Navigation

Skiplink navigation

Metas de la Asociación Empresarial Mexicano-Suiza

La Asociación Empresarial Mexicano-Suiza consolida sus filas. Keystone

La Asociación Empresarial Mexicano-Suiza (AEMS) se empeña en rejuvenecer y consolidar sus filas sobre la base de un nuevo Código de ética.

Este contenido fue publicado el 30 septiembre 2004 - 11:47

El ejecutivo de la AEMS, Karl Frei, está convencido de que la presencia de emprearios suizos es sinónimo de productos de calidad.

“En este momento, mi meta es rejuvenecer la asociación y traerle sangre nueva, porque durante los últimos años no han ingresados tantos nuevos socios; tampoco hemos tenido la oportunidad de tener contactos con Suizos que vienen a México”.

Esta es la meta de Karl Frei, presidente de la AEMS que agrupa a un centenar de empresarios suizos y mexicanos.

Creada en 1972, la asociación fue lanzada en un principio como un foro donde pudieran reunirse los altos ejecutivos de las grandes empresas helvéticas, muchos de los cuales, hoy, ya no son suizos.

Nueva membresía

En pleno proceso de reforma de sus estatutos, la AEMS se propone añadir nuevos miembros a sus filas. Para ello, su Asamblea general del próximo 22 de octubre, considerará la posibilidad de que tanto las personas como las empresas sean socios. Hasta ahora sólo son las personas.

Este cambio permitiría a las grandes compañías, cuyos altos ejecutivos no siempre son suizos o cambian regularmente, mantener un contacto más estrecho y permanente.

Además, abriría la puerta a empresas mexicanas que tienen lazos con Suiza, sin importar la nacionalidad de su dueño o la presencia de accionistas suizos en estas compañías.

No hace falta una cámara de comercio

Sin embargo, la AEMS no tiene la intención de convertirse en una Cámara de comercio, aunque el tema haya sido discutido más de una vez. Diversas razones se oponen a esa transformación.

La principal tiene que ver con su costo. “Se necesita alguien que pague”, recalca Karl Frei. Pero no hay posibilidades de conseguir un apoyo por parte de Suiza. “Y aquí en México, las grandes empresas no tienen un interés porque son las que menos necesitan una cámara de comercio”.

Considera además que no hace falta una cámara en las circunstancias actuales, por el número potencial de empresas suizas que pueden instalarse en México.

Y porque muchas cosas han cambiados últimamente: “Con la globalización, creo que hoy en día es mucho más fácil obtener información sobre lo que pasa aquí en México. O sea a través de Internet, uno obtiene información de la mayoría de las instituciones que están en el país”.

Sin embargo, lo que hace falta, a su juicio, son los canales para que las empresas que necesitan apoyo lo reciban. Pero, en lugar de incrementar los gastos de la asociación, Karl Frei prefiere buscar organizaciones existentes que puedan ofrecer estos servicios.

swissinfo, Patrick-John Buffe, México

Datos clave

- El presidente de la Confederación realizará un visita oficial a México entre el 10 y el 14 de noviembre. Se entrevistará con el presidente Vicente Fox.

- Será el tercer viaje de Joseph Deiss a México, donde estuvo en Monterrey en 2002 y en Cancún en septiembre del 2003.

- Estará acompañado por una comitiva de unos 20 empresarios suizos, quienes viajarán a Monterrey una vez finalizada la gira del presidente.

- En noviembre de 2000, Suiza y los miembros de la EFTA firmaron con México un tratado de libre comercio que entró en vigor el 1º de julio de 2001.

End of insertion

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo