesta negativa a la solicitud, la persona concernida dejará de recibir ayuda social y sólo podrá recibir ayuda de emergencia. Hasta ahora, este proceder sólo se contemplaba para las personas cuyas solicitudes no eran tratadas.

Finalmente, la nueva legislación amplía las medidas de presión para que los extranjeros con solicitudes de asilo denegadas o que ni siquiera fueron aceptadas a trámite puedan permanecer más tiempo tras las rejas, hasta que sean repatriados.

Aquel que haya recibido una orden de salida y se oponga a abandonar el país podrá permanecer hasta dos años en prisión.

Mejoras de la situación de los que ya han sido aceptados

Las personas que han recibido un permiso provisional para permanecer en el país (sin haber recibido el estatus de refugiado), deben obtener mayores oportunidades para mejorar sus condiciones de vida en Suiza.

La legislación prevé que a estas personas se les facilite el acceso al mercado de trabajo, así como la reunificación familiar pasados los tres años de estancia en Suiza.

Pros y contras

"Esta revisión de la Ley de Asilo evitará los abusos que hasta ahora se han presentado", explica el diputado zuriqués, Ueli Maurer, presidente de la Unión Democrática del Centro (UDC), ferviente precursor de la nueva legislación.

"Prevemos medidas puntuales para que toda la gente que entra en nuestro país de manera ilegal y quiere permanecer aquí, pueda ser expulsada con rapidez", dice en conversación con swissinfo.

La diputada bernesa, Ursula Wyss, vicepresidenta del Partido Socialista Suizo (PSS) lucha en un comité contra el proyecto de ley. "Esta ley lamentablemente no combate el abuso", sostiene.

El problema de la criminalidad

"Crea otros problemas adicionales, sobre todo en las ciudades, en donde se obliga a la criminalidad, a la ilegalidad." Además, Wyss teme que los verdaderos refugiados vean reducidas sus oportunidades de ser aceptados con la nueva legislación.

"Los que realmente sean refugiados podrán contar en el futuro con un procedimiento justo", subraya por su parte Maurer. Pero muchas personas vienen a Suiza "para convertirse en delincuentes. No quieren integrarse. Y debemos ponerles un alto".

Sin embargo, Wyss considera que el derecho penal es suficiente para procesar a los solicitantes de asilo criminales. "Pero encerrar en la cárcel a alguien sólo porque no tiene el pasaporte consigo, eso es absurdo, y además, desde el punto de vista económico, resultaría enormemente caro."

Decidirá la mayoría ciudadana

Ya que se han reunido las firmas necesarias en contra de la propuesta de ley se realizará un referéndum para que la ciudadanía tome la última palabra al respecto el próximo 24 de septiembre de 2006.

En caso de que la mayoría de los ciudadanos suizos que acudan a las urnas voten la revisión legislativa en torno al asilo, la nueva ley entraría en vigor el 1° de enero de 2008. Incluso algunas disposiciones como las medidas de presión podrían ser puestas en marcha por decreto desde principios de 2007.

swissinfo, Christian Raaflaub
(Traducido del alemán por Patricia Islas Züttel)

Los cambios

-No se aceptará la solicitud de asilo en caso de que falten las identificaciones necesarias:
Los documentos de identidad o de viaje deben ser entregados para comprobar la identidad del solicitante. Los verdaderos refugiados recibirán asilo, pese a no contar con sus documentos.

-Suspensión de la ayuda social:
Los solicitantes de asilo rechazados sólo podrán recibir ayuda de emergencia.

-Medidas de presión:
Serán dispuestas para asegurar la salida de las personas a las que les fue denegada la solicitud o el asilo tras la evaluación de su expediente. Entre las medidas se incluye la orden de arresto, aprobada por el Parlamento Federal.

-Acogida provisional:
A aquellas personas que puedan permanecer en Suiza temporalmente se les facilitará el acceso al mercado laboral y se les reconocerá el derecho a la reunificación familiar tras tres años de estancia en Suiza.

-Regulación para casos difíciles:
Se ampliarán las posibilidades para un arreglo en los denominados casos complicados en los que el solicitante de asilo haya sido rechazado.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.