Navigation

Más sueldo para todos

Paul Rechsteiner, en primer plano, y Serge Gaillard, presidente y secretario de la USS, respectivamente. Keystone

La Unión Sindical Suiza (USS) considera que la desaceleración económica no es razón para no adaptar los salarios reales. En las próximas negociaciones del ramo pedirá un aumento general de un 5% en promedio.

Este contenido fue publicado el 15 agosto 2001 - 15:38

La recuperación económica iniciada en 1996 no ha beneficiado a los asalariados, sino a las empresas y, en particular, a los cuadros superiores, según la Unión Sindical Suiza (USS).

"Para los asalariados, los años 90 fueron años perdidos", recordó este miércoles en Berna, Serge Gaillard, secretario de la USS, para subrayar que el poder adquisitivo de los mismos disminuyó más del 5% entre 1990 y 1998.

Bajar los sueldos de los directivos

"Aumentar los salarios 'normales', bajar los salarios de los directivos" será, por consiguiente, uno de los puntos clave en la próxima ronda de negociaciones salariales, según Gaillard.

La desaceleración económica prevista servirá de pretexto para no aumentar los sueldos de forma significativa, pero eso no impedirá que los sindicatos luchen por una subida general de los salarios reales.

La explosión de los sueldos de los directivos ha puesto de manifiesto que las empresas disponen de medios para incrementar la masa salarial. Serge Gaillard estima que, en caso de necesidad, pueden disminuir la renumeración de los ejecutivos.

Efectos "funestos" de la individualización

Los aumentos no sólo son merecidos y justos, sino que "se justifican desde un punto de vista económico", según el presidente de la USS, Paul Rechsteiner, quien se congratuló de los ligeros incrementos salariales obtenidos en 2000 para este año.

Los esfuerzos de los sindicatos permitieron invertir la "funesta" tendencia a la individualización de los sueldos en beneficio de aumentos generales, señaló.

Inquietante, sin embargo, sigue siendo la situación en los sectores de baja remuneración, pese al éxito mesurado de la campaña para la supresión de los salarios netos inferiores a los 3.000 francos mensuales, que se dan en sectores como la agricultura, el textil y la confección.

Finalmente, la USS exige que las medidas colaterales a la libre circulación de personas entren en vigor simultáneamente con los acuerdos bilaterales suscritos con la Unión Europea , y no dos años después de éstos.

swissinfo y agencias

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Los comentarios de este artículo han sido desactivados. Puede encontrar una visión general de los debates en curso con nuestros periodistas aquí. Por favor, únase a nosotros!

Si quiere iniciar una conversación sobre un tema planteado en este artículo o quiere informar de errores factuales, envíenos un correo electrónico a spanish@swissinfo.ch.

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.